Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy y Rivera comen en La Moncloa para hablar de Cataluña, la amenaza yihadista y los Presupuestos

Los líderes retoman los contactos oficiales tras la crisis abierta por los casos de corrupción del PP

Rajoy y Rivera se saludan en su encuentro de agosto de 2016.
Rajoy y Rivera se saludan en su encuentro de agosto de 2016.

Mariano Rajoy y Albert Rivera han almorzado este martes en La Moncloa para valorar la marcha del acuerdo de investidura que une al PP y a Ciudadanos desde agosto de 2016 y poner en común sus opiniones sobre los temas que están marcando la actualidad política: el reto independentista en Cataluña, la amenaza del terrorismo yihadista, el Brexit, el CETA y el inicio de las negociaciones para pactar el techo de gasto y los Presupuestos de 2018. Además, Rajoy ha informado a Rivera de su agenda internacional, poniendo el acento en la reunión que mantuvo con Emmanuel Macron, presidente de Francia, así como en el último Consejo Europeo. La cita se ha producido justo un día antes de que Rivera se vea en el Congreso con Pedro Sánchez, el secretario general del PSOE, y pocas horas después de la reunión celebrada entre el propio Sánchez con Pablo Iglesias, el líder de Podemos. Al tiempo, Rajoy y Sánchez siguen sin entrevistarse.

Fuentes de los dos partidos han asegurado que el primer encuentro oficial en meses de los dos líderes se cerró antes de que Sánchez comenzara su ronda de contactos. Rajoy y Rivera no coincidían oficialmente en La Moncloa desde enero de este año, cuando mantuvieron una cita con los integrantes de los equipos negociadores que fueron capaces de fraguar el pacto de investidura entre el PP y Ciudadanos. Desde entonces, su relación se había visto erosionada por el estallido del caso Lezo; la imputación de Pedro Antonio Sánchez, entonces presidente de Murcia, en el caso Auditorio; y la puesta en marcha de la comisión parlamentaria que investiga la presunta financiación ilegal del PP en el Congreso. 

Sin embargo, esas crisis relacionadas con casos de corrupción no han impedido que las dos formaciones y sus líderes mantuvieran un frente común para la aprobación de los Presupuestos generales de 2017 y la coordinación de la política frente al reto independentista catalán, que ha vuelto a centrar parte de la reunión de este martes.

Así, Rajoy le ha confirmado a Rivera la intención del Gobierno de volver a revisar al alzar la previsión de crecimiento de la economía española ante la pujanza de factores como el consumo privado y la inversión, o el despegue del sector de la construcción. Igualmente, el presidente del Gobierno también le ha trasladado al líder de Ciudadanos sus gestiones frente al desafío independentista de Cataluña. Ambos han constatado el nuevo fracaso de la estrategia del Gobierno de la Generalitat al haber tenido que declarar desierto el concurso que se había convocado para la compra de urnas.

Durante más de dos horas de conversación, Rajoy y Rivera han intentado superar los conflictos que les han enfrentado en los últimos meses. Los dos partidos han conseguido aplicar sin mayores problemas la mayoría de medidas de su pacto relacionadas con reformas económicas y sociales. Sin embargo, han chocado a la hora de poner en marcha los cambios legales que recoge su pacto para luchar contra la corrupción. Fernando Martínez Maíllo, coordinador nacional del PP, y José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, tuvieron que emplearse durante largas semanas para que las tensiones consecuentes no derivaran en fractura. Superada la aprobación de los Presupuestos, y con la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP como telón de fondo, Rajoy y Rivera han almorzado este martes con un tercer invitado en la mesa: la vuelta de Sánchez a la primera línea política, y su ronda de contactos con otros líderes, ha marcado la comida en La Moncloa. 

Pulso por la bajada del IRPF

J. J. M. / J. C.

Antes de verse con Mariano Rajoy en La Moncloa, Albert Rivera ha condicionado el apoyo de los 32 diputados de Ciudadanos al techo de gasto de 2018 a que el Gobierno baje el IRPF. Sin embargo, el Ejecutivo ha respaldado este mismo martes a Cristóbal Montoro, que la semana pasada aseguró que no hay "margen" para dar ese paso.

"El Gobierno del PP siempre ha estado por bajar impuestos, pero ahora no ha llegado aún ese momento", han dicho fuentes conocedoras de la hoja de ruta del Gobierno.

"Lo tenemos que ir organizando. No adelantemos acontecimiento", ha apuntado Luis de Guindos, ministro de Economía, antes de la sesión de control del Senado.

Más información