Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestación subrogada parte en dos el Congreso

El debate en EL PAÍS entre diputados del PP, Ciudadanos, Podemos y PSOE manifiesta el conflicto

Debate en Facebook Live sobre la gestación subrogada.
Debate en Facebook Live sobre la gestación subrogada.

Javier Maroto, del PP, Marisol Pérez, del PSOE, Beatriz Gimeno, de Podemos, y Patricia Reyes, de Ciudadanos, participaron este lunes en un debate organizado por EL PAÍS y moderado por Carlos de Vega sobre gestación subrogada. Las posturas de los cuatro partidos apuntan que sería muy difícil regularlo en España. Este es un resumen de una discusión que se prolongó durante 75 minutos y que fue, en ocasiones, acalorada.

“Se oponen los mismos que le dicen a una violada que dé a luz”

Una comparación del vicesecretario de Acción Sectorial del PP, Javier Maroto, indignó a la socialista Marisol Pérez.

“Este país necesita resolver muchas contradicciones. Hay voces que a una mujer violada le dicen que tenga ese niño y luego lo dé en adopción. Son las mismas voces que se oponen a la gestación subrogada”, dijo Maroto

“Es una comparación tan dolorosa. ¡Estás hablando de violencia!”, le replicó Pérez.

También se enzarzaron Pérez, Beatriz Gimeno, de Podemos, y Patricia Reyes, de Ciudadanos, por si se trata o no de una cuestión feminista. “Yo soy mujer, madre y feminista y no quiero que nadie me imponga una decisión. Sí hay mujeres que hacen esto de una manera totalmente generosa”, dijo Reyes. La socialista replicó que la libertad en este caso “depende de muchas otras cosas” y que “no puedes conseguir todo lo que quieras aprovechando las vulnerabilidades de otra persona”. En la misma línea, Gimeno, de Podemos, negó que fuera un asunto de “libertades individuales” porque entran en juego “la situación económica, las presiones, las necesidades” de la gestante, que afirmó que está muy desvalida “legalmente” en estos casos si algo va mal, si, por ejemplo, aborta.

La postura de cada partido. Maroto explicó que, aunque hay voces en el PP a favor de la gestación subrogada, entre las que citó a Cristina Cifuentes, Alberto Núñez Feijóo, José Antonio Monago, Juan Manuel Moreno o él mismo, el partido no tiene una postura definida y por eso, en su reciente congreso nacional, decidieron consultar antes a expertos (para lo que aún no se han puesto plazo).

La diputada socialista mostró la posición “contraria” de su partido, por entender que supone “comercializar con el cuerpo de la mujer”, convertirla en “un horno” o "vasija".

Gimeno explicó que Podemos no tiene “una posición clara”. “Lo estamos debatiendo. Habría personas dispuestas a permitir cierta regulación para casos muy concretos, por ejemplo, entre parientes, es decir, hacerlo por tu hermana”.

Ciudadanos sí está claramente a favor. “Es una realidad”, afirma Reyes, y “como legisladores estamos haciendo dejación de funciones si no lo legislamos”.

¿Se puede regular? “Estos niños [nacidos por gestación subrogada] están ahí y requieren un reconocimiento legal y social. Son tan españoles como cualquier otro. Cuando se habla de vientres de alquiler es como decirles que han nacido de un horno o de una prostituta”, opinó Maroto. Para Reyes existe una gran “inseguridad jurídica” porque “vienen los niños y dependiendo de quién les toque se les registra o no”. La socialista negó la mayor: “No es cierto que no esté regulado. Está prohibido. Todos los contratos de ese tipo son nulos de pleno derecho”, dijo. Y añadió: “¿Quién pone en peligro a un menor cuando lo trae este país sabiendo que las leyes no lo permiten?”.

Gimeno, de Podemos, también rechazó el argumento de que esos niños ya están en España para forzar la regulación. “No es cierto que vaya a ocurrir aunque lo prohibamos. En Alemania no ocurre porque nadie se arriesga a que luego no registren a los niños. En España sí porque se registran. Yo sería partidaria de una moratoria para registrar a los que están ya allí y luego cerrar los registros para legislar muy restrictivamente”.

¿Existe la posibilidad altruista? Maroto y Ciudadanos proponen un modelo altruista, en el que la gestante tenga ingresos propios y no esté en una situación de vulnerabilidad. Sí contemplan ambos un dinero a modo de “compensación” o “indemnización” por los gastos extra que el embarazo suponga. Regularlo de esa forma evitaría, a su juicio, las malas prácticas, como “las empresas que ofrecen paquetes low cost”, según Reyes. Maroto puso el siguiente ejemplo: “Todos estamos de acuerdo en la adopción internacional, pero sabemos que en países como Nigeria hay mujeres que son violadas sistemáticamente y esos niños dados en adopción. ¿Qué hacemos entonces: prohibimos la adopción o la regulamos?”.

La socialista cree que no existe la posibilidad altruista. “La gestación subrogada siempre va de la mano de la vulnerabilidad de una mujer [la gestante] y el enriquecimiento de otros, desde clínicas a bufetes de abogados”. Podemos cree que la vía altruista es muy reducida y que las que se benefician económicamente no tienen necesariamente que ser de países muy pobres. "En California son mujeres de clase media que lo hacen para pagar la universidad de sus hijos”. Gimeno citó el ejemplo de Reino Unido. “Allí se controla realmente que no haya dinero por medio. Hay un juez vigilando y el resultado es que hay poquísimos casos, y casi todos entre familiares. Es decir, si no hubiera dinero de por medio, casi nadie lo haría”.

¿Ser padre es un derecho? Maroto presentó la gestación subrogada como “un debate sobre dar vida”. Gimeno, de Podemos, se negó a hablar del asunto en esos términos. “No va de dar vida. Y cualquier deseo no es susceptible de convertirse en un derecho”. La diputada de Ciudadanos habló del “derecho a tener hijos biológicos” y sumó a sus argumentos a favor de la gestación subrogada “lo complicado que es para las parejas homosexuales acceder a la adopción en determinados países”.

Pérez aseguró que entendía “la necesidad” de muchas parejas de ser padres y recordó que su partido había regulado el matrimonio gay y la adopción. “Pero hay más de 1,5 millones de niños huérfanos en el mundo. No seamos egoístas. Mejoremos la adopción, la acogida... tenemos otras opciones antes que utilizar el cuerpo de una mujer”.