Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La justicia alemana vigilará que el ‘cazador de actrices’ no se acerque a sus víctimas

Un tribunal velará para que Meyer respete la orden de alejamiento vigente de Sara Casasnovas

La actriz Sara Casasnovas junto a su abogado, Carlos Castresana. Vídeo: ATLAS. Foto: Víctor Sainz

La justicia germana monitorizará los pasos del cazador de actrices. Un tribunal de este país decidirá si Arndt Meyer –que ayer fue expulsado en avión a Alemania tras cumplir una condena de ocho años por intentar matar a la intérprete Sara Casasnovas- recibe tratamiento psiquiátrico.

La justicia germana velará también por el cumplimiento de la condena del criminal, de 48 años y aquejado de un trastorno de personalidad. Meyer tiene vigente una orden de alejamiento de Casasnovas hasta el 29 de enero de 2020. “Es un individuo peligroso esté donde esté”, ha explicado este miércoles el abogado de la actriz, Carlos Castresana, exmiembro de la Fiscalía Anticorrupción.

El letrado ha enmarcado la expulsión de Meyer, que ha sido costeada por el Gobierno español, en una posibilidad de la Ley de Extranjería, que prevé la salida del país de un individuo “por la vía exprés” (de forma inmediata) cuando supone una amenaza. Y Meyer lo era. En celda de la prisión madrileña de Estremera, donde hasta este martes cumplía condena por intentar matar a Casasnovas, los funcionarios hallaron el pasado octubre un álbum con fotos de esta intérprete y de otras siete actrices. Las instantáneas estaban acompañadas de declaraciones de amor que revelaban la obsesión del criminal por las chicas, según reveló EL PAÍS.

"Mis oportunidades laborales han disminuido desde el incidente", cuenta la actriz

Sara Casasnovas ha explicado el impacto en su carrera del intento de asesinato que sufrió en junio de 2009 cuando Meyer le disparó una flecha con una ballesta a la salida del teatro Reina Victoria, en la Carrera de San Jerónimo, en Madrid. “Mis oportunidades laborales han disminuido desde entonces […]. Esto ha sido una ardua lucha personal. La reconquista de mi libertad. También han sufrido las otras compañeras amenazadas”, ha explicado Casasnovas en alusión a las siete actrices –seis españolas y una estadounidense- que aparecieron en la colección fotográfica incautada en la celda de Meyer. Instituciones Penitenciarias advirtió tras encontrar el álbum de la “potencial peligrosidad” y del riesgo que corrían las intérpretes con Meyer en libertad. Un juzgado de Madrid concedió a las chicas la condición de testigos protegidos y activó la maquinaria de la expulsión que culminó ayer con la salida de España del criminal.

Caja con vírgenes y fotos

Casasnovas ha explicado que, mientras Meyer permanecía en prisión, recibió en el teatro una caja con vírgenes y fotos suyas. Y también que existe una investigación en marcha para determinar la autoría de una página de Facebook titulada “amarrada” con 80 imágenes de la intérprete amordazada, vendada y con un arma en la cabeza.

Sin embargo, el grueso de las pesquisas se centra ahora en esclarecer cómo llegaron las fotos a la celda de Meyer. El abogado de la actriz ha explicado que el juzgado que indaga esta causa no ha tomado todavía declaración a un ciudadano alemán vinculado a una ONG que –según Meyer- le facilitó las instantáneas.

“Voy a seguir trabajando. Pese a todo, aquí estoy”, ha señalado Casasnovas, célebre por la serie Amar en tiempos revueltos.

Más información