Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Estaríamos traicionando a los militantes socialistas”

Francina Armengol, presidenta de las Islas Baleares, aboga por no facilitar un Gobierno del PP

La presidencia de Baleares, Francina Armengol, en Madrid, este jueves.
La presidencia de Baleares, Francina Armengol, en Madrid, este jueves. EFE

La presidenta de las Islas Baleares, Francina Armengol, cuyo Gobierno cumple ahora un año —en coalición con los nacionalistas de Més y el apoyo externo de Podemos—, aboga por no facilitar en ningún caso un Gobierno del Partido Popular. Tampoco quiere que su formación contribuya a ello con la abstención. “No podemos apoyar que salga adelante un Gobierno del PP por sus políticas; ni por nosotros, como socialistas, ni por España”, señaló este jueves a El PAÍS. Lo hizo después de leer la tribuna de Felipe González y de haber agitado el patio interno al defender ante Pedro Sánchez que intente forjar una mayoría de Gobierno si Mariano Rajoy y el PP fracasan.

“Si nosotros propiciamos que gobierne el PP, absteniéndonos, estaremos faltando a la palabra dada a los votantes y a los militantes socialistas; les estaríamos traicionando”, advirtió la líder de los socialistas de Baleares.

A diferencia de algunos de sus compañeros de otras partes de España, no dejó lugar al menor resquicio para que el PSOE pueda reconsiderar su posición y pase del no a la abstención. “Esa sería una malísima decisión con la que yo no estaría de acuerdo nunca”, afirmó tajante. La dirigente balear dio por seguro que en el comité federal del sábado saldrá el no a negociar con Rajoy y así se debe mantener.

“La opción de la abstención nos pasaría factura porque no es compatible esa abstención con la oposición que tenemos y debemos hacer”, concluyó.

Esta opinión de Francina Armengol tiene muchos seguidores dentro del PSOE, pero resulta minoritaria la propuesta de explorar la posibilidad de “otra mayoría” liderada por el PSOE.

“Si Mariano Rajoy no consigue los apoyos suficientes, el PSOE tendrá que tejer una alianza con otros partidos que son también responsables de que haya Gobierno en España”. Según su opinión, la responsabilidad de que no haya unas terceras elecciones “es de todos” y no solo de los socialistas. “Una opción de gobierno puede ser del PSOE con Podemos y Ciudadanos y otra con Podemos y los nacionalistas”, enumeró. Cualquiera de las dos opciones le parece válida; no ahora, recalca, sino si ocurriera que Rajoy no lograra los votos necesarios. “En nuestro sistema democrático gobierna quien tiene los apoyos suficientes”, recalcó.

Su experiencia le sirvió de guía para defender gobiernos con nacionalistas y con Podemos “sin temor alguno”. La necesidad de restablecer el diálogo con los partidos nacionalistas le pareció crucial porque “hay que tender puentes dado el grave problema territorial de España”. Ahora que Mariano Rajoy “convoca a los nacionalistas a reuniones, ¿por qué no lo puede hacer el PSOE, que es el partido que más se parece a España?”, se preguntó.