Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Cuentas da la razón a la gestora y certifica que las primarias deben cumplir la ley de financiación

El equipo de Pedro Sánchez se muestra satisfecho al mantener el anonimato de los donantes, que solo conocerá el organismo que preside Álvarez de Miranda

Juan Andrés Perello, después de la reunión con las gestora. ATLAS

El Tribunal de Cuentas ha sido determinante para que el conflicto entre la gestora y Pedro Sánchez por el sistema de financiación de su candidatura se resuelva. Ese órgano fiscalizador ha dado este martes la razón a la dirección del PSOE respecto a que las campañas de los aspirantes a la secretaría general están sujetos a la ley de partidos. Sánchez reconducirá sus donaciones a la cuenta abierta por el PSOE y entregará el listado de los donantes que ha tenido hasta ahora en junio, finalizado el congreso.

Los representantes de Pedro Sánchez han acudido a la reunión que habían solicitado con el gerente del PSOE con el ánimo de defender la legalidad de su sistema de financiación por crowdfunding o micromecenazgos. El director gerente, Gregorio Martínez, y el abogado del partido, Álvaro García, esperaban a Santos Cerdán, Francisco Salazar y al responsable jurídico de la candidatura, Andrés Perelló, con un escrito del Tribunal de Cuentas, firmado por su presidente, Ramón Álvarez de Miranda, con fecha de hoy, en el que avalaba la posición de la gestora. Las normas sobre financiación de los partidos políticos empiezan "desde el momento inicial en que los aspirantes realicen cualesquiera actos (...) incluso antes de que estos últimos hayan sido convocados oficialmente". Esta es la respuesta a la consulta efectuada por la gerencia del PSOE al tribunal para tener argumentos contra la continuidad de la campaña de Sánchez en una cuenta distinta a la que el PSOE ha abierto a cada uno de los tres aspirantes conocidos. No deja duda el tribunal de que Sánchez no puede esperar a que se convoque el congreso, lo que ocurrirá el próximo sábado, para empezar a utilizar la cuenta del partido como tenía previsto, sino que debe hacerlo de inmediato. Y lo hará, según fuentes de ese equipo.

A partir de ahora, las donaciones a Sánchez, así como a Susana Díaz, y Patxi López, se harán a través de las cuentas oficiales. En el caso de Sánchez ya contaba con 95.000 euros recaudados, desde que abrió la campaña el pasado 3 de marzo, e incluso parte de ellos gastados como figura en la página web donde consigna ingresos y gastos. La cantidad no gastada se trasvasará a la cuenta del partido.

"Nuestra contabilidad está clara, todas las facturas están numeradas, todos los ingresos están, pero hemos de salvaguardar, entre otras leyes, la de Protección de Datos y eso se ha comprendido", ha informado Andrés Perelló, flanqueado por sus compañeros Cerdán y Salazar. En el equipo de Sánchez, una vez aceptado el acatamiento de la normas, se ha percibido el interés en que no se pusiera en duda que el sistema de micromecenazgos era legal y que la identidad de los donantes se iba a preservar. Esto último será así hasta que termine el congreso en el mes de junio. cuando ya habrá una nueva dirección, y la candidatura de Sánchez entregue al PSOE el listado de los donantes que han contribuido a la campaña de Sánchez hasta hoy ya que a partir de ahora todo queda bajo la jurisdicción de la gerencia de este partido. La financiación anterior se ha hecho a través de la asociación Bancal de rosas, que ya no tendría razón de existir, según el criterio de la gestora, ya que todo el proceso se realizará por el partido como ya ocurrió en las primarias de 2014. Esa asociación tiene como fecha de fin de mandato el 31 de julio aunque fuentes del equipo de Pedro Sánchez no han sido explícitos. “Hay tiempo de sobra para hacerlo todo y llevar al Tribunal de Cuentas lo que se nos pida e incluso facilitar la relación de gastos e ingresos”, ha señalado Perello.

Lo exhaustivo del escrito del Tribunal de Cuentas no deja resquicio a la interpretación. El tribunal incluso hace referencia al anterior proceso de elección del secretario general del PSOE de 2014, en el que resultó ganador Pedro Sánchez y del que el PSOE tuvo que rendir cuentas ante esta misma institución y cuya fiscalización está en curso. ”En relación con la financiación de los procesos de elección a los órganos de dirección delos partidos, se trata de una materia que forma parte de la actividad ordinaria delas formaciones políticas y, por tanto, debe regirse por las normas sobre financiación de partidos y está sujeta a la fiscalización del Tribunal de Cuentas”, firma su presidente.

"No hay rebeldía por nadie ni imposición por nadie. Hay un acuerdo dialogado en el que se ha reconocido que lo que hacíamos era legal", ha explicado Perelló. Horas antes, el portavoz de la gestora, Mario Jiménez, declaró en RNE que la posición de Pedro Sánchez "tiene que ver con una estrategia de cuestionar absolutamente todas las decisiones de la dirección del partido".

Un proceso sujeto a la ley de partidos

El Tribunal de Cuentas establece en la respuesta a la consulta del PSOE que el reglamento relativo a la financiación de los partidos políticos empieza “desde el momento inicial en que los aspirantes realicen cualesquiera actos” dirigidos a su participación en los procesos internos, como es el caso de las primarias. “Incluso antes” de que hayan sido convocados “oficialmente”, añade el escrito que firma el presidente del Tribunal, Ramón Álvarez de Miranda.

Las primarias, en este caso del PSOE, “forman parte de la actividad ordinaria” de las formaciones políticas “y por lo tanto deben regirse” por las normas sobre financiación de los partidos. Además, están sujetas a la fiscalización del Tribunal de Cuentas.

Más información