Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué es una moción de censura y por qué no prosperará la de Podemos

En democracia solo se han presentado dos y ninguna salió adelante

Mocion de censura
Podemos anuncia junto a sus socios su intención de promover una moción de censura.

Pablo Iglesias ha anunciado este miércoles, rodeado de sus socios, su intención de promover una moción de censura contra Mariano Rajoy. Según el líder de Podemos, en España "se vive un estado de excepción democrático, con un saqueo público permanente". La iniciativa parlamentaria, que solo se ha empleado en casos de excepción -ninguna con éxito-, no tiene posibilidades de prosperar. Estos son los requisitos, plazos y otras claves que explican en qué consiste una moción.

Qué es una moción de censura. El Reglamento del Congreso de los Diputados la define como el mecanismo con el que la Cámara "puede exigir la responsabilidad política del Gobierno". Su objetivo es forzar la salida de presidente del Gobierno y elegir un sustituto.

Cuáles son los requisitos para presentarla. "Deberá ser propuesta, al menos, por la décima parte de los Diputados en escrito motivado dirigido a la Mesa del Congreso", esto es, 35 diputados. Unidos Podemos tiene 71, así que tiene margen de sobra para presentar la moción de censura.

Un candidato alternativo para sustituir a Rajoy. La moción de censura "habrá de incluir un candidato a la Presidencia del Gobierno que haya aceptado la candidatura", como estipula el Reglamento. Este es uno de los principales obstáculos para que salga adelante la iniciativa de Unidos Podemos. El PSOE, en plena crisis interna, no está en condiciones de elegir a un candidato y Podemos no ha propuesto ningún nombre, pero según fuentes de la gestora, el apoyo de los socialistas a un candidato de otro partido, en concreto de Podemos, está fuera de la realidad. En todo caso, el candidato no tiene por qué ser del grupo que presenta la moción y puede ser alguien que no sea diputado.

Mociones alternativas y límites. Una vez abierta la veda, se pueden presentar mociones alternativas en los dos días posteriores al registro de la primera. Hay un límite, sin embargo, y es que un diputado no puede firmar más de dos mociones en un mismo periodo de sesiones. Tendrían que esperar por tanto a septiembre antes de avalar otra.

¿Examen al presidente? La moción puede servir para exigir responsabilidades, forzar la salida del jefe del Ejecutivo y hasta para desahogarse, pero no obliga al presidente a dar explicaciones. El cuestionado, en este caso Rajoy, no está obligado a comparecer y podría delegar en otra persona de su partido. Hay un precedente: Alfonso Guerra fue quien rechazó la moción que se presentó contra Felipe González en 1987.

El debate en el Congreso. Pueden intervenir quienes la presentan, el candidato a la Presidencia, y cada uno de los Grupos parlamentarios durante 30 minutos, con derecho a turno de réplica o rectificación de 10 minutos.

Los números que hacen falta para aprobarla (y que no conseguirá Podemos). Para que siga adelante, hace falta mayoría absoluta en el Congreso, esto es, la mitad de los escaños más uno o 176 diputados. Unidos Podemos tiene 71, así que necesitaría 105 más. PSOE (85), Ciudadanos (32), PNV (5) ya han dicho que no la apoyarían, y evidentemente tampoco contará con los 137 diputados del PP. Por más que consiguiese sumar a ERC (9), CDC (8), EH-Bildu (2) y CC (1), se quedaría en 91 votos a favor, a 85 apoyos de distancia del éxito.

Qué han dicho los partidos. "Que la presenten, están tardando", ha respondido el portavoz del PP, Rafael Hernando, que califica de "charlotadas y numeritos" la iniciativa de Podemos. Antonio Hernando, del PSOE, asegura que los socialistas han quedado en responder a Podemos, pero fuentes de la gestora avanzan que no la apoyarán. Aitor Esteban, portavoz del PNV, considera "una torpeza absoluta" la propuesta y cree que "no es forma responsable de hacer política" y José Manuel Villegas, de Ciudadanos, ha afirmado que "sin duda" su partido no va a apoyar un "circo" de Podemos. Entre los catalanes Carles Campuzano, del PDeCAT, está dispuesto a escuchar a Unidos Podemos antes de decidir y Joan Tardá, de ERC, lo supedita al apoyo al referéndum: "Que dicen que no hay problemas y que respetan la voluntad democrática del pueblo catalán, votamos a favor. Que no, pues que con su pan se lo coman".

El intento más reciente. La última vez que alguien se planteó presentar una moción de censura fue en 2013, cuando se hizo público el caso Bárcenas y el PP eludía dar explicaciones en el Parlamento. Fue Rubalcaba quien la planteó como ultimátum a Rajoy: o comparecía o la presentaba, a sabiendas de que no conseguiría los apoyos necesarios en un Congreso con mayoría absoluta del PP. Al final Rajoy compareció y no se presentó moción alguna.

Los dos precedentes frustrados. En democracia solo ha habido dos mociones de censuras, y en ambas Felipe González ha sido protagonista. La primera la presentó en 1980 el PSOE contra Adolfo Suárez, con González como candidato alternativo. La segunda vez se la presentó el grupo popular a González en 1987, con Antonio Hernández Mancha como candidato. Ninguna de las dos prosperó.

Más información