Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior se acerca al Sahel para reforzar políticas migratorias y antiterroristas

España, Francia, Portugal y Marruecos compartirán más datos y formación para garantizar la seguridad

Los representantes de Interior de España, Marruecos, Portugal y Francia, en la cumbre del G4, en Sevilla. Ampliar foto
Los representantes de Interior de España, Marruecos, Portugal y Francia, en la cumbre del G4, en Sevilla.

Trabajar junto a los mandatarios de los países del Sahel para resolver cuestiones migratorias, de yihadismo, de crimen organizado y de narcotráfico. Es uno de los propósitos a los que han llegado este lunes los representantes de Interior de España, Francia, Marruecos y Portugal en la cumbre del G4 celebrada en el Archivo de Indias de Sevilla. "Vamos a tener una reunión el último trimestre del año en Marrakech con el G5, -compuesto por Chad, Burkina Faso, Malí, Níger y Mauritania-, para tratar en origen los efectos de las políticas migratorias y la presión que estamos padeciendo. Esto nos va a permitir tomar políticas comunes", ha declarado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, tras culminar la reunión del G4, quien, en lugar de citar a Mauritania en el G5, ha indicado que será República Centroafricana.

En el encuentro, el cuarto desde que se promovió la creación de este grupo de trabajo en 2013, ha culminado con la rúbrica de la Declaración de Sevilla, un documento que recoge el compromiso de los cuatro países para ser "útiles" que incluye un plan de acción para ejecutar "iniciativas concretas, de carácter operativo, reuniones de expertos y fortalecer mecanismos de cooperación". Intenciones indeterminadas y ahora vacías de contenidos en las que deben, entre otras cuestiones, erradicar las redes de tratas de seres humanos o trabajar para dar respuesta a los 9.496 inmigrantes irregulares que en lo que va de año han arribado a España, un 97,3% más que en 2016, según Interior, y a las personas que llegarán.

"La solidaridad de España está más que demostrada. Estamos dando el tratamiento humano y solidario a las personas que han recorrido miles de kilómetros para poder buscar una vida mejor", ha declarado Zoido tras el encuentro. Hay trabajo por hacer. Los Centros de Internamientos de Extranjeros están colapsados, y en 2016 fallecieron o desaparecieron 295 personas en su intento de llegar a España desde África, el doble que en 2014, según revela el Balance Migratorio 2016 realizado por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, elaborado con datos del Ministerio de Interior, Frontex, Salvamento Marítimo, Cruz Roja...

"Vamos a analizar y gestionar de forma solidaria los flujos migratorios basándonos una responsabilidad compartida. Trabajando en el país de origen para que allí no tengan el deseo y las necesidades de salir", ha añadido Zoido. Una tesis que va en la línea del trabajo realizado por Europa en los acuerdos de La Valeta en noviembre de 2015, donde líderes de 63 países africanos y europeos firmaron un pacto para controlar el tránsito de personas hacia Europa en una cumbre que se cerró con los 1.800 millones de euros anunciados por la Comisión Europea y 78 de los demás países. El G4 se ha posicionado de forma conjunta respecto a este acuerdo para priorizar la cooperación al desarrollo como clave para abordar la cuestión.

En el ámbito del terrorismo, esta reunión, a la que han acudido el ministro marroquí, Abdeluafi Laftit; la ministra portuguesa, Constança Urbano de Sousa; y el embajador francés en España, Yves Saint-Geours, resuelve el compromiso de los cuatro países de fortalecer el intercambio de información, de experiencias, del apoyo técnico y de formación "para una lucha eficaz contra este flagelo y sus fuentes de financiación", se lee en la Declaración de Sevilla. Se marcan el objetivo de detectar a las personas que puedan viajar hacia y desde las zonas de conflicto, prevenir y evitar su salida y hacer un seguimiento de sus movimientos con una medida considerada "clave", el registro de nombres de pasajeros.

Para evitar el narcotráfico, vinculado también como fuente de financiación del terrorismo, se  prevén las entregas controladas de droga y la vigilancia del contrabando por medios aéreos y mediante el método go-fast de droga oculta en dobles fondos de vehículos robados. Los países europeos del G4 han invitado a Marruecos a participar, en la medida de lo posible, en la  Plataforma Europea EMPACT contra las amenazas del crimen. En cuanto a la cooperación policial, se contempla la formación continua y el intercambio de experiencias entre expertos. "Mejorando la seguridad garantizamos la libertad y el ejercicio de los derechos que tanto han costado conseguir", ha concluido Zoido.

Más información