Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atutxa: “Europa ha reparado un atropello” de la Justicia española

El expresidente del Parlamento Vasco dice que volvería a avalar el grupo de Sozialista Abertzaleak y que se le ha devuelto la dignidad institucional

El expresidente del Parlamento Vasco por el PNV, Juan María Atutxa, en una imagen de archivo. ATLAS

Las emociones han aflorado en la sede del PNV. Ver exculpado a quien fuera uno de los consejeros de Interior más admirados en España y después el presidente del Parlamento vasco más cuestionado judicialmente, ha desatado los sentimientos. "Hoy para mí y mis compañeros es un gran día. Nuestra dignidad no se ha dejado pisotear ni vilipendiar. Europa ha reparado un atropello" de la Justicia española, ha dicho tras conocerse la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que le ha exculpado de un delito de desobediencia. El TEDH ha condenado a España por privarle de defensa en el Tribunal Supremo, que le condenó por no ilegalizar en 2003 al grupo parlamentario Sozialista Abertzaleak, los herederos de Herri Batasuna.

Reacciones

MIKEL ORMAZABAL

GOBIERNO VASCO: El portavoz, Josu Erkoreka, ha calificado de “gran noticia” la resolución del Tribunal de Estrasburgo. “14 años después, la justicia europea es firme y tajante al afirmar que Juan María Atutxa, Gorka Knörr y Kontxi Bilbao no tuvieron un proceso judicial justo”. Erkoreka ha destacado “la dignidad” con que Atutxa, Knörr y Bilbao han mantenido la imagen del Parlamento vasco: “Su comportamiento ha sido ejemplar”, ha sentenciado. Erkoreka ha hecho un llamamiento para que las instituciones vascas y la sociedad en su conjunto tengan “un reconocimiento equivalente y proporcional” por los 14 años que han permanecidos inhabilitados por la sentencia del Supremo.

GORKA KNÖRR: Es uno de los implicados en el caso. Se ha felicitado por la decisión del Tribunal europeo en un mensaje que ha escrito en su cuenta de Twitter: “Hemos ganado en Estrasburgo. Mi gratitud a los que han estado con nosotros estos años”. También ha enviado “un abrazo especial” sus entonces compañeros en la Mesa del Parlamento, absueltos ahora por Estrasburgo.

BAKARTXO TEJERIA: La presidenta la Cámara vasca, ha dicho: “Defendieron la autonomía del Parlamento vasco frente a la injerencia de otros poderes. Sabemos el sufrimiento y coste personal que este proceso ha supuesto para ellos y por eso, nos resulta aún más gratificante la noticia", ha destacado en una comparecencia en la sede del Legislativo.

Atutxa ha llegado a la sede del PNV, la Sabin Etxea, acompañado de un nutrido grupo de dirigentes tanto del partido como institucionales, después de recibir la solidaridad y la enhorabuena de otros tantos, empezando por el lehendakari, Íñigo Urkullu. Junto a su presidente, Andoni Ortuzar y al diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria, el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto y una emocionada Itsaso Atutxa, presidenta del PNV de Bizkaia, ha hecho un recorrido por todo el periplo judicial de más de diez años.

"Si hoy fuera 2003 haría lo mismo. No hemos sido desobedientes, hemos sido objeto de una manipulación y un atropello brutal. Conozco los trasfondos. Esto es un regalo", ha dicho tras recordar que había dicho numerosas veces a sus amigos que no se iba a morir "sin conocer la sentencia de Europa". A renglón seguido ha dicho que "no tengo prisa, pero esto es un regalo que nos devuelve la dignidad institucional". El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, que ha tomado la palabra después del expresidente del Parlamento vasco, ha explicado que este martes es un día para recapacitar "cómo se ha movido la Justicia española, con falta de garantías e instrumentalización política".

El Tribunal Constitucional ratificó en 2013 la condena por desobediencia dictada por el Tribunal Supremo seis años antes. En abril de 2008, el Pleno de la Sala de lo Penal del Supremo condenó a Atutxa, Knörr y Bilbao a sendas penas de inhabilitación para ocupar un cargo público, así como a multas de entre 12.000 y 18.000 euros, al considerarlos culpables de la comisión de un delito de desobediencia a la autoridad judicial por no disolver el grupo SA tras la ilegalización de Batasuna.

La Justicia europea no ha retirado las multas a los exmiembros de La Mesa del Parlamento procesados, y se la ha impuesto a España, aunque de forma simbólica y por el importe de un euro. "No buscamos la reparación económica, sino la reparación moral y la dignidad institucional", ha explicado tras recordar que un día se encontró con quien era el fiscal del País Vasco en aquella época, Jesús Cardenal, tras el informe inculpatorio que firmó: "Usted no hizo triple salto moral además del triple salto mortal", le dijo.

El tribunal europeo considera que, en el proceso judicial, se vulneró el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos. Este dicta que "toda persona tiene derecho a que su causa sea oída equitativa, públicamente y dentro de un plazo razonable, por un Tribunal independiente e imparcial" y, según los jueces de Estrasburgo, en el caso Atutxa se vulneró su derecho a un juicio justo, debido a que "las cuestiones que debían ser examinadas por el Tribunal Supremo necesitaban la apreciación directa del testimonio de los demandantes". En 2013, el Tribunal Constitucional denegó el amparo expresidente del parlamento vasco y avaló la decisión del Supremo.

Más información