Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Espinar: “No creo posible que Errejón le dispute el liderazgo a Iglesias”

El nuevo líder de Podemos Madrid cree que "los dos modelos del partido tienen que convivir"

Ramón Espinar, en un parque cercano a su domicilio, durante la entrevista.
Ramón Espinar, en un parque cercano a su domicilio, durante la entrevista. EL PAÍS

Ramón Espinar (Madrid, 1986) es el nuevo secretario general de Podemos Madrid tras ganar en primarias con el 50,27% de los votos a Rita Maestre, portavoz en el Ayuntamiento. Su victoria tras una convulsa campaña se ha leído como el primer pulso interno que Pablo Iglesias gana a su número dos, Íñigo Errejón, que apoyaba a la otra candidata. Espinar, afín al líder de Podemos, descarta en todo caso que en el congreso estatal, el llamado Vistalegre 2, previsto para principios de 2017, Errejón vaya a disputarle el liderazgo a Iglesias.

Pregunta. ¿Cree que ha ganado a pesar de las informaciones sobre la venta de su piso protegido, o gracias a ellas?

Respuesta. Cualquier candidato a unas primarias que una semana antes le sucede lo que ha sucedido conmigo partiría de una posición desfavorable. Otra lectura está fuera de la realidad. Una cosa así te perjudica, siempre.

P. El resultado de las primarias, en las que se ha impuesto por 2.000 votos a Maestre (de un total de 27.223) ¿es ajustado y refleja un partido dividido?

R. No creo que sea un resultado ajustado, pero Rita Maestre ha obtenido un apoyo importante, como no podía ser de otra manera, es la portavoz en el Ayuntamiento de Madrid y es una portavoz importante en Podemos, y ha sido y tiene que seguir siendo muy importante para Podemos. El resultado no arroja un partido dividido, pero sí nos advierte de una cosa: los dos modelos de Podemos tienen que ser capaces de convivir. Hay diferencias y modelos diferentes, pero también es cierto que son compatibles.

P. Su alianza con la familia de los Anticapitalistas parece haber sido determinante para su victoria, como demuestra que la candidata anticapitalista Isabel Serra haya sido la más votada en el proceso. Ha recibido incluso más votos totales para lograr el cargo de consejera que usted para ser elegido en líder. ¿Sin la alianza habrían ganado?

R. A la vista de los resultados, probablemente no. De todas formas, Juntas Podemos es una composición más amplia que un acuerdo con Reinicia [Reinicia Podemos, la candidatura original de los Anticapitalistas]. Era una alianza muy amplia entre sectores diferentes, también con Participando Podemos, que era la plataforma del secretario general de la ciudad de Madrid, la ciudad con más inscritos de España. Se compuso sobre la base del consenso y de mirar hacia lo que viene en Podemos en Madrid. Sobre lo que ha pasado hasta ahora o sobre Vistalegre no hacemos la misma lectura, pero sí en una orientación general del proyecto hacia el futuro. Como en la cocina, si hubiera faltado cualquiera de los ingredientes, el plato no habría salido.

P. ¿Sale reforzado Pablo Iglesias para Vistalegre 2 con su victoria en Madrid, dado que usted era el candidato al que apoyaba y defendía sus tesis políticas?

R. De este proceso sale reforzado Podemos, y siempre que Podemos sale reforzado Pablo Iglesias sale reforzado, y viceversa. Estoy absolutamente convencido de que Pablo sale reforzado y además yo voy a trabajar por un Podemos fuerte y por un liderazgo fuerte de Pablo Iglesias.

P. ¿Qué lectura debería hacer Errejón de estos resultados?

R. Debería hacer una lectura en clave de qué tipo de participación ha habido, qué tipo de proceso hemos tenido... Él tendrá su opinión sobre el resultado. Errejón también sale reforzado.

P. ¿En qué sentido?

R. Podemos sale como una herramienta más fuerte y, como yo he sido elegido, me vas a permitir que piense que los inscritos han tomado una buena decisión, y eso refuerza al conjunto del partido. A Pablo y a Íñigo.

P. Aunque las tesis políticas de Errejón son las que han perdido.

R. Sí, esa es una lectura que también se puede hacer. Aunque las diferencias en un proceso de primarias se sobreactúan porque se está compitiendo, y creo que las tesis de Íñigo y de la gente de Íñigo son perfectamente complementarias con las que defendemos nosotros. Y además creo que nos hacen mucha falta. A Podemos le iría peor si no estuviera presente el alma que representa Íñigo. Y además es un magnífico dirigente.

P. ¿Tras perder este pulso, Errejón no le disputará el liderazgo a Iglesias en el congreso?

R. Nunca he creído que eso fuera posible. No me planteo un escenario en el que Íñigo y Pablo compitan por el liderazgo de Podemos.

P. ¿Vistalegre 2 será una asamblea tranquila, entonces?

R. No, será una asamblea general vibrante y compleja, como todo lo que hace Podemos. La palabra tranquilidad vinculada a Podemos creo que no casa. Seguro que tenemos debates vibrantes con mucha intensidad.

P. Y en el caso del liderazgo de Iglesias, ¿revalidará en el cargo sin problemas?

R. Yo no creo que haya nadie en Podemos hoy pensando en un liderazgo de Podemos diferente al de Pablo Iglesias.

P. ¿Le va a pedir al portavoz en la Asamblea, José Manuel López, que deje el cargo?

R. En absoluto, no le voy a pedir nada. No sé como se toman las decisiones en otros partidos, pero en Podemos en ningún caso se toman de manera personalista por un secretario general. Lo que yo he dicho, y lo he dicho antes de ser elegido, es que cuando hay un proceso interno quien gana tiene ser generoso para integrar, y quien pierde tiene que asumir que no le corresponde la primera línea. Lo que yo hubiera hecho si hubiera perdido es dar un paso atrás en términos de visibilidad y liderazgo, poner mi acta de senador a disposición de la nueva dirección, no para irme, sino para que tuvieran la opción de decidir, y me hubiera puesto a disposición de la nueva dirección. Creo que esa es la actitud correcta. Esa habría sido mi forma de proceder.

P. ¿Tiene su confianza José Manuel López para ser el portavoz en la Asamblea?

R. La organización es mucho más que el secretario general. Tendrá que tener o no la confianza de Podemos, no la mía, pero habrá que ver también qué quiere hacer él. Si él quiere continuar.

P. ¿Y si quiere continuar?

R. Hablaremos.

P. ¿No le pedirá que renuncie al puesto, entonces?

R. Voy a hablar con él y ver en qué situación estamos.

P. ¿Tiene otro candidato mejor para el puesto de portavoz?

R. No le he dedicado ni diez minutos a pensar en eso.

P. ¿Qué primeras medidas va a promover como secretario general de Podemos en Madrid?

R. Vamos a hacer una apuesta por un partido- movimiento. Y eso significa que hay que empezar a hacer un trabajo con los círculos, con los militantes, desde ya, de planificación en cada barrio y en cada pueblo, de qué van a hacer esos círculos, de cómo van a impactar en la vida de su barrio y de su pueblo, en función de las necesidades. Y vamos a empezar a hablar todos los actores sociales y políticos del cambio para empezar a conformar la alternativa a Cifuentes en 2019. Eso significa hablar con las candidaturas de unidad popular, con Equo, con IU…Y con agentes políticos y sociales.

P. ¿Va a girar Podemos hacia un partido de corte más radical o más escorado a la izquierda?

R. No vamos a ser más de izquierdas, pero sí vamos a ser mucho más radicales en la politización de lo cotidiano. Esto es, vamos a trabajar muy en serio y vamos a establecer plazos y objetivos muy concretos en cómo hacer partícipe en la política a quienes perciben que la política es algo ajeno.