Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El empresario del ladrillo de Córdoba ‘Sandokán’, condenado a cinco años de cárcel

El exconcejal debe pagar a Hacienda una multa astronómica de 111 millones

El empresario Rafael Gómez, Sandokán, en una foto de archivo.
El empresario Rafael Gómez, Sandokán, en una foto de archivo.

Un juez ha condenado a cinco años y tres meses de cárcel a Rafael Gómez, conocido como Sandokán, empresario y exedil del Ayuntamiento de Córdoba, por dos delitos contra la Hacienda pública que implica una elevada multa de 111 millones. El titular del Juzgado de lo Penal 3 de esta ciudad andaluza ha absuelto a los cuatro hijos del empresario y a su mujer, ya que les considera ajenos a la toma de decisiones en la empresa Arenal 2000, una de las mayores promotoras de Andalucía durante el boom del ladrillo.

Sandokán, que en sus inicios empezó a ejercer como cabrero, ha sido una figura polémica que al igual que otros constructores como Jesús Gil en Marbella decidió en 2011 lanzarse a la política al abrigo del populismo. Los cordobeses le premiaron con más de 20.000 votos y auparon su partido, Unión Cordobesa, como segunda fuerza de esta ciudad. Dos años después resultó condenado por cohecho en el caso Malaya por la corrupción en la ciudad de la Costa del Sol.

Hace un mes, durante su declaración, Sandokán alegó ante el juez: "Yo no sé ni leer ni escribir, yo tenía a personas de plena confianza en la oficina, no tengo ni idea", dijo sobre la responsabilidad de su contabilidad como excusa. En paralelo a la multa, como responsable civil el empresario debe indemnizar a Hacienda con 28 millones por el impuesto de sociedades impagado en 2006.

Sobre la multa de 111 millones, el juez subraya: "Penas que se consideran proporcionadas a la gravedad objetiva del hecho (...) la cantidad defraudada no es que sobrepase los 120.000€, sino que multiplica esta cantidad por más de 213 veces".

La fiscalía pedía 44 años de cárcel para Sandokán por 10 delitos contra la Hacienda Pública, mientras que para sus hijos pedía 19 años de cárcel para cada uno por siete delitos contra el erario público. El ministerio público debe decidir ahora si pide al juez que el empresario ingrese en prisión o espera a la decisión de la Audiencia. Sandokán ha dicho a las puertas del juzgado que está "tranquilo" y que recurrirá la sentencia ante la Audiencia de Córdoba.

Para el juez, la esposa y cuatro hijos de Sandokán eran "meros empleados del entramado empresarial y se estima que realmente no tenían conocimiento de la marcha y decisiones de las empresas del grupo". Arenal 2000 ha tenido una intensa actividad como grupo promotor de viviendas, la joyería y la explotación de activos agrícolas.

Hace tres años, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) impuso una multa a Sandokán de 20 millones, que había establecido el Ayuntamiento de Córdoba, por la construcción ilegal de cuatro hectáreas de naves ilegales en las inmediaciones del yacimiento de Medina Azahara.

Más información