Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos en Madrid por posesión de equipamiento de armas de guerra y enaltecimiento yihadista

En el registro han sido encontrados cuatro cargadores de fusil de asalto Kalashnikov AK-47

Yihadistas Madrid Ampliar foto
Agentes de la Policía Nacional en las inmediaciones de La Cabaña en el barrio de Moratalaz. EFE

La Policía Nacional ha detenido este miércoles en Madrid a dos españoles de segunda generación, de origen marroquí y gambiano, por enaltecimiento de terrorismo yihadista, según ha informado el Ministerio del Interior. En el registro del paraje conocido como La Cabaña, ubicado en el distrito de Moratalaz, los agentes han hallado cuatro cargadores de fusil de asalto Kalashnikov AK-47, más de 30 cartuchos de municiones 7.62 y abundante material informático. "No encontramos las armas", han asegurado fuentes policiales. 

La operación, bautizada como Serkan, ha sido desarrollada esta madrugada por miembros de la Brigada Provincial de Información de Madrid, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional. En total, se han practicado cinco registros. Fuentes cercanas a la investigación consideran que existía un riesgo real de llevar a cabo una acción terrorista y creen que los detenidos se radicalizaron en una escuela coránica de Madrid.

"Las municiones serán analizadas para ver si están relacionadas con algún hecho delictivo", han adelantado fuentes policiales. Hasta ahora, en España no se habían encontrado municiones para armas de guerra en manos de presuntos yihadistas.

Vecinos del barrio han explicado al término del operativo policial cerca de las 13.00 horas, que en el interior de este solar vive una persona, conocido como Alí, que trataba con un grupo de hasta diez jóvenes magrebíes. Estos vecinos han comentado que La Cabaña es un lugar habitual para el menudeo de drogas y que era muy frecuentado por este grupo de jóvenes que, en algunas ocasiones, llegaron incluso a exhibir un machete de grandes dimensiones.

Los agentes de la lucha antiterrorista han abandonado La Cabaña junto a Alí, que vivía en el interior de una casa de ladrillos sin puertas y repleta de desechos. El solar, custodiado por la Policía durante toda la mañana, ha quedado de nuevo entreabierto. Dentro hay otra chabola y restos de chatarra desperdigados por la parcela.

Desde 2015, cuando Interior elevó a 4 el nivel de alerta antiterrorista, las fuerzas y cuerpos de seguridad han detenido a 175 presuntos yihadistas, incluido los dos de este miércoles.

Más información