Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE justifica el ‘no’ al techo de gasto porque quiebra el Estado de bienestar

Los socialistas instan a Ciudadanos a no pedir una bajada de impuestos como condición para apoyar los presupuestos

Pedro Sánchez preside la reunión de la Permanente del PSOE en Ferraz. En el vídeo, declaraciones de José Luis Ábalos.

El PSOE votará en contra del techo de gasto para 2018, que es la base de los presupuestos, en el pleno del Congreso del 11 de julio porque "penaliza gravemente" a las comunidades autónomas en la distribución del déficit que el Gobierno les ha asignado. Este ha sido el anuncio del secretario de Organización, José Luis Ábalos, tras la reunión de la comisión ejecutiva federal. Junto a él ha comparecido el presidente del Consejo Político Federal y jefe de Gobierno de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para señalar que "las costuras no aguantan más y el Gobierno está yendo a un Estado social mínimo". El PSOE ha instado a Ciudadanos a no pedir al Ejecutivo de Mariano Rajoy que baje los impuestos como condición para apoyar el techo de gasto, paso previo a los presupuestos, ya que según los socialistas el problema de España "no está en los gastos sino en la merma de los ingresos".

El pasado mes de diciembre los presidentes autonómicos socialistas se abstuvieron en la votación del Consejo de Política Fiscal y Financiera en el que se aprobó el techo de gasto para 2017. En el Congreso los diputados socialistas votaron a favor del mismo según la decisión que impulsó la comisión gestora. El pasado jueves las comunidades autonómicas con gobiernos socialistas votaron en contra y lo mismo harán los diputados del PSOE la próxima semana en el Parlamento. Las razones del cambio de actitud y de voto las han explicado Ábalos y el presidente extremeño. Este último las ha sintetizado: "Entonces hubo negociación, se actuó sobre los los ingresos y no solo sobre los gastos y hubo concesiones. No tiene nada que ver". Los socialistas lograron para las autonomías un objetivo de déficit del 0,6% del PIB, en lugar del 0,5% del que partía el Gobierno. Esa décima supuso cientos de millones para partidas sociales. "Solo quieren un cheque en blanco. El proyecto era tan neoliberal ahora como el año pasado", ha enfatizado Ábalos, que también ha incidido en la falta de disposición del Gobierno para alcanzar un acuerdo.

Ambos políticos han enfatizado que el PSOE está comprometido con la Ley de Estabilidad que impone Bruselas "pero no de cualquier manera". En las actuales circunstancias, con una previsión según presume el Gobierno de mayor crecimiento económico, no aceptan "unos recortes que afectan directamente a la vida de los ciudadanos", según ha señalado el presidente extremeño. Como ejemplo, el PSOE recalca que en 2018 las autonomías tienen que reducir el déficit a la mitad mientras que se propone que la Administración Central la reduzca un 36%.

En la comparecencia también han estado presentes el secretario general de Economía, Manuel Escudero, y el portavoz de Economía en el Congreso, Pedro Saura, que el pasado viernes acudieron a una reunión con altos cargos de Hacienda en la que, según su versión, no hubo negociación sino tan solo información de los números que el Gobierno iba a ofrecer. "El Gobierno plantea una senda que nos lleva a un país desintegrado", ha advertido Escudero.

Más información