Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Cuentas destapa irregularidades en el BOE

El órgano fiscalizador descubre fraccionamientos, directivos que acaparan el 80% de las gratificaciones y exceso de subcontratas

Edificio del Tribunal de Cuentas de Madrid.
Edificio del Tribunal de Cuentas de Madrid.

Fraccionamientos, directivos que acaparan el 80 % de las gratificaciones y exceso de subcontratas. El Boletín Oficial del Estado (BOE) –una empresa pública dependiente del Ministerio de Presidencia que maneja un presupuesto anual de 62 millones de euros- cometió estas supuestas irregularidades en 2014, según un informe del Tribunal de Cuentas al que ha tenido acceso EL PAÍS.

El pleno del organismo fiscalizador analizó este jueves este documento que recoge la gestión en 2014 de la Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado. La Fiscalía del Tribunal de Cuentas decidirá si las citadas anomalías conllevan responsabilidad contable.

La empresa recurrió en 2014 a contratos menores para un tercio de sus compras de papel

La adquisición de papel a través de fraccionamiento del gasto es una de las principales irregularidades detectadas en esta compañía que publica a diario leyes, decretos, reglamentos y sentencias. Un tercio de las compras de papel del BOE –que sumaron 437.120 euros en 2014- se tramitaron a través de contratos menores, una modalidad sin publicidad ni concurso para fichar servicios de hasta 18.000 euros.

“Se observan numerosas facturas relativas a adquisiciones de papel sin la tramitación de contratos, que ponen de manifiesto posibles fraccionamientos”, advierte el Tribunal de Cuentas.

El BOE “solo” adjudicó el 40 % de sus contratos de papel a través de un procedimiento abierto. El fiscalizador le reprocha que se adquirieran suministros “sin tramitar los expedientes de contratación” a empresas como Antalis (66.067 euros), Torraspapel (33.240) y Hartman (28.201).

Las tarifas para publicar anuncios son "desproporcionadas"

El Tribunal de Cuentas resalta también que el BOE computó en 2014 facturas del año anterior.

Otro tirón de orejas se lo lleva la política de gratificaciones y productividad laboral, que supuso 630.413 euros en 2014. Seis directivos del BOE acapararon el 80 % de las gratificaciones (45.719 euros). El resto (20 %) acabó en manos de 21 funcionarios. La plantilla suma 420 empleados. “No se aclaran ni justifican los motivos por los que se acreditan estas gratificaciones", indica el Tribunal de Cuentas.

El fiscalizador también censura que un complemento salarial que percibió la plantilla en 2014 de 584.694 euros no estuviera vinculado al cumplimiento de objetivos. Y que su distribución fuera una decisión del director.

Gastos “injustificados” en medicamentos

El Tribunal de Cuentas señala que la empresa pública cargó como gastos “cantidades elevadas de medicamentos” para tratar enfermedades comunes, “cuya necesidad no estaba justificada”.

También arremete contra las tarifas “desproporcionadas” que cobra a sus clientes por publicar anuncios. “No se configuran estas tasas como una compensación del coste de los servicios prestados”, indica el Tribunal de Cuentas. Y añade que la firma pública utiliza esta vía para financiar una transferencia anual de 30,4 millones al Estado.

Según el Tribunal de Cuentas, el BOE incurre en “un recurso recaudatorio del presupuesto estatal de muy dudosa legalidad”.

La subcontratación de servicios recibe otro correctivo. Esta práctica “innecesaria” conllevó en 2014 recargos del 8 %. “En un caso examinado […] el exceso facturado llegó al 55 % del coste de la subcontratación, y en otros dos superó el 30 %”. La compañía “no aprovecha suficientemente sus recursos humanos y materiales”, según el Tribunal de Cuentas.

El informe pone el foco sobre las diferencias en la liquidación por jubilación de los funcionarios (83 trabajadores) y el personal laboral (370). Estos últimos perciben dos pagas extraordinarias, otra media como “acción social” y una cuarta de beneficios del 8 %. El BOE gastó en salarios en 2014 un total de 19 millones de euros.

La directora del BOE hasta 1991 Carmen Salanueva fue procesada por un presunto delito de prevaricación relacionado con la compra de papel. Salanueva falleció en 2000 sin llegar a sentarse en el banquillo.

El BOE: “Las gratificaciones están justificadas”

El Boletín Oficial del Estado (BOE) justifica el haber recurrido al fraccionamiento del gasto en 2014 para adquirir “tiradas muy reducidas” de papel. “Muchos encargos requieren papeles especiales para tiradas muy reducidas, lo que dificulta enormemente su adquisición mediante medios tradicionales”, explica la compañía en una de sus alegaciones recogidas en el informe del Tribunal de Cuentas.

Respecto al hecho de que seis directivos de la compañía concentraron en 2014 el 80 % de las gratificaciones extraordinarias, el BOE responde: “Los motivos por los que se asignan las gratificaciones no han sido detallados, pero tienen sus justificaciones en servicios extraordinarios, tanto del personal directivo, como de parte del personal funcionario de la Agencia”.

El BOE defiende su política de productividad salarial. “La retribución variable individual se determina a través de criterios específicos de cada director del departamento, según cumplimiento de los objetivos, en cada caso. No superando, en ningún caso, el montaje global destinado a tal fin para este colectivo”, sostiene la empresa pública.

Más información