Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“No existe base para relacionar el fuego de Doñana con una recalificación”

Los ecologistas y la Junta rechazan vincular el incendio forestal con la especulación urbanística

Un hombre circula en bicicleta, junto al incendio forestal de Doñana. En vídeo, declaraciones este lunes de la Presidenta de la Junta de Andalucía.

Mientras las llamas continúan asolando Doñana, los ecologistas y la Junta de Andalucía han rechazado este lunes vincular el incendio forestal con una supuesta especulación urbanística y con la reforma de la Ley de Montes aprobada por el PP en 2015, que permite recalificar las áreas que hayan ardido cuando concurran "razones imperiosas de interés público" —que no se aclaran ni se concretan en la legislación estatal—. "Ni un solo metro del entorno natural de Doñana será recalificado", ha sentenciado la presidenta del Gobierno regional. "No existe una base que relacione este incendio del entorno del parque natural con una recalificación", ha añadido Theo Oberhuber, coordinadora de campañas de Ecologistas en Acción.

El PP aprobó en 2015 una reforma de la Ley de Montes que prohíbe construir durante 30 años en las áreas quemadas. Esta normativa incluye una salvedad, las comunidades pueden recalificar las zonas forestales que hayan ardido "cuando concurran razones imperiosas de interés público de primer orden". Aunque, para ello, los Gobiernos regionales deben aprobar una ley autonómica que especifique cuáles son esas "razones". "Y Andalucía no ha hecho ninguna normativa en ese sentido. Por tanto, no pueden recalificarse esos terrenos hasta tres décadas después", apostilla Oberhuber. "Para entender el problema de estos fuegos hay que renunciar a respuestas facilonas", ha afirmado Miguel Ángel Soto, portavoz de Greenpeace.

Según la investigación España en llamas, de la Fundación Civio, solo el 0,15% de los incendios ocurridos entre 2001 y 2013 se provocó para obtener una modificación en el uso del suelo. "En nuestro país, los incendios forestales no tienen nada que ver con la especulación urbanística", apunta Xarxa Forestal, una red de colectivos medioambiental dependiente del Gobierno de Baleares. "El bulo sobre la Ley de Montes lo veremos cada vez que haya un incendio en España", ha repetido Soto en una entrevista en la Cadena Ser, tras difundirse por las redes sociales insinuaciones en esa dirección.

"Pedimos que se investigue quién o qué intereses están detrás del fuego de Doñana, una zona con un conflicto permanente entre las actividades humanas. En este caso con muchas tensiones entre la actividad agrícola y la actividad conservacionista", señala Ecologistas en Acción. "El abandono rural y la falta de gestión forestal preventiva son el principal problema estructural de gran parte de la superficie forestal española", remacha Greenpeace. "Tras décadas de abandono rural y falta de aprovechamiento, y tras años de recortes en prevención y extinción de incendios, los montes son tremendamente vulnerables", ha concluido Soto.