Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey: “Fuera de la ley solo hay arbitrariedad, imposición e inseguridad”

Felipe VI alude al régimen anterior en su discurso como "dictadura", marcando diferencia con Juan Carlos I

El Congrso conmemora el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas, de 1977.

Cuatro décadas después de las primeras elecciones generales, que inscribieron al país en la democracia y el progreso, España afronta nuevos desafíos. Ante ellos, el Rey ha llamado este miércoles a preservar “el bien más preciado” que trajo aquel 15 de julio de 1977 a través de la aprobación de la Constitución: “La convivencia”. Por ello, en clara alusión a posibles reformas, ha prevenido que “ningún camino que emprenda nuestra democracia puede –ni debe– conducir a una ruptura de la convivencia”.

En su intervención en el Hemiciclo del Congreso de los Diputados, durante la sesión solemne de las Cortes Generales con motivo del 40º aniversario de aquellas elecciones, el jefe del Estado ha asegurado que la mejor protección de la convivencia son “las normas que la amparan”. En un contexto en el que España vive un embate independentista que trata de romper la legalidad, el Rey ha recordado que “el respeto a esas normas, en democracia, no es una amenaza o una advertencia para los ciudadanos, sino una defensa de sus derechos”.

“Porque dentro de la ley es donde cobran vigencia los principios democráticos, donde se deben encauzar los antagonismos y resolver los desacuerdos y las diferencias, mediante el diálogo, mediante el debate”, ha enfatizado. “Fuera de la ley solo hay arbitrariedad, imposición e inseguridad”, ha aseverado.

En un discurso centrado en los últimos dos siglos de la historia de España y con la mirada en el futuro, el Rey ha destacado el camino unido y en una misma dirección emprendido por el pueblo español el 15-J. “Hacia la reconciliación nacional”, hacia “la construcción del gran proyecto de la España democrática y constitucional” y “hacia la afirmación de nuestra unidad nacional asumiendo la diversidad territorial de España”. En ese sentido, ha subrayado que “la Constitución proclamó su voluntad de proteger a todos los pueblos de España, en el ejercicio de sus culturas y tradiciones, de sus lenguas y sus instituciones”.

Felipe VI, que ha citado en su discurso a Emilio Castelar, Antonio Cánovas, Cervantes y Antonio Machado, también ha tenido palabras para su padre, Juan Carlos I, a quien ha rendido "homenaje, gratitud y admiración" junto a “aquella generación que abrió el camino de nuestra democracia”. Asimismo, ha querido recordar "con el mayor afecto y respecto" a las víctimas del terrorismo y a sus familias, así como a quienes "se han dedicado y entregado a combatirlo".

Ha extendido esa gratitud a los diputados y senadores elegidos aquel 15 de junio, que tuvieron, ha señalado, la "responsabilidad histórica" de dar la respuesta política a los errores del pasado y superar las diferencias entre "los españoles convencidos de que la Guerra Civil y la dictadura eran, como se afirmó entonces en estas Cámaras, una inmensa tragedia sobre la que no cabía fundar el porvenir de España". Aunque se refería a una cita, Felipe VI no ha escatimado designar como "dictadura" el régimen previo a la democracia, algo que su padre, elegido por el general Francisco Franco como sucesor, siempe evitó. 

Logro colectivo

Pero el Rey no ha olvidado que aquellos actores parlamentarios "no estuvieron solos" en la construcción del proyecto que "impulsó España hacia el progreso". "Les acompañaron los líderes intelectuales, culturales, empresariales y sociales de la España de aquel tiempo, en el que también los medios de comunicación desempeñaron una función muy relevante y necesaria".

Antes de su alocución, acompañado de la Reina, ha sido recibido en la puerta de los Leones por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y los del Congreso y el Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero. Ha saludado a los diputados y senadores constituyentes en la escalera y luego, en el Salón de Pasos Perdidos, ha presidido la entrega de distinciones a los diputados y senadores constituyentes. Han acudido 81 en total, algunos de ellos representados por sus familiares. Entre ellos, una nieta de Dolores Ibarruri, Pasionaria. No ha sido posible establecer contacto con ningún familiar del poeta Rafael Alberti, que junto a Pasionaria, fue diputado del PCE.

La presidenta del Congreso, que ha precedido al Rey en sus palabras, ha resaltado el papel de "agente y marco" de la Monarquía parlamentaria en el sistema de libertades y ha agradecido al jefe del Estado que presidiera el acto, en el que también ha querido rendir homenaje a Juan Carlos I, "cuyo nombre en la historia no podrá nunca desligarse de la palabra democracia".

Pastor ha querido también poner en valor el trabajo de "quienes vieron en la política un instrumento para llevar a España a la reconciliación y al progreso. "Son un espejo en el que hemos de mirarnos todos los que trabajamos hoy en el seno de las instituciones".

Tras los discursos, los Reyes, junto a Pastor y las principales autoridades, se han dirigido a un edificio parlamentario situado al otro lado de la Carrera de San Jerónimo para inaugurar la exposición Habla, pueblo, habla sobre los 40 años de las primeras elecciones democráticas.

Con motivo del aniversario, el Congreso de los Diputados ha sido engalanado con el tradicional baldaquino colgando en la escalinata de los Leones, un dosel bordado de 130 metros cuadrados y más de 220 kilos de peso que se utiliza en las sesiones de gala de la Cámara desde el año 1902.

Del "discurso acertado" de Pedro Sánchez al "no es aceptable de Iglesias

JOSÉ MARCOS, ELSA GARCÍA DE BLAS

“El discurso del Rey se resume muy bien en una de sus últimas frases, cuando ha dicho que tenemos que reivindicar el inconformismo. No debemos caer en el conformismo ni en el inmovilismo. Me parece muy acertado y resume el espíritu de quienes votaron hace 40 años con ilusión”, ha sido la valoración de Pedro Sánchez. “El Rey ha hecho un discurso bueno, acertado, realista, correcto para la situación política, social y económica que vive el país”, ha aseverado el secretario general del PSOE, que ha ejercido como jefe de la oposición según el protocolo del acto celebrado en el Congreso, aunque desde la tribuna de invitados del Congreso.

“En un día como hoy lo que me llega al corazón es el recuerdo emocionado de la generación de mis abuelos, que fueron a votar con alegría e ilusión”, ha observado Sánchez, que ha vuelto a hacer un guiño a los simpatizantes del 15-M. “Quiero recordar a aquellos jóvenes y no tanto que hace seis años, indignados, se manifestaron en la Puerta del Sol para reivindicar una democracia mejor. En homenaje a nuestros abuelos y a los indignados del 15-M, los políticos no tenemos que conformarnos ni resignarnos y trabajar por una democracia mejor”. Para ello ha abogado por una reforma de la Constitución “y por que reivindiquemos la ejemplaridad de la acción política”.

Pablo Iglesias cree que el discurso de Felipe VI por el aniversario de las elecciones de 1977 "no ha estado a la altura del momento histórico, de 2017". El líder de Podemos, que no ha aplaudido la intervención del Rey, considera que "no es aceptable" que en su repaso a la historia de España Felipe VI haya establecido una "equidistancia entre los demócratas y los que no lo eran, los que luchaban por la democracia y defendían la dictadura".

Iglesias reprocha al monarca que no haya hecho ninguna mención a las víctimas de la dictadura ni tampoco a la plurinacionalidad de España. "Para entender la situación actual de España el jefe del Estado debería comprender que España va más allá de la monarquía, que es plurinacional", ha defendido tras la intervención del Rey.

Más información