Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez sugiere que González y Zapatero le apoyarían si tuvieran 35 años menos

El candidato a liderar el PSOE pide acabar con "la nostalgia" y mirar al futuro

Pedro Sánchez, en un acto de campaña para las primarias este martes en La Laguna (Tenerife).
Pedro Sánchez, en un acto de campaña para las primarias este martes en La Laguna (Tenerife). EFE

El candidato a la secretaría general del PSOE Pedro Sánchez ha ofrecido su segundo mitin en Canarias para recabar apoyos de los militantes con vistas a las primarias socialistas del próximo mes de mayo. En el acto, celebrado en el Espacio Aguere de la ciudad de La Laguna (Tenerife) y ante más de 500 personas, Sánchez ha replicado, sin citarla, a otra de las aspirantes al puesto, la presidenta andaluza Susana Díaz.

El exsecretario general de los socialistas ha pedido que las primarias del partido no sean un ejercicio de "nostalgia" y ha centrado su discurso en alejar su proyecto de lo que recuerda al PSOE de siempre. "Ya conquistamos el pasado; ahora tenemos que conquistar el futuro. Tenemos que dejar de hablar de lo que hicimos y hablar de lo que haremos. La España de hace 35 años no es la de hoy. Las soluciones de entonces no valen hoy ni para España ni para el PSOE. Defiendo un partido socialista del siglo XXI". Díaz se rodeó de la vieja guardia socialista (Felipe González, Alfonso Guerra, Alfredo Pérez Rubalcaba, José Luis Rodríguez Zapatero...) en la presentación de su candidatura el pasado domingo.  Y a esa imagen se ha referido Sánchez en su discurso. “¿Sabéis qué pensé cuándo la veía? Que con 35 años menos, esos compañeros estarían hoy aquí luchando por el Partido Socialista”.

También se ha referido Sánchez al discurso con el que Díaz anunció su candidatura a las primarias y en las que pedía un PSOE "ganador”. “Un partido ganador ", ha replicado el exsecretario general de los socialistas, "es un partido unido a sus ideas, sus convicciones, sus compromisos, sus militantes y sus votantes; unidos a la derecha no”.

El candidato se ha comprometido a plantear la obligatoriedad de consultas postelectorales a las bases del partido si gana. "Quiero que el voto del secretario general valga lo mismo que el de cualquier militante”, ha indicado entre los aplausos de los asistentes, la mayoría militantes y simpatizantes, y algunos (pocos) pesos pesados del PSOE tinerfeño. “Eso nada tiene que ver con ser una asociación asamblearia, sino consultar las decisiones más importantes con quienes son la máxima autoridad: la militancia”, ha añadido. 

Sánchez ha concluido su intervención pidiendo explicaciones a la candidatura “de los que defendieron la abstención” que propició la presidencia de Mariano Rajoy, lo que sirvió para unirlo con uno de los momentos del acto que más entusiasmaron a los asistentes: “El Partido Socialista se encuentra en una encrucijada. Pero en estas primarias hay dos opciones: El PSOE del siglo XX o el del siglo XXI. El de Mariano Rajoy o el de la alternativa. El proyecto que lidero es autónomo, porque yo soy un político libre”.

Más información