Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una mujer mata a su hija de 18 meses y después se suicida en Mallorca

La Guardia Civil cree que los hechos se desencadenaron tras una discusión con su marido

Un furgón de la Guardia Civil en una imagen de archivo.
Un furgón de la Guardia Civil en una imagen de archivo. EFE

Una mujer de 34 años ha ahorcado a su hija de 18 meses y después se ha suicidado de la misma manera en el municipio mallorquín de Llucmajor, según fuentes cercanas a la investigación. La Guardia Civil cree que los hechos se desencadenaron después de que la madre discutiera con su marido y padre de la niña el martes por la tarde y abandonara el domicilio familiar, situado en una zona cercana al lugar en el que han sido hallados los cuerpos.

La pareja mantuvo una discusión el martes por la tarde en la vivienda en la que ambos residían, según los investigadores, y el marido, de 30 años, decidió abandonar el lugar. Cuando horas después el hombre regresó al domicilio, la mujer se había marchado de la casa con la niña. En las horas siguientes, el marido intentó ponerse en contacto con ella a través de amigos y familiares y la buscó en las inmediaciones del inmueble, aunque sin éxito.

Ha sido esta mañana a primera hora cuando el hombre ha localizado los cadáveres de su mujer y su hija en el establo de la finca en la que se encuentra la vivienda familiar, en la zona residencial de Las Palmeras del municipio de Llucmajor. La Guardia Civil descarta la participación de terceras personas y cree que el asesinato de la menor y el suicidio de la madre se produjeron el martes por la noche, horas antes de que ambos cuerpos fueran hallados. La autopsia se realizará en las próximas horas cuando los cadáveres se trasladen al Instituto Anatómico Forense de Palma.

No había denuncias previas por maltrato entre los miembros de la pareja, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Baleares. El alcalde del municipio, Bernardí Vives, se ha mostrado consternado por los hechos, que ha calificado de “golpe fuerte” para los vecinos de la localidad.