Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey inaugura el pabellón de España en la Expo Internacional de Astaná

La propuesta española se centra en las energías renovables y su investigación y desarrollo

Simulación de la fachada del pabellón de España en la Expo Astaná 2017. Ampliar foto
Simulación de la fachada del pabellón de España en la Expo Astaná 2017.

Felipe VI ha inaugurado este sábado el pabellón de España en Expo Astaná 2017 que, bajo el lema Energía para el planeta, se celebrará hasta el 10 de septiembre en la capital de Kazajistán. El Rey, que ha acudido acompañado del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, y el presidente de Acción Cultural Española, Fernando Benzo, fue invitado por el presidente de Kazajistán, Nursultán Nazarbáyev.

El evento reúne a 137 participantes oficiales 115 países y 22 organizaciones Internacionales con el propósito de promulgar una transformación del modelo energético vigente por otro más sostenible y contribuir a los objetivos de la Agenda de Desarrollo Sostenible.

Entre los organismos internacionales dedicados a la energía y al desarrollo participantes, se encuentran la Agencia Internacional de la Energía, la Agencia Internacional de las Energías Renovables, la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial y el Banco Mundial.

La exposición universal pretende reflexionar sobre la importancia de avanzar hacia un sistema energético mundial cada vez más basado en las energías renovables y ayudar a reducir las emisiones de CO2, la dependencia del petróleo y aumenten la autonomía energética.

El pabellón español tiene como lema España. Energía para el Planeta y trata de poner en valor la labor del país en el desarrollo de las energías renovables y las razones de su compromiso con el medioambiente y el entorno. En ese escaparate, que según fuentes del Gobierno cuesta cuatro millones con los gastos totales del proyecto, montaje y personal, se mostrará el trabajo pionero de España en investigación, desarrollo e implantación de sistemas de captación de energías limpias, como la eólica, la fotovoltaica y la termosolar.

El diseño y la producción del pabellón han corrido a cargo de Acciona Producciones y Diseño junto a Frade Arquitectos, con un coste de 1,7 millones. El diseño de la imagen gráfica del pabellón ha sido realizada por Alberto Corazón. Con una superficie de 868 metros cuadrados distribuidos en una única planta, el pabellón pretende atraer a más de tres millones de visitantes.

Al finalizar la Expo, está previsto que el recinto albergue el mayor centro financiero de Asia central, así como el Centro Internacional para el Desarrollo de Tecnologías Verdes bajo los auspicios de Naciones Unidas. La Expo conmemora el vigésimo aniversario de la elección de Astaná (cuyo nombre significa capital en kazajo) como capital del país.

Más información