Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el delegado de Economía de la Junta en Jaén por un fraude

La policía acusa al cargo y tres empresarios por un contrato de 60.000 euros

El delegado de Economía en Jaén, Antonio de la Torre (tercero por la izquierda).
El delegado de Economía en Jaén, Antonio de la Torre (tercero por la izquierda).

La policía ha detenido al delegado de Economía de la Junta de Andalucía en Jaén, Antonio de la Torre, por una adjudicación supuestamente fraudulenta de una campaña de publicidad de 60.000 euros a una empresa que concertó con otras simular que había sido fraccionado.  De la Torre permanece en comisaría y declarará hoy ante el juez como investigado al igual que los tres empresarios detenidos, de iniciales A. M. R., J. R. P. B. y J. M. B. A.

De la Torre concedió la ayuda cuando trabajaba en la Diputación de Jaén y ahora una denuncia ante fiscalía, interpuesta por un exempleado de la firma beneficiada, ha desencadenado las pesquisas judiciales, informa Europa Press. La clave es un contrato de publicidad de 60.000 euros para cuyo supuesto engaño tres empresas de la ciudad andaluza y una funcionaria se prestaron a contribuir, según las pesquisas.

La Ley de Contratos del Sector Público obliga a los responsables de un organismo oficial a solicitar ofertas de al menos tres empresas cuando el importe sea superior a los 18.000 euros, y la investigación concluyó en la presunta violación de la norma.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha tildado de "desproporcionado" detener "tantas horas" al delegado para tomarle declaración. "Lo podrían llamar tranquilamente a su casa e iría a declarar", ha añadido.

De la Torre, dentro de la campaña de publicidad, adjudicó supuestamente la operación por 60.000 euros, por lo que vulneró la Ley de Contratos que obliga a ofertarla al menos a tres empresas. Sin embargo, y "previo acuerdo con el responsable de la empresa para saltarse la ley, éste acordó con el ente público dividir el contrato entre varios poniéndose de acuerdo con las otras dos empresas investigadas", ha añadido la policía.
Por ello, la empresa adjudicataria "subcontrató a otra empresa con el fin de darle forma legal, siempre, presuntamente en connivencia con el responsable del organismo oficial", ha agregado.

La campaña estaba prevista para seis meses, y para ello las empresas investigadas "facturaban por separado cada mes, para que el dinero llegara finalmente y con apariencia legal al empresario detenido y adjudicatario de la campaña". "Éste facturaba a las otras tres empresas por importes exactos a los facturados al ente oficial, de esta manera se limpiaba el dinero", ha añadido la policía.

Las pesquisas pusieron de manifiesto que "ninguna de las tres empresas que facturaban realizaron trabajo alguno, siendo la empresa subcontratada la que realizó los trabajos mientras los responsables de las demás empresas, presuntamente se prestaron al juego".

La investigación de la Policía Judicial de Jaén permanece abierta.