Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno tilda de “ciencia ficción” que Sánchez quiera unir a Iglesias y Rivera

El Ejecutivo abre negociaciones para el techo de gasto y los Presupuestos de 2018

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación y Cultura, Íñigo Méndez de Vigo. EFE / ATLAS

El Gobierno considera “ciencia ficción” que Pedro Sánchez esté dispuesto a explorar una alianza con Pablo Iglesias y Albert Rivera para intentar desplazar de La Moncloa a Mariano Rajoy. Así lo ha expresado este viernes Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Ejecutivo, que ha mostrado su sorpresa porque el secretario general del PSOE insista en reeditar la estrategia con la que ya fracasó en su intento de acceder a la presidencia en 2016.

“Entre Podemos y el PSOE suman 156 escaños”, ha recordado el portavoz gubernamental. “Pretender sumar a Ciudadanos, que tiene un acuerdo de investidura con el Gobierno, es ciencia ficción”, ha añadido. “No me lo imagino, y menos después de su intervención descalificando al presidente de Ciudadanos [por Albert Rivera] en términos personales”, ha seguido, tras referirse a su socio de investidura como “ce-ese”. “Es una maniobra de distracción, con la que Iglesias busca no hablar de su fracaso en la moción de censura”.

Una vez superado ese debate, Rajoy y Sánchez tendrán su primer contacto oficial después de que el nuevo líder socialista cierre su equipo en el congreso del PSOE de este fin de semana. En esa conversación habrá tres temas clave: la negociación del techo de gasto de 2018, la de los Presupuestos del próximo año y la cuestión de Cataluña.

El Gobierno intentará convencer a los socialistas de que apoyen las cuentas públicas, pero asume que es más que improbable que eso ocurra y por eso ya ha abierto contactos con otras fuerzas políticas. Así, el PP espera reeditar su acuerdo de 2017 con Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Al tiempo, la intervención en el debate de la moción de censura de José Luis Ábalos, portavoz socialista, tranquilizó a los consejeros de Rajoy con respecto a la actitud que tomará el PSOE ante el referéndum independentista que Carles Puigdemont ha anunciado para el 1 de octubre.

“El PSOE en esto tiene una posición muy clara”, ha dicho Méndez de Vigo tras escuchar cómo Iglesias invitaba a Sánchez a acercarse a ERC en busca de apoyos para construir una alternativa de Gobierno. “Tiene bastante imaginación”, ha ironizado sobre el líder de Unidos Podemos. “Pensar que es posible contar con ERC, que lo único que quiere es un referéndum de autodeterminación, y separarse de España, para crear un Gobierno en España, parece un contrasentido en sí mismo”, ha argumentado. “Son piruetas que hace quien intenta olvidar su suspenso, creando otras expectativas”, ha añadido. “El Gobierno está ocupándose de lo que de verdad importa, de trabajar de lo que de verdad importa. Los que están en la oposición tiene mucho tiempo libre”.

La bolsa de voluntarios para el referéndum, una muestra de "impotencia"

El portavoz del Gobierno, Iñigo Méndez de Vigo, ha asegurado que la bolsa de voluntarios que pretende formar la Generalitat de Cataluña para organizar y celebrar el referéndum de independencia anunciado para el 1 de octubre demuestra "la impotencia clara" de Carles Puigdemont, presidente autonómico catalán.

"Una bolsa de voluntarios no tiene seriedad alguna", ha dicho el ministro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que ha añadido que a juicio del Gobierno es un anuncio que va en la misma línea de los anteriores: la Generalitat cuenta "cada vez con menos apoyo social".

Al hilo de este asunto, Méndez de Vigo ha resaltado "el diálogo" que se estableció en el debate de la moción de censura esta semana en el Congreso entre ERC y el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech y ha animado a Puigdemont a tener en cuenta esta relación.

"Ya están pensando en el 2 de octubre, en el futuro gobierno de Cataluña, probablemente también con las CUP, un elemento de reflexión para el presidente Puigdemont", ha dicho el portavoz del Gobierno.

El Ejecutivo catalán calcula que necesitará unas 80.000 personas para hacer el referéndum: 4.500 agentes electorales y también hasta 76.500 personas para garantizar las mesas electorales.

Más información