Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así se redujo la homofobia en España

En 1983, el 54% de los ciudadanos decía que la homosexualidad nunca podía estar justificada

Así se redujo la homofobia en España

En 1983 —el tercer año Millennial— más de la mitad de los españoles decía que la homosexualidad nunca podía justificarse. Eso pensaban y eso decían. Todavía en 1990 un tercio de los ciudadanos prefería no tener homosexuales de vecinos. Treinta años después esas dos cifran han colapsado hasta el 8% y el 5%.

No solo los jóvenes aceptan la homosexualidad, sino que cambió la opinión de muchos mayores: en 2011 solo el 12% de las personas de 50 años seguía viendo injustificable ser homosexual. Todos estos datos provienen del World Values Survey, un estudio entre 114 países que coloca a España como el tercero donde la homosexualidad está más aceptada, solo por detrás de Suecia y Países Bajos.

Es un dato que se repite. En este estudio de Pew Research en 2013, España encabeza la lista: un 88% de los españoles dice que la sociedad debería aceptar la homosexualidad, por delante de Alemania (87%), Canada (80%), Francia (77%), Reino Unido (76%), Australia (79%), Argentina (74%), Italia (74%) o Chile (68%). En otros países la división permanece, por ejemplo en EEUU (60%), Brasil (60%), Grecia (53%), Polonia (42%) o Israel (40%). En China, un 21% acepta la homosexualidad y en Rusia solo un 16%.

Así se redujo la homofobia en España

También en otros temas España se ha hecho más liberal o progresista. Ha pasado con el divorcio y la eutanasia, que en los ochenta eran rechazados por el 28% y el 50% de la gente. Y han retrocedido concepciones machistas: el porcentaje de gente que decía que los hombres tenían más derecho al trabajo que las mujeres pasó del 30% al 12% entre 1990 y 2011. Entre los menores de 30 años, esa cifra cayó al 5%.

Estos datos dicen que la sociedad española es hoy menos homófoba que hace 15, 20 o 30 años. Son una muestra de progreso y como tal deben celebrarse. Pero no son la prueba de una victoria completa. Primero, porque los mismos datos demuestran que falta mucho: solo el 32% de la gente decía en 2011 que la homosexualidad siempre es justificable, mientras otro 28% la rechazaba de pleno o se mostraba dubitativo. Además es probable que haya respuestas hipócritas de gente que responde diciendo lo correcto y no lo que piensa realmente. Incluso con personas sinceras hay trabajo pendiente: porque creer que no eres homófobo, no elimina de un plumazo todos tus prejuicios.

Más información