Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE pacta con IU presentar una propuesta conjunta para despenalizar la eutanasia

Sánchez y Garzón acuerdan también trabajar en la reforma electoral tras reunirse en el Congreso

Después de años de retrasar el debate sobre la eutanasia, el PSOE va a proponer por primera vez su despenalización en el Congreso. El secretario general de los socialistas, Pedro Sánchez, acordó este jueves con Alberto Garzón, líder de IU, y coportavoz de Unidos Podemos, emprender juntos el camino que lleve a legalizar esta práctica, asumida por la mayoría de la sociedad, según las encuestas, pero que los políticos no se han atrevido a abordar. El PP se opone a esta regulación, mientras Ciudadanos prefiere afianzar el derecho a una muerte digna. ERC apoya la despenalización y el PNV y el PDeCAT aceptan abrir el debate.

Pedro Sánchez y Alberto Garzón este jueves.

Ahora sí. En el Congreso de los Diputados se abordará la regulación de la eutanasia y con posibilidades de que salga adelante, si se ponen de acuerdo el PSOE, Unidos Podemos y los grupos nacionalistas. Los socialistas aprobaron en su congreso la despenalización de la eutanasia y su regulación, lo que constituyó un hecho nuevo aunque en el seno del PSOE el debate ha estado siempre presente. El azar quiso que este jueves coincidiera el debate en el pleno del Congreso de las enmiendas a la totalidad de una iniciativa de Ciudadanos para regular la muerte digna con una reunión de Pedro Sánchez con el líder de IU, Alberto Garzón, que cerró su ronda de entrevistas con “las fuerzas del cambio”, como denomina a Ciudadanos y Podemos. Mientras conversaban ambos políticos, el PSOE anunciaba su voto en contra de una enmienda a la totalidad de Unidos Podemos para incluir la eutanasia en la proposición de ley de Ciudadanos. Según aclaró el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, el PSOE no quiere mezclar en un mismo debate el suicidio asistido con los cuidados paliativos para enfermos sin esperanza de vida. “Los derechos de los pacientes incluyen la muerte digna, que nada tiene que ver con la eutanasia”, recalcó el dirigente socialista.

Pero el PSOE sí quiere regular la eutanasia, reconoció el secretario de Organización, que es quien ha dado cuenta del resultado de las conversaciones de Sánchez con Pablo Iglesias, Albert Rivera y Alberto Garzón hasta una próxima comparecencia del secretario general en el que hará su valoración global de esas entrevistas, en las que se ha llegado a distintos acuerdos. Con IU, y, por tanto, con el grupo parlamentario de Unidos Podemos, será sobre la eutanasia. Aunque Alberto Garzón pretende que el trabajo de ambos dé lugar a un texto de manera inmediata, en el PSOE precisan que hay que hacerlo con sosiego, aunque en ese partido hay mucho trabajo hecho desde hace mucho tiempo con expertos, tanto del grupo parlamentario como del partido, como son su portavoz en Sanidad, Jesús María Fernández, y la diputada Guadalupe Martín, ambos médicos de profesión. En sus debates siempre han diferenciado los cuidados paliativos de la eutanasia.

Grupos nacionalistas

Con esta concepción se puede descartar la opción que plantea Garzón, de que la eutanasia se regule mediante una enmienda a la ley de muerte digna. Las fuentes de la dirección del PSOE consultadas rechazan esa posibilidad ya que el suicidio asistido se planteará en una ley orgánica que requiere una mayoría reforzada. Por tanto, para sacarla adelante necesitarán los votos de los grupos nacionalistas. IU teme, a cambio, que la propuesta se “eternice por los tiempos parlamentarios y no salga en esta legislatura”, afirman fuentes del grupo, y por tanto va a insistir al PSOE en trabajar durante este verano en las enmiendas parciales.

No hay duda de que el PP estará en contra, en tanto que Ciudadanos se inclina ahora por el no, pero no de una manera tajante. Este grupo encuentra muchas objeciones a la iniciativa que ayer defendió Unidos Podemos a su ley de cuidados paliativos, que es en lo ahora está el partido de Albert Rivera. “Actualmente la urgencia está en asegurar como un derecho la sedación paliativa terminal y los cuidados paliativos integrales, que en nuestro país son aún muy malos, según señalan muchos estudios”, declara el diputado de Ciudadanos, Francisco Igea, médico de profesión, informa Juan José Mateo.

Aunque el trabajo aún no ha empezado de manera sistemática, Unidos Podemos ya ha modulado su propuesta en algunos aspectos que no eran asumibles por el PSOE, como admitir “el sufrimiento psíquico intolerable” como una de las causa para acceder a la eutanasia. El último texto legal presentado por Unidos Podemos define la eutanasia como “las acciones realizadas por un médico, apoyado por un equipo de profesionales sanitarios, para causar la muerte de manera rápida, eficaz e indolora a una persona con enfermedad grave que conduce necesariamente a su muerte, o que padece sufrimientos físicos que considera intolerables. El solicitante formula su petición de manera libre, expresa, reiterada e informada”. Su propuesta es que puedan solicitar la eutanasia los mayores de 18 años o menores emancipados legalmente que se encuentren en la fase terminal de una enfermedad o padezcan sufrimientos físicos que consideren intolerables y que hayan recibido información de todas las alternativas de tratamiento disponibles.

Los partidos nacionalistas —cuyo voto haría falta para sacar adelante la ley si el PP y Ciudadanos se oponen— son, a priori, partidarios de abordar la regulación de la eutanasia. ERC de forma más clara, ya que defiende la despenalización de esta práctica desde hace años, y este jueves votó a favor de la enmienda de Unidos Podemos. El PNV es partidario con más cautelas, toda vez que defiende abrir el debate en la sociedad “con respecto a la adecuación y posible despenalización de la muerte médicamente asistida”, que debe tener “ciertas condiciones”, defendió ayer en el pleno el diputado Joseba Agirretxea. Los nacionalistas vascos piden un debate “sosegado” y sugieren la creación de una subcomisión.

En el PDeCAT conviven sensibilidades a favor y en contra, pero hay consenso en “legislar” sobre ello, tal y como se está intentado hacer en el Parlament de Cataluña, explicó a EL PAÍS la portavoz de sanidad en el Congreso, Miriam Nogueras. Esa norma, que pide al Congreso la despenalización de la eutanasia, llegará próximamente a la Cámara baja y será apoyada por el PDeCAT. La responsable de sanidad de la antigua Convergencia añade que en su caso personal está “a favor de la despenalización de la eutanasia” y “trabajará” para que su partido “vote a favor”.

Más información