Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía halla decenas de fusiles de asalto en un caserío de Bizkaia

La operación contra el tráfico de armas ha sido desvinculada del terrorismo

La policía ha intervenido decenas de armas de fuego en un caserío de Bizkaia, en una operación que, de momento, se desvincula del terrorismo de ETA o islamista. Los agentes han intervenido 32 armas cortas y 55 fusiles de asalto, dos armas de fuego artesanales, varios silenciadores, cargadores y cartuchería metálica de distintos calibres, dos kilos de pólvora, accesorios para armas de fuego, 10 machetes, una lanza y una katana, entre otros efectos.

La operación ha sido realizada por la Comisaría General de Información, dedicada en exclusiva a la lucha contraterrorista. Sin embargo, la policía ha emitido una nota en la que subraya que "se descarta por el momento que su destino final fuera el crimen organizado o grupos terroristas".

Los agentes han encontrado en el caserío una caja registro estanca "similar a los artefactos tipo lapa, así como una maleta bomba simulada". Esas similitudes son con los artefactos que fabricaba la banda terrorista ETA para adosar bajo los coches de aquellas personas que pretendía asesinar.

Algunas de las armas las había comprado el detenido en armerías de fuera de España, a pesar de que muchas pertenecen al sistema Flobert: pueden ser legalizadas en España y no son letales salvo manipulación o utilización a muy corta distancia.

La policía añade: "El arrestado disponía de un taller clandestino con maquinaria y herramientas para la elaboración de armas de fabricación casera", y con capacidad para que esas armas acabaran "manipuladas y transformadas en armas de fuego real".