Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos quiere que la gestación subrogada sea altruista y solo para mayores de 25 años

La ley que hoy registra el partido de Rivera limita a dos las veces en que una mujer puede ceder su vientre

Los cambios en el cerebro de las embarazadas parecen permanentes. Vídeo: Albert Rivera presenta la propuesta.

Ciudadanos ha registrado este martes en el Congreso una proposición de ley para regular la gestación subrogada con el objetivo de legalizarla como una práctica "altruista". Como adelantó EL PAÍS, la propuesta del partido de Albert Rivera limita la condición de gestante a mujeres que hayan cumplido los 25 años; ya hayan sido madres con anterioridad; sean españolas o residentes legales en España; y tengan una situación socioeconómica estable. Una mujer solo podría ser gestante por subrogación en un máximo de dos ocasiones. El proyecto, además, recoge multas de hasta 1.000 euros para las infracciones leves; de hasta 10.000 para las graves; y de hasta un millón de euros para las muy graves, entre las que se incluyen los pagos a la gestante (salvo los que tengan que ver con los gastos derivados de su embarazo y del parto).

Rivera, que cuenta con 32 diputados, se enfrenta a grandes dificultades para que su proyecto salga adelante. De entre los cuatro partidos mayoritarios, ninguna otra formación apoya de forma explícita esta práctica. Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación del PP, aseguró este lunes que se mantiene en una posición de "prudencia" respecto a esta cuestión. Por su parte, Irene Montero, portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, calificó la gestación subrogada como una "mercantilización del cuerpo de la mujer", aunque ha admitido que en su partido conviven distintos puntos de vista, y que estos se están sometiendo a un debate interno. Finalmente, el PSOE cerró la puerta a regular esta materia en su Congreso de mediados de junio.

Además, el Comité de Bioética de España, dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se posicionó con claridad en contra de esta práctica a mediados de mayo y apostó por promover internacionalmente un marco común regulatorio que prohíba la celebración de contratos de este tipo "en garantía de la dignidad de la mujer y del niño". En ese sentido, la Plataforma por las libertades, compuesta por más de un centenar de asociaciones de la sociedad civil, ha solicitado este martes a los grupos parlamentarios que voten en contra de la proposición de ley.

"¿Quiénes somos nosotros para decirles a los demás que no pueden ser padres? ¿Quiénes somos nosotros para impedir que alguien pueda crear una familia con una regulación clara, concisa y altruista?", se preguntó Rivera el sábado durante el acto en el que anunció el proyecto de su partido. "Ya sé que hay gente a la que le cuesta entender que hay gente solidaria, pero la hay", continuó. "¿Por qué no podemos donar vida? ¿Por qué no podemos ayudar a otras personas a ser padres libremente, siendo mayor de edad, sin remuneración y de manera voluntaria?", insistió. Y añadió: "Los niños no pueden esperar a las puertas de un registro civil, no hay derecho a que esos hijos no puedan ser inscritos o tengan dificultades en función de en qué provincia están. No hay derecho a que uno tenga que gastarse 150.000 dólares, hipotecarse e irse a Estados Unidos para ser padre o para ser madre".

El proyecto de Ley de Ciudadanos prevé la creación de un registro nacional de gestación subrogada adscrito al de donantes, para que se inscriban las mujeres "que deseen ofrecer su capacidad de gestar, los progenitores subrogantes y los contratos de gestación firmados". Además, el texto establece que el progenitor o progenitores subrogantes deberán haber agotado o ser incompatibles con las técnicas de reproducción humana asistida; tener un mínimo de 25 años y un máximo de 45; y que la mujer gestante por subrogación no podrá tener vínculo de consanguineidad con el o los progenitores subrogantes.

Los requisitos

Para la madre gestante: ser mayor de 25 años, haber tenido un hijo sano con anterioridad y no tener antecedentes penales, de uso de drogas o alcohol. Solo podrán participar en dos gestaciones subrogadas. Debe ser española o tener la residencia. Se le pide, además, una situación socio-económica óptima para afrontar el embarazo y que se someta a los exámenes físicos y psicológicos pertinentes. El cumplimiento de los requisitos deberá producirse con la antelación máxima de un mes a la celebración del contrato y ser certificado por un centro público. La gestante no podrá cobrar. Sí podrá recibir una compensación para afrontar los gastos del embarazo y del parto.

Para los subrogantes: Debe tener un mínimo de 25 años y un máximo de 45 y ser español o tener la residencia. En el caso de parejas, deberán estar unidas por el vínculo matrimonial, o una relación equivalente reconocida por la Ley (en este caso, uno de los dos deberá cumplir el criterio de edad y nacionalidad). El progenitor o progenitores subrogantes tienen que haber agotado o ser incompatibles con las técnicas de reproducción humana asistida.

Más información