Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los escándalos que afectan al PP

Bárcenas se retira de la acusación en el caso de la destrucción de sus ordenadores

El extesorero del PP sorprende a su abogado al desistir de la acción penal contra el partido

El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en los Juzgados de Plaza de Castilla. Ampliar foto
El extesorero del PP, Luis Bárcenas, en los Juzgados de Plaza de Castilla. Archivo

La defensa del extesorero del PP Luis Bárcenas ha presentado un escrito en el juzgado de Instrucción número 32 de Madrid, con sede en la plaza de Castilla, en el que desiste de la acción penal en el caso de la destrucción de sus ordenadores. Fuentes de la defensa de Bárcenas informaron de que su cliente les envió ayer lunes un correo electrónico en el que les daba instrucciones para retirarse de la acusación particular en esa causa “con reserva de las acciones civiles que correspondan”. La retirada de Bárcenas ha supuesto una “sorpresa” para su abogado, Francisco Maroto, que estaba ya redactando el escrito de acusación, en el que el PP se encuentra procesado como persona jurídica.

El pasado 26 de julio la juez de Madrid Rosa Freire procesó al PP como persona jurídica por la destrucción, en el año 2013, de los discos duros de los ordenadores que el extesorero Luis Bárcenas utilizaba en la sede nacional del partido. La eliminación de estos dispositivos afectó a la investigación de la Audiencia Nacional sobre la caja b de la formación conservadora. La magistrada proponía juzgar por encubrimiento y daños a la actual tesorera, Carmen Navarro; al abogado Alberto Durán y al informático que formateó los discos hasta 35 veces antes de rayarlos. El partido ha anunciado que recurrirá la decisión judicial.

La magistrada, contra el criterio de la Fiscalía, que no veía materia punible en este caso y quería archivarlo, dio en julio el paso a procedimiento abreviado, trámite equivalente al procesamiento. La magistrada pone así al borde del banquillo tanto al partido como persona jurídica como a los supuestos responsables directos de la inutilización de estas posibles pruebas de la caja b de Génova 13.

La salida de Bárcenas debilita la causa sobre la destrucción de los ordenadores, toda vez que la fiscalía no aprecia delitos. Sin embargo, no la destruye del todo, ya que en el caso Ordenadores siguen ejerciendo la acusación Izquierda Unida y el abogado Gonzalo Boye.

Más información