Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez gana en todas las autonomías salvo Andalucía y Euskadi

Díaz y López solo se imponen en sus respectivas federaciones

La candidatura de Pedro Sánchez cumplió sus pronósticos y se impuso en todos los territorios salvo en Andalucía y País Vasco. Las federaciones respectivas de Susana Díaz y Patxi López fueron las únicas que se resistieron a Sánchez en su reelección como secretario general del PSOE ocho meses después de su dimisión. La candidata, que había recibido más avales que el vencedor en siete territorios, solo fue la más votada en la comunidad donde compagina la presidencia de la Junta y la secretaría general del PSOE-A desde 2013.

Urna en Buenos Aires (Argentina) para las primarias del PSOE. Vídeo: reacciones de los tres candidatos tras conocer el resultado.

La sensación de que Sánchez tenía serias posibilidades de imponerse en las primarias al reunir más de 53.600 avales se confirmó con su victoria en casi todas las federaciones. Y eso que Díaz había conseguido más avales en siete territorios: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Murcia y la ciudad autónoma de Ceuta. La remontada de Sánchez, que sumó 20.500 votos más que avales, se extendió por todo el mapa socialista.

Andalucía. La presidenta autonómica obtuvo 25.000 votos en su federación, lo que supone una pérdida de alrededor de 1.500 respecto a los avales que presentó a principios de mayo. Frente a la línea descendente de la aspirante, Sánchez logró 12.500 votos, mejorando de esta forma los avales que había recolectado (8.818) entre los militantes andaluces. Si Andalucía fue el territorio donde sumó más avales, también fue donde el secretario general electo recopiló más votos.

Cataluña. El vuelco del PSC con Sánchez superó el 81%, el mayor porcentaje que dejó la noche. Frente a los más de 8.300 votos al líder de los socialistas, Díaz obtuvo poco más de un millar, lo que equivale al 11%.

Madrid. La federación a la que pertenece Sánchez fue la mejor noticia que recibió Díaz en la presentación de avales. Los apoyos a la aspirante (4.550) aventajaron en medio millar al ganador (4.092), que además tenía al aparato regional en contra, ya que Sara Hernández optó por Patxi López. Como muchos sospechaban, la exhibición de fuerza de Díaz fue un espejismo. Las sospechas se confirmaron anoche cuando la militancia dio un vuelco en las urnas a los vaticinios de los partidarios de la presidenta andaluza. Sánchez recibió más de 6.200 votos, muy por delante de los 4.000 de Díaz. El exlehendakari y expresidente del Congreso, pese a contar con el favor del aparato madrileño, cosechó 2.300 votos. Una de las claves del giro fue la reivindicación que Díaz hizo del exsecretario general regional Tomás Gómez, relevado por Sánchez tres meses antes de las elecciones autonómicas de 2015. Tal y como aventuraban los partidarios de Sánchez y de López, en vez de atraer votos tuvo el efecto contrario. Tampoco la beneficiaron las tiranteces entre las diferentes familias del PSOE madrileño que la avalaron.

Asturias. Sánchez aumentó el margen de avales sobre Díaz que había recibido en el Principado. El secretario general alcanzó más del 53% de votos en la tierra que preside Javier Fernández, al frente de la gestora los últimos ocho meses. El papel activo de la diputada Adriana Lastra, coordinadora de su candidatura, y de la senadora Luisa Carcedo, unido al respaldo del sindicato minero SOMA, inclinaron a su favor la balanza frente a Fernández y el secretario general de Juventudes, Nino Torre.

Comunidad Valenciana. El apoyo del secretario general de la provincia de Valencia, José Luis Ábalos, fue determinante en la victoria de Sánchez en la comunidad que gobierna Ximo Puig. En su reelección como secretario general Sánchez amplió el número de avales conseguidos. Así, mejoró los 8.105 apoyos que presentó hace dos semanas con la obtención de 9.550. El 63% de los que hubo en la tercera federación por militantes.

Baleares. El simbolismo que supuso el regreso de Francina Armengol con Sánchez en detrimento de López, anunciado de forma oficial la noche del lunes tras el debate entre los tres candidatos, influyó en el triunfo del líder electo con el 71% de los votos en el archipiélago. Díaz obtuvo un respaldo del 17%, obteniendo más votos que avales.

Voto dispar en Europa y América

El nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, se impuso entre los militantes socialistas en Europa, mientras que Susana Díaz ganó entre los que residen en América. Aunque se trata de muy pocos afiliados, lo cierto es que todas las candidaturas buscaron también estos apoyos.

Con el 99,2% global escrutado, Sánchez lograba 85 votos en Europa y 142 en América. Díaz, por su parte, conseguía 195 votos en el continente americano y 54 en Europa.

Más información