Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Iglesias a Íñigo Errejón: “Quiero un Podemos en el que puedas trabajar a mi lado y no frente a mí”

El líder del partido dirige una carta abierta a su 'número dos' en la que le promete representación

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), y el portavoz parlamentario Íñigo Errejón (i).

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha respondido este lunes con una carta abierta a su número dos, Íñigo Errejón, al manifiesto que este y sus afines lanzaron el viernes pasado cuestionando su modelo para el congreso de Vistalegre 2, en el que los errejonistas temen ser laminados en los órganos de dirección del partido. Iglesias dirige una misiva pública a Errejón para prometerle que le asegurará una adecuada representación y reprocharle los términos de su manifiesto y la "banalización" del debate. El líder de Podemos confiesa preocupación por la rebelión interna y por el apoyo que Errejón y su proyecto recaban en los medios de comunicación, y se esfuerza en dedicar elogios a su secretario político, al que llama "amigo" e incluso "hermano": "Quiero un Podemos en el que tú, uno de los tipos con más talento y brillantez que he conocido, puedas trabajar a mi lado y no frente a mí", escribe en 20 minutos.

Iglesias reprocha a Errejón los términos del duro manifiesto que este firmó el viernes junto a más de 300 dirigentes de Podemos. "Me preocupa", dice, "que nuestros debates se banalicen". Se refiere, entre otras cosas, a que los errejonistas calificaran de "involución democrática" que en el congreso del partido se voten conjuntamente las propuestas políticas y organizativas y las listas a la dirección, como pretende Iglesias. Los afines al número dos discrepan y piden una votación por separado para evitar, aseguran, que el cónclave se convierta en un "plebiscito" sobre el líder. "No me puedes pedir que desvincule mi papel como secretario general de mis ideas", argumenta Iglesias. "Votar a la vez las ideas y a las personas no es una invitación a un duelo en el Ok Corral, ni una pelea de gallos, ni una involución democrática", se queja el líder, sino "una propuesta tan legítima" como la del secretario político.

"Por eso me preocupa que prevalezca la idea del duelo antes que la del debate fraterno. Tú y yo no somos gallos de pelea, somos compañeros". De gallos de pelea y de duelos ha hablado estos días Errejón para reclamar a Iglesias que permita el debate de ideas por separado al de las caras.

El líder defiende también ante Errejón su estrategia de "subordinar" el "trabajo parlamentario a una estrategia más amplia de construcción de contrapoderes e instituciones sociales alternativas, protegiendo y cuidando además el gran espacio político que compartimos con otros". Esto es, de dar prioridad a la protesta en la calle frente al trabajo institucional de Podemos. "Sé que tendrías muchos matices que hacer a estas ideas y que no compartirás algunas, pero pensar como pienso, amigo, no es empujar a Podemos a una deriva extremista", critica.

En ese sentido, Iglesias confiesa su "preocupación" por que los medios de comunicación describan al sector que representa Errejón como "moderado" —un calificativo que él mismo ha utilizado en alguna ocasión para referirse a su número dos— y al suyo como "radical". "Sabes como yo que esa visión no solo hace un flaco favor al prestigio de tu proyecto (ser el 'preferido' de ciertos poderes no genera credibilidad entre nuestra gente), sino que envilece los debates", se queja. Iglesias revela en este punto que Errejón es supuestamente partidario, en privado, de no criticar a la prensa y esperar a llegar al poder. "Muchas veces me dices que no debemos decir siempre lo que pensamos de esos poderes y que debemos esperar a gobernar. Tácticamente seguro que tienes razón, pero creo que la gente agradece que digamos, al menos de vez en cuando, ciertas verdades como puños, por muchos que sean los golpes que recibimos por ello después".

La carta busca, por otro lado, tranquilizar a Errejón y a sus afines y despejar su temor a ser laminados. "Me enorgullece ser tu candidato a seguir liderando Podemos, aunque tengamos diferencias, y te aseguro que me voy a esforzar para lograr la mayor integración de todos los proyectos", promete Iglesias. El líder advierte de que él también dará la batalla —dice "abiertamente" que va a trabajar para que sus ideas "tengan el mayor apoyo en la Asamblea Ciudadana"—, pero insiste en que asegurará la representación de todas las familias. "Quiero un Podemos en el que tus ideas y tu proyecto tengan espacio, del mismo modo que los de otros compañeros como Miguel o Teresa", concluye el texto.

Más información