Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de pobres ayudados por la Iglesia baja por primera vez desde 2010

Más de 2,8 millones de personas con problemas económicos solicitaron asistencia de la Iglesia en 2015

El año 2015 fue el primero desde 2010 en el que bajó el número de pobres que recibió ayuda de los centros asistenciales católicos: 30.000 menos que en 2014, según datos incluidos en la memoria anual de actividades presentada por la Conferencia Episcopal hoy en Madrid.

La cifra apenas representa un 1% de disminución, pero contrasta con los enormes aumentos en las cifras de la asistencia para mitigar la pobreza en los años anteriores. Solo de 2011 a 2012, los centros de la Iglesia registraron un aumento del 25% en el número de peticiones. Con todo, 2,8 millones de personas con problemas económicos solicitaron asistencia en 2015.

Declaraciones en favor de la Iglesia (%)

Como muestra el mapa superior, la distribución de la actividad asistencial de la Iglesia en todos los ámbitos (como pobreza, inmigración, menores o drogodependientes) es muy diversa por comunidades autónomas. En relación con el tamaño de su población, las comunidades donde más personas se beneficiarion fueron Aragón, Asturias y Murcia. En el extremo contrario, Baleares, Navarra y Canarias fueron donde menos porcentaje de la población recibió ayuda.

Declaraciones de la Renta

La memoria recoge también los datos de declaraciones en las que se marcó la casilla en favor de la Iglesia: más de 7,3 millones en la campaña de la Renta de 2016, lo que supuso nueve millones de contribuyentes al tener en cuenta las declaraciones conjuntas.

Por comunidades, los contribuyentes de Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Murcia y Castilla y León fueron los más generosos con la Iglesia: más cuatro de cada diez contribuyentes marcaron la equis. En el otro extremo, en Cataluña, Galicia y Canarias, Baleares y País Vasco los porcentajes fueron bajos: desde el 20% al 30% de las declaraciones.

En el total estatal, en un 34,93% de las declaraciones se marcó la casilla para la Iglesia. El porcentaje es ligeramente superior al de 2014 (34,76%), pero queda lejos del 35,71% alcanzado en 2010, el más alto en el periodo 2007-2015.

Gasto en celebraciones

Los españoles gastan 2.400 millones de euros en bodas, bautizos y comuniones, según datos de 2014 recogidos por la memoria. A casarse por la Iglesia destinaron 1.331 millones de euros en su celebración. A las comuniones se dedicaron casi 590 millones y otros 516 a los bautizos.

Del total del gasto, 602 millones de euros se destinaron al pago de salarios, sobre todo en el sector de las compras (138 millones), transportes y vehículos (78 millones ) y ocio y cultura (66 millones). Casi 8.000 empresas de servicios de comidas y bebidas se beneficiarion de las celebraciones, frente a 1.200 de comercios al por menor.

El número de pobres ayudados por la Iglesia baja por primera vez desde 2010