Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal de sala Pedro Crespo opta por la Fiscalía Anticorrupción

Alejandro Luzón y Belén Suárez vuelven a presentar su candidatura

Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.
Fachada del Tribunal Supremo, en Madrid.

Sorpresa, sorpresa, Pedro Crespo, fiscal de sala del Tribunal Supremo —máxima categoría de la carrera— ha presentado su candidatura para la plaza del fiscal jefe de la Fiscalía Anticorrupción. También ha vuelto a optar el actual teniente fiscal de la secretaría técnica, procedente de Anticorrupción, Alejandro Luzón, y se esperaba que la actual jefa interina de dicha fiscalía, Belén Suárez, también lo hiciera.

Pero en la carrera ha causado impacto la decisión de Pedro Crespo, que no necesita la categoría de fiscal de sala del Supremo, porque ya la posee, de optar al puesto.

Crespo ha promovido un nuevo modelo procesal penal que deje la instrucción sumarial en manos de la Fiscalía, en el cual el juez instructor asuma el papel de juez de garantías

Crespo es actualmente fiscal jefe de la Fiscalía de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, el jefe de Manuel Moix, ahora mismo y en el momento en que al ahora caído fiscal se le aproximó el Gobierno de Rajoy, en noviembre pasado, para sugerirle que presentara su candidatura a la plaza de Anticorrupción porque era "suya". Moix fue el único de los siete candidatos que no pertenecía a dicha fiscalía.

Crespo se Licenció en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid en 1986, y cursó más tarde estudios en la Universidad de Nancy, en Derecho Comunitario Europeo y Derecho Privado Francés. Ejerció la abogacía en Madrid durante cuatro años e ingresó en la Carrera Fiscal en 1991, siendo destinado a la Fiscalía de Barcelona. Más tarde, fue destinado en Segovia.

En la imagen, el fiscal Alejandro Luzón.
En la imagen, el fiscal Alejandro Luzón.

En 1997, fue nombrado delegado de la Fiscalía Especial para la Represión de los Delitos Económicos relacionados con la Corrupción en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid. Llevó la causa de la crisis de la fábrica textil Intelhorce de Malaga, confirmada en sentencia del Supremo.

En 2004, pasó a ser miembro de la secretaría técnica, el gabinete del fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido. A primeros de 2008 ascendió a teniente fiscal de la misma y en julio de 2011 fue ascendido a fiscal de sala para ocupar durante cinco meses el puesto de fiscal jefe de la secretaría técnica de la FGE.

Crespo ha promovido un nuevo modelo procesal penal que deje la instrucción sumarial en manos de la Fiscalía, en el cual el juez instructor asuma el papel de juez de garantías.

No será fácil, según fuentes jurídicas consultadas, competir con Pedro Crespo en el concurso para cubrir la plaza de fiscal jefe Anticorrupción. Pero el resultado del concurso no es vinculante para el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, quien hace el nombramiento después de oír al Consejo Fiscal.

Crespo será el candidato de la Unión Progresista de Fiscales (UPF), que tiene tres votos en dicho organismo, siendo decisiva la actitud que adopte la Asociación de Fiscales, conservadora, con seis votos, que parece decantarse por Alejandro Luzón.

Los dos miembros natos del Consejo Fiscal, el teniente fiscal del Supremo, Luis Navajas, y el de inspección, Fausto Cartagena, ya votaron a favor de Luzón cuando el fiscal general del Estado optó en febrero pasado, tal como ya estaba predeterminado, nombrar a Moix.

Más información