Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un toque de NBA para Podemos

La obra del sociólogo Rubén Juste es la base de la “trama”, el nuevo concepto favorito de Pablo Iglesias

FOTO: Rubén Juste (izquierda) junto al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en el interior del "Tramabus " en Madrid. / VÍDEO: La ruta del "Tramabus" del pasado lunes.

Al padre de Rubén Juste le gustaba mucho la NBA. Admiraba sobre todo a un pívot de Los Angeles Lakers, Kareem Abdul-Jabbar. Cuando en 1985 nació su hijo, quiso ponerle Karim. Pero el juez de Toledo donde fue a inscribirle no lo permitió. Rubén sin embargo siguió siendo en casa solo Karim: “No supe que me llamaba Rubén hasta la adolescencia”, dice Juste. Ahora combina ambos nombres.

Rubén Juste es el sociólogo detrás del movimiento de Pablo Iglesias de la “casta” a la “trama”, cuyo mayor exponente ha sido el Tramabús, el autocar de Podemos que se ha paseado por Madrid esta semana y por toda España a partir de la próxima. Desde este mes de abril, Juste está también a sueldo como asesor del grupo parlamentario de Podemos.

El origen del ascenso fugaz de Juste es la presentación de su tesis en mayo de 2016, titulada “La formación del bloque de poder económico en España: consejeros, capital y Estado en el IBEX35 (1991-2013)”. El texto fue la base su libro Ibex 35. Una historia herética del poder en España, que Iglesias ha dicho que será el más importante de 2017 y que es "la píldora roja que sirve para entender Matrix". Juste lo define así: “Arroja luz sobre las las puertas giratorias y cómo funciona el poder político dentro del poder económico”.

La tesis era más cauta que el nuevo reclamo de Podemos: “El término trama no se usa en ninguna investigación académica”, dice Julián Cárdenas, uno de los tres codirectores de la tesis de Juste. “Es en todo caso una interpretación a partir de los datos”. El concepto “trama” lo acuñó el diputado de Podemos Manuel Monereo. Juste habla de “bloque”. Ahora se usan indistintamente: “Yo lo llamo ‘bloque’”, dice Juste. “Trama implica organización para unos fines. Pablo [Iglesias] los combina como si fueran lo mismo”. La política es un terreno poco adaptable a las finuras académicas. Juan Ignacio Castien, que presidió el tribunal de tesis de Juste, cree que la obra llega en el momento justo para Podemos: “El libro conecta con la estrategia del partido, pero el trabajo de Juste es más complejo que la trama”.

Juste ha priorizado la divulgación a la carrera académica. Ningún capítulo de su tesis ha sido publicado de momento en revistas internacionales con estándares aceptados. Juste dice que lo hará cuando tenga tiempo: “Para hacer y traducir cada artículo necesitas tiempo, aunque a mí se me da muy bien escribir en inglés”, dice. El sociólogo cree que tiene entre manos algo extremadamente valioso: "Cada capítulo es un artículo que puede ir a una revista internacional sin problema. Es el primer estudio de puertas giratorias que hay en el mundo. No hay otro con ese compendio teórico y con ese marco”, dice.

Es probable que el marco teórico sea muy nuevo, pero búsquedas relacionadas con los conceptos de Juste en Google Académico en inglés como “revolving door lobbysts” (lobistas de puertas giratorias) o politicians in board of directors and corruption” (políticos en consejos de administración y corrupción) dan más de 100.000 artículos, algunos con títulos tan concretos como “Politically connected firms in Spain”, de tres profesores de la Universidad de Las Palmas.

El trabajo de Juste va más allá de la concreción habitual en la academia. Su método de análisis es supuestamente tan nuevo que incluso sorprendió a los profesores que le evaluaron y le dieron un sobresaliente cum laude: “Los miembros del tribunal sabíamos bastante menos que él sobre el método empleado y su representación formal”, dice Pablo Sánchez León, investigador de la Universidad del País Vasco y miembro del tribunal de Juste. Sánchez León también cree que la obra de Juste inaugura una nueva etapa: “Su interpretación de las relaciones entre ciclos políticos, ciclos económicos y las hegemonías en el Ibex está, obviamente, sujeta a debate, y puede haber hipótesis diferentes a la suya: pero a día de hoy nadie ha trabajado ese asunto”.

De la Complutense a América Latina

La trayectoria de Juste es calcada a la del núcleo duro de Podemos, aunque unos años después: Universidad Complutense, América Latina (Paraguay, en el caso de Juste) y vuelta a España. En la Universidad entró en contacto con Txema Guijarro y Carolina Bescansa, hoy diputados de Podemos. Guijarro fue quien le recomendó a Camilo Soares, presidente del Partido del Movimiento al Socialismo paraguayo, que entonces era ministro del Gobierno del presidente Fernando Lugo. Guijarro y la Fundación CEPS -ligada al origen de Podemos- abandonaron Paraguay en 2011: “Aquí estaban algunos españoles que trataban de asesorar al presidente, pero Lugo no escuchaba a nadie”, dice Soares.

Juste llegó a Paraguay para ayudar con encuestas y dar clases en tres universidades. Estuvo casi dos años y congenió con el país. Aprendió algo de guaraní. “Vivía en un barrio muy popular -recuerda Soares. Frecuentaba lugares de baile, un bar llamado Toc-Toc, donde ni siquiera nosotros queríamos ir. Le teníamos que rescatar. Pero él decía que era el único lugar donde nunca vería a un extranjero, que podía pasar por paraguayo, pero era imposible porque era un gringo blanco que brillaba”.

Las elecciones de 2013 fueron mal para la izquierda paraguaya. El candidato asesorado por Juste, Mario Ferreiro, sacó solo el 5,38 por ciento. Juste dice que lo vio venir: “Clavé que el resultado podía ir de un 4% a un 14%. La crisis reciente de la demoscopia viene porque hay una cantidad tan alta de indecisos que es difícil de ver en las encuestas, pero yo vi que ese porcentaje de indecisos subía igual que bajaba, hice una aproximación y lo acerté”, dice ahora.

Juste fue luego a Ecuador, pero no consigue financiarse con clases en la universidad. Era el momento de volver a España, que culmina por una cuestión médica: “Tuve una hernia en la espalda”, dice. Juste cree que la emigración tuvo su importancia: “Es una experiencia que he compartido con muchos expatriados: al final sufren en cuestión de salud. Somatizas todo. Tiene que ver con la referencia de España. Nadie te dice si lo que haces está bien o mal. Terminas siendo huérfano en el extranjero y se termina somatizando. Conozco a un montón de gente que ha caído enferma en plan mal”, dice.

La ventaja de Juste es haber reunido los datos de trasvase entre la alta administración del Estado y las principales empresas en un momento de crisis. Juste intuyó que era su momento: “Yo di libros a todo el mundo”, dice. Uno de sus grandes aliados fuera de Podemos es Mario Conde: “Me llevo muy bien con Mario Conde. Lo que hablamos los dos es que no hay ningún partido que quiera desvelar qué hay detrás de las puertas giratorias”, dice.

Más información