Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seguidores de Sánchez buscan firmas para un congreso extraordinario

El alcalde de Valladolid y la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet apoyan la iniciativa

Núria Parlon, este lunes en un acto del PSC. Ampliar foto
Núria Parlon, este lunes en un acto del PSC. EFE

Militantes del PSOE han puesto en marcha la recogida de firmas para la celebración de un congreso extraordinario para elegir al secretario general de los socialistas. El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y la alcaldesa de Santa Coloma de Gramanet, Núria Parlon, que se presenta a las primarias del PSC del 15 de octubre, apoyan esta iniciativa.

Los estatutos federales establecen en su artículo 34.2 que un congreso federal extraordinario podrá ser convocado por el comité federal o la comisión ejecutiva “y preceptivamente cuando lo pidan la mitad más uno de los militantes”. El PSOE cuenta con alrededor de 180.000 afiliados. “El órgano convocante determinará la fecha y lugar de su reunión así como los puntos del orden del día”, añade la normativa.

El movimiento de recogida de firmas comenzó en Andalucía. Su responsable es el alcalde de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas. Según sus cálculos, las firmas necesarias serían 93.720 para un congreso. El alcalde de Jun asegura que llevan más de 39.000 apoyos electrónicos, aunque quiere que sean ratificados en papel. Los firmantes exigen la celebración “con carácter urgente” de un congreso extraordinario y también la convocatoria de primarias para la elección del secretario general. El regidor de Jun explica que empezó la iniciativa en Twitter, donde tiene 434.000 seguidores. “Hay tres puntos de recogida de firmas: en Valencia, en Galicia y en Jun. Aquí estamos teniendo problemas porque solo tenemos un cartero y están llegando tantas cartas con firmas que no da abasto”, apunta Rodríguez Salas.

Puente explica que se enteró el miércoles de esta recogida de firmas “La única manera de salvar la situación de conflicto que vive el PSOE es dar voz a los militantes y que un congreso decida para que se establezca la sintonía entre los militantes y su secretario general”, sostiene. Junto a esta iniciativa, la corriente de Izquierda Socialista también está recogiendo apoyos para que la militancia “decida” la posición política del partido en una consulta “con carácter vinculante”.

El principal responsable del partido, Javier Fernández, ha mostrado su oposición a este tipo de consultas. “La representación exige delegación, somos delegados de unos militantes y tenemos que tomar decisiones por ellos y luego responder ante ellos. Yo no soy partidario de los plebiscitos más o menos cotidianos en el PSOE”, esgrime Fernández.

Más información