Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven de Jaén, investigado por utilizar la imagen de un Cristo en Instagram

“No quise ofender, soy cristiano”, indica el acusado de delito contra el sentimiento religioso

Escultura que el denunciado en Jaén utilizó para sobreponer su rostro.
Escultura que el denunciado en Jaén utilizó para sobreponer su rostro.

Daniel Cristian Serrano lleva varios días en un sinvivir. Este joven de 23 años de Jaén no acaba de entender cómo tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados por haber hecho un fotomontaje con su rostro y la imagen del Cristo Despojado. Daniel, aficionado a la fotografía, subió ese fotomontaje a Instagram, como ha hecho con otros muchos utilizando otras imágenes de personajes famosos. Pero la Hermandad de la Amargura de Jaén lo denunció y ahora la Fiscalía le imputa un delito contra los sentimientos religiosos y le pide una multa de 2.160 euros y una responsabilidad civil subsidiaria de 180 días de privación de libertad en caso de impago.

“En ningún momento tenía intención de ofender a nadie, mis padres son cristianos y yo he hecho la Comunión, yo lo hice como un montaje más y por eso no entiendo todo lo que se ha montado”, ha declarado un apesadumbrado Daniel, incrédulo al comprobar la repercusión mediática que ha alcanzado este tema. Su madre ha tenido que ser atendida en un centro hospitalario de la ciudad por un cuadro de ansiedad. Daniel, que está recibiendo el apoyo de muchas personas (personajes famosos incluidos) en las redes sociales, critica a la Cofradía que lo denunció porque, a su juicio, han querido dejarlo en evidencia ante la sociedad y buscar su “linchamiento” público.

Los hechos por los que Daniel Cristian Serrano será enjuiciado, probablemente en enero de 2018, se remontan a abril del año pasado, cuando el joven subió su fotomontaje a Instagram -que ya ha borrado- acompañado de un mensaje donde podía leerse: “Sobran las palabras, la cara lo dice todo, Makaveli soy tu dios”. Sin embargo, el joven aclara que este texto no tenía ningún ánimo de ofender a ninguna religión. “Makaveli es el nombre de un famoso rapero ya desaparecido al que quise homenajear con esta foto”, señala Daniel, que también crea sus propias composiciones de rap y de hip hop. Efectivamente, Tupar Shakur, Makaveli, da nombre a uno de los raperos más populares de la historia (premio Grammy incluido), que murió hace 26 años en Las Vegas cuando tenía sólo 25 años.

No obstante, según informó el diario Jaén, en su escrito de conclusiones provisionales, la Fiscalía califica de “escarnio” la fotografía y cree que el montaje, que causó “indignación” a la Hermandad jienense, se hizo con “manifiesto desprecio y mofa hacia la cofradía y con el propósito de ofender los sentimientos religiosos de sus miembros”. El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Jaén, Miguel Sánchez-Gasca, consideró que la publicación podría ser constitutiva de un delito contra los sentimientos religiosos y abrió juicio oral contra este joven jienense. Mientras tanto, desde la Hermandad de la Amargura de Jaén, su presidente, Ángel Contreras, ha explicado que, antes de presentar la denuncia, intentaron, sin éxito, que el joven retirara el fotomontaje de Instagram y que pidiera disculpas. “Hubo muchos hermanos que se sintieron ofendidos y que entenderon que era una falta de respeto a nuestras imágenes, por eso acordamos en una junta de gobierno llevar el caso a los tribunales”, asegura Contreras.

El juicio por un presunto delito contra los sentimientos religiosos será el segundo que se celebre en Jaén en apenas un año. El otro precedente fue el de joven enjuiciado por el robo de la Custodia del convento de Las Bernardas de Jaén, registrado en marzo de 2016. Además de un delito de robo, la Fiscalía también acusó al ladrón de un delito contra los sentimientos religiosos. Sin embargo, en el juicio, ese cargo fue retirado y, finalmente, solo fue condenado por la sustracción.

En otra ciudad, A Coruña, un Juzgado archivó la semana pasada la causa abierta contra el concejal del Concello de A Coruña Xosé Manuel Sande por la realización de un cartel de Carnaval en el que aparecía un hombre disfrazado de Papa. En este caso, fue la Asociación de Viudas de Lugo la que presentó denuncia contra el edil por el mismo delito que se le imputa a Daniel Cristian Serrano. Pero, a diferencia del caso jiennense, en el coruñés la Fiscalía solicitó el archivo de la causa ya en fase de instrucción.

Más información