Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El número de alumnos por clase crece cinco veces más en la pública que en la privada

Durante la crisis se han perdido 23.416 profesores funcionarios. Uno de cada cuatro son ya interinos

Alumnos por aula en educación primaria pulsa en la foto

Los efectos de la crisis y los ajustes de la Administraciones se han notado más en la escuela pública que en la privada. El número de alumnos por clase ha crecido hasta cinco veces más y se han perdido 23.416 docentes mientras los centros privados han visto crecer su plantilla en 9.091 profesores. Son las conclusiones del informe de inicio de curso de CC OO, presentado este miércoles, en el que alertan de la brecha que han dejado los recortes.

Las aulas de primaria de los centros públicos tienen de media un alumno más frente a 0,2 en el caso de la privada. A pesar del aumento, la ratio sigue siendo menor en la escuela pública (20,8 alumnos) que en los centros privados (24,7).

En los institutos, la diferencia es de 1,6 alumnos más en la pública (con una media de 25,1 alumnos por clase)  frente al 0,3% de incremento en los colegios concertados y privados (26,1 alumnos), según el estudio. Los autores del informe recuerdan, además, que las ratios medias en la pública están además rebajadas al hacer media con las escuelas rurales, con menos estudiantes. La cifra aumentó hasta el curso pasdo en casi todas las comunidades autónomas, después de que el Ministerio de Educación aprobara un decreto en 2012 en el que se permitía incrementar hasta el 20% del número de estudiantes por clase por la limitación de contratación de profesores que se impuso. Para este curso ya hay regiones que han anunciado que bajarán esas ratios.

Alumnos con menos nivel que sus padres

El decreto quedó sin efecto a principios del curso pasado, cuando se reactivó al 100% la tasa de reposición (la posibilidad de sustituir a cada profesor que se jubila). “Ese marco favoreció la desigualdad, el Estado tiene mucha responsabilidad en el aumento”, señala Miguel Recio, responsable de estudios del sindicato. “Cuantos más alumnos por clase hay, los profesores tienen más dificultades para atenderlos", añade.

·El aumento afecta sobre todo a los alumnos con más dificultades, a los extranjeros, a los que tienen necesidades especiales”, explica Recio. "Los padres de los alumnos inmigrantes, africanos o del Europa del Este, cuando vinieron aquí tenían nivel formativo medio superior a los españoles, pero sus hijos acabarán con un nivel inferior”.

90.000 alumnos en barracones en Cataluña

En el caso de Cataluña, además, el curso ha comenzado con 1.050 barracones en los que están escolarizados más de 90.000 alumnos, según las estimaciones del sindicato. Hasta un centenar de centros "solo tienen barracones", ha añadido Montserrat Ros, secretaria de Política Educativa de Comisiones. "Es un número muy escandaloso, que afecta al 10% del alumnado. Algunos llevan 10 años funcionando", ha denunciado. “La crisis ha sido aprovechada como una oportunidad para reducir los fondos en los centros públicos”, ha denunciado Francisco García, responsable de Enseñanza del sindicato. Según sus datos, el presupuesto destinado a conciertos educativos ha crecido un 6,5% mientras que el resto de partidas ha disminuido un 15,2%.

Una plantilla "precaria"

Las plantillas de profesores están “mermadas y más precarias”, según recoge el informe, elaborado con datos del Ministerio de Educación y del Instituto Nacional de Estadística (INE). Los centros públicos han perdido 23.416 docentes (4,61% menos) hasta 484.293 profesores mientras que los centros privados han aumentado un 4,81%, con 9.091 profesores más hasta 197.965 en el curso 2015-2016. Casi uno de cada cuatro docentes (23,56%) son interinos, seis puntos más que al inicio de la crisis. "Algunas Administraciones tiraron de interinos por la imposibilidad de contratar y convocar oposiciones", añade Francisco García. "Las estadísticas no reflejan que muchos de ellos están contratados por tres horas semanales o por media jornada, se ha precarizado mucho su trabajo".

“La reducción de profesores significa menos medidas de atención a la diversidad, menos horas de proyectos educativos innovadores, menos extraescolares, menos equidad y menos igualdad de oportunidades”, concluye Francisco García, que ha pedido un “plan de urgencia” para reducir las ratios y recuperar el empleo perdido durante la crisis.

Más información