Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de la menor agredida denunciará a los niños implicados

La madre de la víctima plantea también una querella contra la dirección del centro

Entidades ciudadanas presentan 6.000 firmas para pedir que se investigue la agresión. Ampliar foto
Entidades ciudadanas presentan 6.000 firmas para pedir que se investigue la agresión. EFE

La familia de la niña de ocho años que fue agredida por seis menores de entre ocho y doce años en el patio de un colegio de Palma ha anunciado que presentará varias denuncias penales contra los agresores, la dirección del centro y la Consejería de Educación de Baleares. La madre y las hermanas de la víctima han dejado el caso en manos del letrado Marcos García Montes, que ha anunciado que presentará una denuncia ante la fiscalía de menores por homicidio en grado de tentativa contra los seis menores que llevaron a cabo la agresión.

Las acciones penales serán dirigidas, según ha explicado el abogado, contra los autores materiales, los inductores y los cooperadores necesarios de los hechos. La denuncia se basa en los informes realizados por el hospital de Son Espases, donde fue atendida la menor, que demuestran —según el letrado— un diagnóstico de "agresión y traumatismo generalizado en mejilla derecha, abdomen, codo y pie derecho". El penalista sostiene que el informe médico apunta a un "hematoma laminar perirrenal izquierdo" tras el resultado de una ecografía, así como "traumatismo craneal y de cabeza", lo que considera unas lesiones producidas "en zona vital".

A través de un comunicado, la familia afirma que se presentará también una querella por presuntas infracciones penales contra la dirección, la tutora y varios profesores del centro encargados de la vigilancia y custodia del recreo el día que sucedieron los hechos. Además, estudian la viabilidad de presentar una querella por presuntos delitos de prevaricación contra la Consejería de Educación, el consejero Martí March y otros funcionarios que intervinieron en el expediente sobre el caso. El abogado apunta a una falta de audiencia, alegaciones y prueba por parte de los padres en la instrucción del expediente y el posterior informe.

La consejería hizo público el pasado martes el resultado del expediente instruido por dos inspectores educativos que concluyeron que la agresión a la menor no tuvo "intencionalidad previa" por parte de los seis niños de entre ocho y doce años que participaron en ella. Los menores fueron expulsados del centro entre tres y cinco días, y tendrán la obligación de participar en cursos de convivencia. Las conclusiones apuntaban a una disputa por un balón tras un partido de fútbol durante el recreo y descartaban un caso de bullying o acoso escolar porque la niña está "plenamente integrada en el centro".

Más información