Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así describieron en WhatsApp la violación los detenidos en San Fermín

Uno de los cinco arrestados envió mensajes a sus amigos para relatarles lo que habían hecho

Una concentración en Pamplona contra la agresión sexual de la joven.

Uno de los cinco sevillanos detenidos por la violación a una joven madrileña de 19 años el pasado 7 de julio en los Sanfermines envió mensajes a sus amigos para contarles lo sucedido. El grupo de WhatsApp se llamaba "Manada", según ha informado este miércoles el diario digital Navarra.com, y en él estaban incluidos cuatro de los cinco arrestados, además de otras siete personas que no viajaron a Pamplona.

—Buenos días.

—Follándonos a una entre los 5.

—Jajaja.

—Todo lo que cuente es poco.

—Puta pasada de viaje.

—Hay vídeo.

Estos son algunos de los mensajes enviados durante la madrugada, después de los hechos que hoy investiga el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona. Los cinco amigos fueron detenidos en la plaza de toros de Pamplona sobre las ocho de la mañana del mismo día, mientras participaban en las vaquillas después del encierro. Habían sido detectados previamente por una agente gracias a las cámaras de seguridad. Los investigadores encontraron en la pierna de uno de los detenidos un tatuaje de un lobo con la siguiente inscripción: "El poder del lobo reside en la manada". La víctima identificó así a uno de los agresores.

Según el auto del juez, resulta "indiciariamente acreditado" que, sobre las tres de la madrugada del pasado 7 de julio, los cinco investigados —J. A. P. M., J. E. D., A. J. C. E., A. M. G. E. y A. B. F., naturales de Sevilla— contactaron con la víctima en la Plaza del Castillo y la acompañaron hasta el coche en el que dormía. En el camino, aprovechando que estaba abierto el portal número 5 de la calle Paulino Caballero, sujetaron a la joven "por las muñecas" y la obligaron a entrar. La rodearon y, "valiéndose de su superioridad física y de la imposibilidad" de la víctima "de pedir auxilio", la agredieron sexualmente "mientras grababan los hechos".

"Se animaban y se jaleaban entre ellos", señala el magistrado en su auto. Después le quitaron el móvil de la riñonera y abandonaron el lugar. Entre los cinco detenidos hay un guardia civil, que ha sido apartado del cuerpo. El juez tiene previsto tomarles declaración en septiembre. Los detenidos mantienen que las relaciones sexuales fueron consentidas.

Entre todos retienen a la chica en el suelo, obligada, según el juez, a varias "felaciones" y penetrada por varios. Los mensajes interceptados por la policía fueron puestos a disposición del juez. Los amigos de los supuestos agresores contestaron: "Cabrones, os envidio. Esos son los viajes guapos".

Más información