Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La renovación del alto tribunal

El Gobierno confía en que el conservador Ollero presidirá el Constitucional

El Senado retrasa un mes la renovación de cuatro magistrados del alto tribunal

Andrés Ollero, durante una conferencia en Madrid.
Andrés Ollero, durante una conferencia en Madrid.

El magistrado conservador Andrés Ollero se perfila como uno de los candidatos con más posibilidades para presidir el Tribunal Constitucional una vez que el actual presidente, Francisco Pérez de los Cobos, nombrado en junio de 2013, termine su mandato legal de nueve años como magistrado. Fuentes del Gobierno consideran que Ollero “es al que le tocaría” por antigüedad “si no pasa nada raro”.

No obstante, el perfil de este catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Rey Juan Carlos, nacido en Sevilla en 1944, no es del agrado del PSOE. Su perfil marcadamente político –fue diputado del PP durante 17 años-, su conservadurismo –pertenece al Opus Dei- y sus escritos contra el matrimonio homosexual y el aborto le convierten, a ojos del primer partido de la oposición, en un candidato poco idóneo para presidir el alto tribunal.

Ollero cuenta con el visto bueno del Gobierno, que le nombró magistrado en 2012. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo señalan que la decisión corresponde exclusivamente a los propios magistrados constitucionales y sostienen que no tratarán de influir “en ningún sentido”.

La norma no escrita es que el presidente del Constitucional se elija entre los magistrados que encaran el último tercio de su mandato de nueve años. En esta situación hay cuatro jueces: Andrés Ollero, Encarnación Roca, Juan José González Rivas y Fernando Valdés, este último encuadrado claramente en el sector progresista del tribunal, lo que, dada la mayoría conservadora, limita muy seriamente sus opciones.

En cualquier caso, el procedimiento para renovar el alto tribunal se retrasa. El Senado ha prorrogado un mes, hasta el 10 de febrero, el proceso para renovar a cuatro de los doce magistrados del Constitucional: el propio De los Cobos, la vicepresidenta Adela Asúa, el magistrado Ricardo Enríquez –que sustituyó a Francisco José Hernando, fallecido en diciembre de 2013- y la vacante creada por la muerte de Luis Ignacio Ortega. La Cámara Alta ha ampliado el plazo, que expiraba el 13 de enero, para que los parlamentos de las Comunidades Autónomas presentaran las candidaturas a magistrado del Constitucional que posteriormente filtrará el propio Senado.

Según la agencia Europa Press, de momento solo han presentado propuestas los parlamentos de Navarra y Baleares. El parlamento foral ha planteado a Manuel Pulido, letrado de ese órgano legislativo. Por su parte, la asamblea de las islas ha postulado al catedrático de Derecho Constitucional Oliver Araujo.

Más información