Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE logra hacer decisivos sus votos en los plenos del Congreso

El 90% de las iniciativas presentadas han salido adelante en los 100 días de legislatura

El PSOE es el único partido con capacidad para desnivelar la balanza en las votaciones en el pleno del Congreso. Es el único grupo que ha hecho decisivos sus votos y ganado todas las votaciones en el pleno en los 100 días desde la investidura de Mariano Rajoy, a principios de noviembre, con una única excepción.

Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE.
Antonio Hernando, portavoz parlamentario del PSOE.

Las iniciativas de diferentes procedencias que ha apoyado el PSOE con su voto o que ha permitido que se aprueben con su abstención han salido adelante y en las que ha votado en contra han sido rechazadas. Solo hay una excepción en el rechazo a la toma en consideración de una proposición de ley de ERC para establecer el voto a los 16 años, que no era una iniciativa socialista, pero fue rechazada por PP, Ciudadanos y PNV, frente a PSOE, Podemos, ERC y Grupo Mixto.

Tomadas las votaciones de convalidación de decretos, proposiciones de ley y proposiciones no de ley, se han producido 30 votaciones en pleno y solo tres de ellas han sido rechazadas. Es decir, en general y a pesar de la insólita fragmentación del Congreso, en el pleno se han creado mayorías suficientes en torno a las iniciativas y ha salido adelante el 90% de las debatidas. Y de las tres que han sido rechazadas, una de PDECat no fue admitida pero por redundante sobre otra referida a las competencias sancionadoras de Tribunal Constitucional, otra de Podemos sobre el veto al tratado de libre comercio entre Europa y Estados Unidos y la citada de ERC sobre el voto a los 16 años.

El PSOE logra hacer decisivos sus votos en los plenos del Congreso

En esos datos influye que el PP, de manera intencionada, ha actuado con prudencia máxima y ha buscado que sus iniciativas no legislativas se refieran a asuntos que provocan consenso como apoyo a la discapacidad o pacto sobre violencia de género y en las legislativas solo ha presentado aquellas en las que hay acuerdo previo con el PSOE, partido que tiene la capacidad de decidir.

Obviamente, las votaciones de proposiciones de ley son solo para la admisión a trámite, a la espera de que esos acuerdos o coincidencias se concreten en enmiendas y votaciones finales durante el largo proceso legislativo. No obstante, con carácter legislativo ya se han convalidado siete decretos, gracias al voto o la abstención del PSOE, y los acuerdos de estabilidad. En todos esos casos, el Gobierno ha logrado mayorías amplias y cómodas que han superado los 200 votos y en algunos casos han llegado a 260 de 350 diputados.

A pesar de esa estrategia, el PP ha perdido nueve votaciones, es decir, el 30%, entendiendo por tal aquellas en las que se han aprobado iniciativas de distintos grupos sin el voto de los populares. Su problema es que de ellas seis son proposiciones de ley que han sido admitidas a trámite en contra de la voluntad del partido del Gobierno y, por tanto, ahora le llegará al grupo que encabeza Rafael Hernando el difícil cometido de evitar que se conviertan en leyes en contra de su voluntad o, al menos, de llegar a acuerdos sobre el articulado final. El PP se ha quedado solo en 6 de las 30 votaciones, el 20%, que se corresponden con tres proposiciones de ley y tres no de ley.

Por unanimidad

El PP es el grupo que más iniciativas ha sacado adelante, aunque influye, además de ese contenido menos comprometido, que es el que mayor cupo de presentación de iniciativas tiene. Ha sacado adelante por unanimidad una proposición de ley sobre el voto de discapacitados y seis no de ley. El PSOE ha sacado adelante cinco iniciativas; Podemos tres; Ciudadanos una y el PNV dos.

Según el análisis estrictamente cuantitativo, el PP y el PSOE han votado juntos 16 veces, es decir, el 53% y la mayor coincidencia con los populares ha sido de Ciudadanos, 22 de 30 votaciones, el 73%. En las coincidencias entre los dos principales partidos, lo más significativo es que 7 de las 16 coincidencias se corresponden con decisiones efectivas como decretos y la llamada ley de estabilidad, además de una abstención de los socialistas en el decreto sobre cláusulas suelo que, en todo caso, sirvió para la aprobación. En proposiciones de ley solo han coincidido en dos: una de Ciudadanos sobre autónomos y otra del PP sobre discapacitados, lo que da idea de una mayor capacidad o voluntad del PSOE para pactar con diferentes grupos.

Se han aprobado cuatro iniciativas por unanimidad: dos del PP sobre discapacidad y dos sobre violencia de género de populares y socialistas. Otra del PP sobre víctimas del terrorismo se aprobó con solo nueve abstenciones, pero sin votos en contra.

Podemos y Ciudadanos han coincidido en 11 votaciones de 30, lo que supone el 36% y se refieren a la convalidación de un decreto, tres proposiciones de ley y siete no de ley.

Y PP, PSOE y Ciudadanos, lo que los de Pablo Iglesias caracterizan como la triple alianza, han coincidido en la mitad de las votaciones, 15 de 30, referidos a cuatro decretos, dos de ley de estabilidad, dos de ley y siete no de ley.

No están incluidas en el estudio por su dispersión las mociones ni las proposiciones no de ley de comisiones que, además, pueden ser objeto de transacciones y enmiendas. No obstante, entre las mociones de pleno se mantiene el porcentaje de aprobación de las presentadas por los grupos con algunos casos cualitativamente significativas. Por ejemplo, fue rechazada la de Ciudadanos que trasladaba tal cual el acuerdo sobre Justicia que firmó el partido de Albert Rivera con el PP para la investidura de Mariano Rajoy. También es significativa la del PSOE que salió adelante con el voto en contra del PP para la futura derogación de la ley de seguridad ciudadana o ley mordaza que podría anticipar una futura reforma de esa norma. Esta última, de hecho, ha supuesto que el Gobierno se haya visto obligado a sentarse a negociar una modificación de aspectos sustanciales de la polémica ley.

Más información