Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba: “No había un Gobierno alternativo desde la noche del 26-J”

El exlíder del PSOE critica a Iglesias, "director de orquesta" de un escrache a Rosa Díez similar al de González

Alfredo Pérez Rubalcaba. / Foto: Luis Sevillano

Las opciones del PSOE de poder formar un Gobierno alternativo al del PP se truncaron, según Alfredo Pérez Rubalcaba, el mismo 26 de junio, cuando bajaron de 90 a 85 diputados, mientras Mariano Rajoy ganaba las elecciones con 13 escaños más que en las generales de diciembre. "No había un Gobierno alternativo ya esa noche. Podemos y Ciudadanos no se quieren y no se puede gobernar con los independentistas, con alguien que se quiere fracturar a España. [...] Había dos opciones: o terceras elecciones o dejar gobernar a la lista más votada. Yo hubiera optado por esta [última] opción", ha afirmado el ex secretario general de los socialistas en una entrevista en Telecinco, este jueves.

"Hubiera ido a la oposición para hacer valer que una mayoría en el Congreso está en contra de Rajoy. Hoy, el salario mínimo interprofesional hubiera subido y no tendríamos la espada de Damocles de las reválidas a los estudiantes", ha aseverado Rubalcaba. Casi cuatro meses después, la situación es bien distinta: el PSOE decidirá en el comité federal de este domingo si continúa vigente la posición política que mantiene desde el pasado diciembre —y, por tanto, votaría en contra de un Gobierno del PP— o si con su abstención permite la formación de un Ejecutivo. Para ser investido, Rajoy necesitaría la abstención de al menos 11 diputados del PSOE. "En el Parlamento uno puede votar tres cosas: sí, no o abstención. Abstención no es apoyo. Abstenerse no es apoyar a Rajoy", ha afirmado Rubalcaba frente al mensaje del "no es no" inculcado por Pedro Sánchez. "Lo que no podemos es convertir las elecciones en una consulta", ha observado.

Rubalcaba no ha escondido que hay "mucha tensión" en el seno del PSOE, que afronta el dilema de "elegir entre la sartén y el fuego"; esto es, entre ir a unas nuevas elecciones en diciembre, las terceras en un año, o abstenerse. "Hay un debate enconado, hay razones en los dos bandos, pero lo tremendo sería que en un momento como este todos pensáramos lo mismo. O que hubiera un tipo que dijera: 'Por aquí'. Como en el Partido Comunista Chino. Ahora bien, el PSOE tiene una forma de dirimir esos debates, que es votando", ha apuntado.

"La democracia derrotó a ETA"

Alfredo Pérez Rubalcaba era ministro del Interior la noche, hace cinco años, en que ETA anunció el "cese definitivo" de la violencia terrorista. “Aquella noche hubo gente que decía que era un comunicado más. Pero era el final. Hay quien intenta explicar otro final, que lo que hizo ETA fue un gesto magnánimo. Y no es verdad. ETA no tenía más remedio que hacer lo que hizo porque no le quedaba nadie”, ha sentenciado.

"Batasuna vio a ETA perdida y por eso rompe. Es importante la ruptura, pero más cómo se produjo… La democracia derrotó a ETA. No perdimos. Les derrotamos”, ha insistido Rubalcaba. En su opinión, “cuanto más tiempo tarde ETA en disolverse será peor para ella”.

El referente socialista recuerda que vivió aquella noche “con una mezcla de ilusión y de tristeza, de emociones: era una derrota estrepitosa pero me acordaba de las víctimas. Es imposible que no te sientas responsable, y más cuando eres ministro del Interior. No lo olvidas nunca las lágrimas, las madres, las mujeres, las familias”.

Tras recordar que el máximo órgano de decisión del PSOE entre congresos es el comité federal frente a los partidarios de una consulta a las bases, Rubalcaba ha incidido en que él fue el secretario general "de un militante, un voto", es decir, quien impulsó la elección del líder del PSOE en primarias. "Cambié las reglas para que eso fuera posible. Pacté con todo el mundo, obtuve la unanimidad de todas las direcciones. Yo cuando quise cambiar las reglas del PSOE lo hice", ha subrayado.

La relación con el PSC preocupa al ex secretario general del PSOE. Sobre todo, su posible plasmación en una ruptura de la disciplina de voto: el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, sostiene que los siete diputados del PSC votarán en contra de una investidura de Rajoy, aunque esto suponga no asumir lo que se apruebe en el comité federal. "Si el PSC no acata lo que se aprueba en el comité federal tenemos un problema. Lo que no puede decir es: 'Voy a participar en el comité federal, defender mi posición, votar y si sale lo que quiero, perfecto. Y si no, no acato'. El PSC tiene que decidir lo que quiere hacer", ha señalado Rubalcaba.

"Podemos va a asaltar Ferraz"

Al igual que otros dirigentes del PSOE, como el presidente de la gestora, Javier Fernández, o el secretario de Organización, Mario Jiménez, Rubalcaba se ha mostrado muy crítico con Podemos. En concreto, con Pablo Iglesias. "Estamos aquí por Podemos. Le bastaba abstenerse para que Pedro Sánchez presidiera un Gobierno del cambio y dijo que no. No creo que fuera por los intereses de la clase trabajadora; fue por los intereses de Pablo Iglesias, que buscaba el sorpasso. Si se hubiera abstenido, tendríamos un Gobierno del cambio, pero Podemos va a lo que va: a asaltar Ferraz".

"[A Iglesias] le encanta echar las culpas a los otros. Si él tuvo la oportunidad de votar a Pedro Sánchez, él es responsable de que hubiera segundas elecciones. Estamos aquí por él. Los ciudadanos tendrán que juzgarle. Lo único que tiene en la cabeza es ganar al PSOE. Para ello se puede disfrazar, puede ser venezolano, socialdemócrata…", ha proseguido Rubalcaba. El ex secretario general de los socialistas discrepa de que los incidentes de este miércoles en la Universidad Autónoma de Madrid, en la que se reventó un acto de Felipe González y Juan Luis Cebrián, fuera una protesta estudiantil, como argumentó Iglesias.

"Había un grupo de energúmenos gritando y con caretas. [Podemos] tiene un problema. Iglesias le resta importancia diciendo que es una protesta estudiantil. Hace unos años Iglesias fue el director de orquesta de lo mismo que le pasó a Rosa Díez en la Complutense. Que alguien ponga el vídeo de Iglesias ese día y a continuación encontrará una explicación a lo que dice. No son protestas estudiantiles. No es una cuestión de niños. Iglesias hizo lo mismo y se parece, como dos gotas de agua, a lo que dijo en el Congreso [sobre la cal viva]", ha zanjado. "A mí, cuando era universitario, los fascistas no me permitían hablar. El comportamiento de ayer fue un comportamiento fascista. Era el aula de Francisco Tomás y Valiente, que fue asesinado por ETA. Si algo tenía era ser el hombre del diálogo", ha añadido Rubalcaba.

Más información