Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE vetan por sexta vez una investigación política sobre Angrois

El Parlamento gallego rechaza en votación secreta la creación de una comisión sobre el accidente

Accidente de tren en Angrois, Santiago
Rajoy, Feijóo y Pastor visitan el lugar del accidente en julio de 2013.

La demanda de las víctimas del descarrilamiento en Santiago del tren Alvia para que se depuren responsabilidades políticas ha recibido este martes el rechazo de PP y PSOE por sexta vez desde aquel fatídico 24 de julio de 2013. Populares y socialistas, que dirigían los gobiernos responsables de la seguridad en la línea ferroviaria donde ocurrió la tragedia, han bloqueado en el Parlamento gallego la creación de una comisión de investigación sobre el accidente que segó la vida de 80 viajeros e hirió a 140. En Marea y BNG, apelando a la "conciencia" de los diputados, promovieron esta vez una votación secreta y en urna buscando abrir fisuras en la disciplina de los grupos que, finalmente, no se han producido.

El debate de este martes ha sido el cuarto que se celebra en el Parlamento gallego sobre la creación de una comisión de investigación del accidente del Alvia y el primero de esta legislatura. Las dos primeras peticiones se presentaron en 2013, poco después del siniestro, y en junio de 2016 el asunto volvió a la Cámara en forma de proposición no de ley. Una y otra vez el PP impuso su mayoría absoluta para bloquear la propuesta de AGE y BNG, mientras el PSOE optaba por la abstención. Las dos propuestas que llegaron al pleno del Congreso de los Diputados para el mismo fin recibieron el veto conjunto de populares y socialistas.

Esta vez, sin embargo, las circunstancias eran otras por varios motivos. En el tiempo transcurrido desde la última votación, la gestión del accidente por parte del Gobierno de Mariano Rajoy recibió un varapalo de la Agencia Ferroviaria Europea, quien en un duro informe afeó la falta de independencia de la investigación técnica que realizó el Ministerio de Fomento a través de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (Ciaf). Además un cambio en la normativa parlamentaria autonómica permite ahora que se cree una comisión de investigación sin necesidad de que la avale la mayoría absoluta del PP, lo que ha colocado al PSdeG-PSOE en una situación delicada.

Un total de 30 votos a favor por parte de diputados de la oposición (dos quintos de los 75 escaños de la Cámara) hubieran bastado para sacar adelante la investigación política que demandan desesperadamente las víctimas del accidente. Finalmente, los 39 diputados del PP (había dos ausentes, uno de ellos Alberto Núñez Feijóo) votaron en contra, los 14 del PSOE se abstuvieron y los 20 que suman En Marea y BNG apoyaron la propuesta.

El portavoz socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha defendido la abstención desde la tribuna alegando que la comisión de investigación en el Parlamento gallego “no tendría capacidad” para reclamar informes y declaraciones a cargos del Gobierno central, idéntico argumento utilizado por los populares pese a que ambos partidos también han rechazado reiteradamente la apertura de la comisión en el Congreso de los Diputados.

Antón Sánchez, de En Marea, ha reprobado al PP su “hipocresía”, después de que el portavoz popular, Martín Fernández Prados, aderezase el anuncio de su veto a la iniciativa con un “saludo especial” y de “solidaridad” a las víctimas del Alvia presentes en el hemiciclo y afirmando que tiene personas allegadas entre los afectados por la tragedia. “Cada uno de ustedes son responsables de esta falta de respeto a la víctimas”, ha incidido Sánchez dirigiéndose a los escaños populares y socialistas.

“¿De qué tienen miedo PP y PSOE? ¿Qué tienen que ocultar?”, se ha preguntado, por su parte, la representante del BNG, Ana Pontón, quien ha apuntado al temor de populares y socialistas a que “se descubra que no evaluaron el riesgo de apagar el ERTMS [sistema de frenado automático con el que no contaba el Alvia siniestrado]” en una curva tan peligrosa o al “posible delito de publicidad engañosa” por “inaugurar un AVE que no era AVE”.

Mientras el Parlamento gallego votaba en Santiago la creación de la comisión de investigación,  las víctimas del Alvia estaban reunidas en Madrid con el diputado socialista en el Congreso Odón Elorza. Elorza les ha comunicado que el grupo parlamentario del PSOE promoverá una serie de iniciativas en la Cámara Baja para exigir al Gobierno otra investigación técnica del accidente “con garantías plenas de independencia”. La Plataforma Alvia 04155 ha anunciado al socialista que presentarán otra petición en el Congreso para que se vuelva a debatir allí la apertura de una investigación política, señalan fuentes del colectivo.

Más información