Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestora del PSOE avanza con cautela hacia la abstención

El principal argumento es que desde la oposición podrán cambiar las leyes más lesivas para los ciudadanos

La votación en el comité federal del PSOE culminará con un sí mayoritario a la abstención en la investidura de Mariano Rajoy para que no se repitan las elecciones, según sus promotores, pero esa seguridad no les libera de una intensa preocupación. La decisión es grave en sí misma y, además, las aguas están muy agitadas en la mayoría de las federaciones socialistas. El principal argumento a favor de la abstención es que desde la oposición podrán cambiar las leyes más lesivas para los ciudadanos.

El presidente del Principado de Asturias y de la comisión gestora del PSOE, Javier Fernández. J.L.CEREIJIDO EFE ATLAS

La gestora del PSOE se resiste e incluso niega que esté moviendo un solo dedo para tratar de orientar a los miembros del comité federal a que promuevan una resolución que lleve a los socialistas —todos o solo los necesarios— a abstenerse a finales de mes en la ya segura investidura de Mariano Rajoy. Incluso ni siquiera reconocen que la fecha del comité federal será el domingo 23 de octubre. Su afán de aparecer neutral viene dado por las turbulencias que vive la organización desde el comité federal del 1 de octubre que culminó con la dimisión del secretario general, Pedro Sánchez.

Pero sí se están moviendo y, sobre todo, haciendo la cuenta una y otra vez de cómo puede resultar la votación. La mayoría en el comité federal parece asegurada pero el objetivo es que sea mayor que la que rechazó en el anterior comité la propuesta de Sánchez de celebrar un congreso extraordinario de manera inmediata. El resultado fue de 132 votos frente a 107.

Debate “vivo y apasionado”

“No debe darse por hecha la abstención”, señaló ayer el expresidente del Congreso, Patxi López, que da por seguro un debate “vivo y apasionado” en el comité federal. De ahí la cautela extrema de los miembros de la gestora para no dar nada por supuesto pero sin dejar de trabajar junto a los dirigentes y cuadros que están con ellos para sacar adelante la abstención.

La razón más poderosa que esgrimen y así será hasta el comité federal del día 23 y, después, hasta la votación de investidura en el Congreso, es que ahora, con un PP con 137 escaños, el PSOE junto a otros grupos de oposición echarán abajo las propuestas que consideran lesivas y aprobadas con su mayoría absoluta.

Además, el PP tendrá que aceptar las que proponga la oposición. “O elecciones o una agenda política para sanear lo que ha hecho el PP”. Este es el dilema que tienen los miembros del comité federal del PSOE, según señaló ayer el portavoz de la gestora, Mario Jiménez.

Entre tanto, la recogida de firmas para celebrar un congreso extraordinario continúan por todas las federaciones a la búsqueda de las 93.000 necesarias. En Ferraz aparentan escepticismo sobre su consecución pero si llegan están preparados para su verificación y comprobar si todos los firmantes son afiliados. Ayer el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez, presentó un escrito en la sede federal del PSOE exigiendo la neutralidad de la gestora.

Más información