Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hermano de Ignacio González: "¡Como yo largue... tengo unas cosillas que...!"

El familiar del expresidente amenaza con tirar de la manta en una grabación policial

Pablo González, hermano del expresidente de Madrid Ignacio González, amenaza en una grabación con tirar de la manta si siguen investigándole a él y su familia. La escucha realizada por la UCO de la Guardia Civil, que investiga, hasta ahora, junto al juez instructor Eloy Velasco de la Operación Lezo, tuvo lugar el 21 de noviembre de 2016 en la cafetería del hotel Eurobuilding de Madrid.

Grabacion del hermano de Ignacio Gonzalez
Ignacio González, expresidente del la Comunidad de Madrid.

El interlocutor del hermano del expresidente de Madrid es Edmundo Rodríguez Sobrino, supuesto testaferro y el hombre de Ignacio González en los turbios negocios del Canal de Isabel II en Sudamérica, según la investigación. "Ya le he advertido yo que.. a esta persona, que ¡cómo yo largue... tengo cosas que pueden… cosillas que!…", suelta en un momento de la grabación Pablo González a Edmundo Rodríguez, accionista (con un 23 %) del periódico La Razón.

 "Tenemos muchos papeles, si alguien se va de la boca podemos..."

Ambos charlan y se encrespan ante noticias aparecidas en prensa relacionadas con el llamado caso espías; un viaje veraniego (final de agosto y primeros de septiembre de 2008) de González a Cartagena de Indias (Colombia) que fue grabado por unos detectives españoles a sueldo de personas de las que no hay certezas y solo conjeturas sobre su identidad. A Ignacio González se le ve portando en las manos unas bolsas grandes a las puertas de un hotel. “Eran toallas”, ha reiterado a la prensa. Él iba en calidad de presidente del Canal de Isabel II y con él iban, entre otros, Edmundo Rodríguez. Ahora los dos están presos.

Sobre este asunto dialogan en la cafetería del citado hotel Pablo González y Edmundo Rodríguez. Se saben vigilados, pero ignoran que la conversación está siendo grabada a distancia por agentes de la UCO con un dispositivo ambiental. Edmundo Rodríguez baja el tono ante Pablo González al referirse a sus escasos contactos con Ignacio González, para que nadie los relacione (“Le estoy llamando poco”; todo lo que sea vernos…”).

-Pablo González. “(…) que salió en prensa que las fotos, con las bolsas y con…”

"A Nacho le he visto hace… diez, quince días, yo creo que está haciendo bien una cosa, que es estar calladito..."

-Edmundo Rodríguez. Sí, sí, sí

-P. ¿Tú te has leído la noticia? La noticia dentro es lo que realmente quieren ellos, para ver cómo se ponen de acuerdo para defenderse de que les van a… reventar, que qué coño...

-Ed. No dice nada… Y las bolsas, las bolsas, no tengo… no tengo que explicar, pero es que me importa un huevo, ya lo he explicado muchas veces, pero… jamás me ha llamado el juez… [ahora se halla preso]

-P. No, no, ni a Nacho, ni a Nacho [su hermano Ignacio]

-E. A Nacho le he visto hace… diez, quince días, yo creo que está haciendo bien una cosa, que es estar calladito, pero está nervioso, ¿no?

"¿Tú ves alguna posibilidad de que Esperanza  (Aguirre) ordenara eso…?", pregunta el testaferro de Ignacio González 

-P. Ahora también, eh, 25 frentes abiertos. La lucha por la secretaría general del partido, lo mejor es ponerte de lao... porque cualquier otra cosa, todos estos pagos que hacen aquí…

-E. El artículo de hoy en El Mundo trata de Esperanza [Aguirre]. ¿Tú ves alguna posibilidad de que Esperanza ordenara eso…?

-P. (Ininteligible) Claro que Granados… [Francisco, otro de los hombres de confianza de Aguirre, próximo a la libertad tras más de dos años preso por la trama Púnica].

-Ed. Esos son a los que habría que procesar, ¡cojones!

-P. Sí pero esos son… lo que yo interpreto de lo que lees, los que deben estar acojonados son los detectives, ahora se han quedado con el culo al aire, o sea, no tienen a nadie que les ampare…[Un juzgado de Madrid investigó el espionaje a González en Colombia e imputó a los detectives que supuestamente tomaron las imágenes de las bolsas, difundidas por la Cadena SER, pero recientemente la causa ha sido archivada].

-Ed. Pero tampoco les persigue ahora nadie…

La secretaria de Rodríguez: "¡Madre mía, madre mía, madre mía... Está empezando a llover!"

-P. Joder, pero macho, porque los tíos dicen vamos a ponernos de acuerdo si nos someten a un… que no juguemos al sálvese quien pueda, segundo, hay que decir que tenemos muchos papeles y que si alguien se va de la boca podemos…¿Quién te ha contratado? ¿Cómo te ha contratado? ¿Quién ha cubierto…? Para mí la autodefensa de ellos… ver cómo nos salvamos el culo

-Ed. Pobre Nacho, porque claro, porque yo le llamo… yo lo estoy llamando poco, le he visto hace una semana o menos, pero claro es que él está pinchado en esta película [móvil intervenido] y yo también… es que todo lo que sea vernos…. (…) Con independencia de que hubiera algo o no hubiera en algún momento, en alguna circunstancia, en otra vida… Lo que dicen ahí es mentira. Eran bolsas con toallas.

-P. Yo tengo los papeles donde se dice lo que se cobra allí…

-Ed. Enséñalos…

-P. Hombre claro, claro… hoy por hoy, claro… Ya le he advertido yo que, a esta persona, que como largue, tengo cosas que pueden… cosillas que…

Su hermano Ignacio también advierte en las grabaciones que puede señalar a las personas que pagaron una comisión de 1,4 millones por la adjudicación de una estación de tren en Parla (Madrid). Porque sospecha de que quienes pagaron a los detectives pudieron ser personas vinculadas con una cena a la que el yerno del presidente de la constructora OHL, Javier López Madrid, le invitó a él y a otras personas, entre ellos a Granados.

"¿Nos mojamos los demás, o no?"

En las escuchas a las que ha tenido acceso EL PAÍS, la secretaria de Edmundo Rodríguez, Clarisa Guerra, una de las 52 personas investigada en Lezo, sabe que su jefe está siendo investigado, las connivencias mercantiles entre ambos son estrechas, y cuando alguien le llama hace ver a su interlocutor, con metáforas, que disimule. Edmundo Rodríguez es amigo de Mauricio Casals, presidente de La Razón, y a quien utilizó para que la presidenta Cristina Cifuentes retirara un informe sobre Lezo enviado a la Fiscalía Anticorrupción. Y ese día estaba preocupado por la facturación de una socia suya de su despacho de abogados con empresas que él controlaba para el Canal en Sudamérica. Según cuenta Clarisa, su jefe "tiene pollos varios que no puede contar" y que ese es el motivo de que estén "pasando momentos muy tensos". Llama al despacho el abogado Carlos Fernández, asesor de Rodríguez, para pedir detalles de la citada facturación. Clarisa Guerra evita darle detalles.

-Clarisa Guerra. Pero, pero que ya hablaremos... ¿vale?

Y a renglón seguido sugiere que el asunto es muy grave. "Madre mía, madre mía, madre mía... Está empezando a llover"

-Carlos Fernández. ¡No me jodas! ¿Nos mojamos los demás o no?

-Cl. Pues Marta puede que se moje un poco, sí [en alusión a una socia de Edmundo Rodríguez en su despacho en relación con unas facturas al Canal]

Investigacion@elpais.es