Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido por publicar tuits homófobos: “Hay que eliminar a los gais”

El arrestado, vecino de Palma, lanzó cientos de mensajes de odio por las redes sociales

Una calle del madrileño barrio de Chueca.
Una calle del madrileño barrio de Chueca. EFE

La asociación Arcópoli dio la voz de alarma. "Hay que construir barracones, poner duchas con gas ciclón y eliminar a los homosexuales como si fuesen cucarachas", había escrito un usuario en su cuenta de Twitter. "Hay que crear centros de reeducación moral para que los homosexuales se puedan curar su enfermedadad. Y, si no se curan, se cuelgan de grúas", añadía en su perfil. Y, así, cientos de mensajes contra el coletivo LGTB y contra minorías religiosas y étnicas, a los que la policía ha puesto fin con la detención del vecino de Palma (Mallorca) que se escondía tras esta cuenta anónima. El arrestado, acusado de un delito de odio, había llegado a publicar más de 4.000 comentarios en esta red social; según han informado los investigadores.

"Este usuario tenía una intensa actividad en Twitter", ha apuntado la Policía Nacional este martes, tras anunciar su arresto: "Muchos de los comentarios publicados tenían un caracter vejatorio contra las minorías". Según el último informe del Ministerio del Interior, el pasado año se registraron en España un total de 1.272 casos de delitos de odio. De ellos, 230 incidentes (18%) se encontraban relacionados con la identidad u orientación sexual. Un número que experimentó un alza del 36% respecto a 2015.

Arcópoli denunció a finales de 2016 que se ha convertido, "tanto colectiva como individualmente", en el objetivo de una campaña de acoso a través de las redes sociales. "Tenemos que ir a matarlos" y "esta bomba casera la usaremos contra ustedes", son varios de los mensajes que han recibido sus miembros. El colectivo señaló entonces su preocupación por la "indefensión que se sufre en Twitter por los delitos de odio que se cometen".

Los mensajes de odio escritos por el arrestado

Entre los mensajes de odio lanzados por el detenido se encuentran los siguientes: "Por cierto, la expresión maricón no es un insulto, sino una palabra castellana muy castiza"; "El orgullo homosexual es una aberración moral. Debe estar prohibido. No se puede tolerar que las calles de España se llenen de maricones"; "El matrimonio homosexual es una aberración moral que atenta contra la ley de dios"; "Si yo fuera presidente, en España no habría maricones porque los iba a purgar como hizo Stalin con sus críticos"; "Me gustaría ver a estos maricones en Arabia Saudí o Irán, donde les cuelgan de grúas en campos de fútbol"; "Si yo fuese presidente, el colectivo LGTB estaría ilegalizado"; y "El proyecto de Adolfo Hitler era bueno para Europa. El problema es que Hitler fue demasiado impulsivo y no supo calcular los tiempos".