Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 35 viajes oficiales de la brigada patriótica a Barcelona en plena ‘Operación Cataluña’

El comisario Martín-Blas y el inspector jefe Fuentes Gago se desplazaron a la capital catalana en momentos claves del soberanismo

Fernández Díaz, en su comparecencia en la comisión de investigación.
Fernández Díaz, en su comparecencia en la comisión de investigación.

En tren y en avión. Dos de los presuntos integrantes de la bautizada como brigada patriótica realizaron por separado 35 viajes oficiales a Cataluña durante los años en los que se desarrolló la supuesta Operación Cataluña contra el soberanismo. Se trata del comisario Marcelino Martín-Blas, entonces jefe de la Unidad de Asuntos Internos, y del inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, una de las personas de la máxima confianza del que fuera director Adjunto Operativo (DAO), el comisario Eugenio Pino. Estos desplazamientos se realizaron entre 2012 y 2016, con especial incidencia en momento claves como los meses anteriores a la consulta del 9-N, según se recoge en la documentación remitida por el Ministerio del Interior a la comisión parlamentaria que investiga la etapa de Jorge Fernández Díaz al frente del departamento y en la que se incluyen los viajes oficiales de 334 agentes que trabajaron para la DAO.

Martín-Blas -jubilado el pasado mes de abril y que terminó enfrentado con su jefe, el comisario Pino, por sus investigaciones en el caso Nicolay- cargó a las arcas públicas gastos de 16 viajes a la capital catalana. El primero, el 26 de abril de 2012. El último, el 20 de noviembre de 2014. Entre ellos figura el que realizó el 29 de octubre de 2012 junto a otro mando policial, el comisario José Luis Olivera, para reunirse con integrantes de la Fiscalía de Barcelona y convencer a los encargados del caso Palau de que solicitaran el registro de la sede de Convergència con el fin de ahondar en las pesquisas sobre la supuesta financiación irregular de la formación de Artur Mas. Sin embargo, fue en 2014 cuando el entonces jefe de Asuntos Interior hizo un mayor número de estos desplazamientos, siete, repartidos entre abril y noviembre. En estos dos años, sólo consta que el comisario Martín Blas hiciera otros doce viajes oficiales a otros lugares de España o el extranjero.

Más desplazamientos a Cataluña hizo el otro alto mando policial, el inspector jefe Fuentes Gago, a quien este miércoles la comisión de investigación del Congreso ha acordado citarle para que declare presuntamente por su relación con la brigada política. En total, hizo 19 viajes a Barcelona entre julio de 2014 y abril de 2016, además de otro a Lleida. Señalado como la persona que puso en contacto a Fernández Díaz con el jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en la documentación remitida por Interior al Congreso se recoge un viaje a Barcelona en septiembre de 2014, menos de un mes antes de que De Alfonso mantuviera su encuentro con el ministro cuya grabación saldría año y medio después a la luz.

El periodo de mayor número de desplazamientos de este inspector jefe a Barcelona se produjo, sin embargo, en 2015. Ese año hizo doce viajes. En la documentación sobre Fuentes Gago también figuran numerosos desplazamientos al extranjero, sobre todo a Holanda, país en el que en la actualidad ocupa el cargo de agregado de Interior de la Embajada española en La Haya. Pero también uno a Ginebra (Suiza) el 15 de diciembre de 2014, poco después de que se publicara la supuesta existencia de una supuesta cuenta bancaria del entonces alcalde convergente de Barcelona, Xavier Trias, en el país helvético.

En la documentación remitida al Congreso no figura, sin embargo, ningún viaje ni a Barcelona ni a ningún otro lugar del comisario José Villarejo, señalado también por su presunta implicación en las actividades de la brigada política. Este mando policial –actualmente imputado en el caso Nicolay y en el sumario por la agresión a la doctora Elisa Pinto- había asegurado al juez que investiga las andanzas del Pequeño Nicolás que había ido con su compañero Martín Blas a Cataluña para encargarse, entre otros temas, de recabar información sobre la familia Pujol y conseguir fuentes dentro del independentismo. Interior ya desmintió en su día que dichos viajes conjuntos se hubieran llegado a producir.

Más información