Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE mantiene por ahora el ‘no’ a negociar la investidura de Rajoy

Susana Díaz dice que el PSOE no puede ser "cómplice" del "daño" que ha ocasionado el PP

Pedro Sánchez y César Luena.

El PSOE respeta y escucha la propuesta del expresidente Felipe González —expresada en un artículo en EL PAÍS— de negociar con Mariano Rajoy su investidura si no logra una mayoría con otras fuerzas. Pero de momento no la atenderá. Esta es la opinión mayoritaria que se plasmará mañana en el comité federal, del que saldrá un no rotundo a propiciar un Gobierno del PP. Esta decisión puede ser revisada, pero nunca antes, sostienen los dirigentes socialistas, de que Rajoy lo intente con los grupos de centroderecha —incluidos los nacionalistas catalanes y vascos— en una primera sesión de investidura.

En la dirección del PSOE y entre la mayoría de los dirigentes territoriales del partido las reflexiones de Felipe González han causado cierta perturbación, al chocar con las intenciones y los pronunciamientos de todos ellos. Sin prejuzgar el futuro inmediato, en las filas socialistas se mantiene el rechazo a propiciar —aunque sea con la abstención— un Gobierno del PP. Todos los secretarios generales consultados se revuelven ante la presión del PP y del resto de los grupos políticos para que sea el PSOE el que resuelva la situación, a favor de Rajoy, e impida que haya elecciones.

En las entrevistas que ya ha mantenido el líder socialista y que hoy continuarán puede haber matices, pero el no es muy categórico, al menos para una primera sesión de investidura de Mariano Rajoy. La tesis mayoritaria apunta a que el presidente del Gobierno en funciones debe trabajar con los 182 diputados de centroderecha que hay en el Congreso para conseguir su apoyo. En ese grupo incluyen al PP, Ciudadanos, Convergència y PNV.

En esta ocasión sí hay certeza de que Mariano Rajoy lo va a intentar y, por tanto, se subirá a la tribuna de oradores a pedir el voto para su investidura. Los socialistas votarán no en primera y segunda votación de la primera sesión de investidura, señalan distintas fuentes del PSOE. A partir de ese momento empezará una etapa nueva “que no hay que adelantar”, señalan los interlocutores consultados. Los socialistas temen que si ponen ahora sobre la mesa el debate sobre una posible abstención propiciarían que el resto de actores políticos no se esfuercen en negociar con el PP. “Al final todos tranquilos porque el PSOE lo solucionará”, concluyen en el PSOE con evidente disgusto.

Susana Díaz cerrará la ronda de reuniones

Pedro Sánchez cerrará este viernes la ronda de reuniones bilaterales que inició el martes con los líderes territoriales del PSOE. El secretario general se verá con nueve dirigentes  la víspera del comité federal. El primer con quien se encontrará, a partir de las 11.00, es el secretario general de Castilla y León, Luis Tudanca. Le seguirán Rafael González Tovar (Murcia); Pilar Cancela, presidenta de la gestora en  Galicia; y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Por la tarde Sánchez recibirá al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; al de Asturias, Javier Fernández; a la vicepresidenta de Cantabria, Rosa Eva Díaz; al presidente de Aragón, Javier Lambán; y cerraría con Susana Díaz, presidenta de Andalucía. A primera hora del sábado, Sánchez tiene previsto reunirse con los responsables de Ceuta y Melilla.

Sánchez se entrevistó el martes con Idoia Mendia, secretaria general del País Vasco, y Sara Hernández (Madrid). El miércoles recibió a Ximo Puig, presidente de la Comunidad Valenciana; a Francina Armengol, presidenta de Baleares; y a Miquel Iceta, primer secretario del PSC.

Díaz: “No ser cómplices”

Los dirigentes del PSOE consideran que no es momento, por tanto, de avalar las palabras de Felipe González. La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, mostró todo su respeto a Felipe González pero no le siguió. “Ustedes ya saben lo que pienso”, dijo, al remitir a sus últimas declaraciones. “El PSOE no puede ser cómplice del daño y el sufrimiento que han ocasionado las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy y es a él a quien corresponde buscar los apoyos para conformar un gobierno”, señaló.

Díaz afirmó que es el dirigente popular quien tiene la responsabilidad de buscar los apoyos para conformar un Gobierno. “Ahora lo que toca es escuchar lo que diga el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez”, añadió. No hay diferencias sustanciales entre lo expresado por Díaz y el presidente de Aragón, Javier Lambán, que tachó de “necios” a quienes no atiendan a Felipe González. Lambán, en la reunión que mantendrá esta tarde con Sánchez, le dirá que el PSOE debe votar no a la investidura de Mariano Rajoy.

Un evidente esfuerzo hicieron los dirigentes socialistas por destacar las partes de la posición de Felipe González que mejor les vienen. El portavoz socialista en el Senado y vicecoordinador de la última campaña electoral, Óscar López, señaló en Antena 3 que en el artículo del expresidente no ha encontrado “la palabra abstención”. Y resaltó la parte en la que señala el rechazo a que el PP “pretenda descansar la gobernabilidad de España sobre la alternativa política que representa el PSOE”.

López también destacó que, en su tribuna en EL PAÍS, Felipe González recoge que “le corresponde a Rajoy la iniciativa, que le preocupa que el señor Rajoy no esté haciendo nada, o que sería deseable que se presentara con 169 o 170 escaños al menos”.

En la oposición

Nada nuevo, por tanto, hay sobre el “no a la investidura de Rajoy”, señaló el secretario de Organización del PSOE, César Luena, que también interpretó a González. “El espíritu del artículo es decir a Rajoy que se ponga a trabajar y articule una mayoría de derechas”. Y el PSOE a la oposición.

La apostilla de que los socialistas tienen que pasar a la oposición se ha recrudecido en las últimas horas tras irrumpir opiniones de que Sánchez debe intentar la formación de una mayoría si Mariano Rajoy fracasa en el intento. Estas posiciones las defienden la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como ya trasladaron el miércoles tras reunirse con el secretario general del PSOE en Ferraz.

También los representantes de Izquierda Socialista, como expondrá en el comité federal José Antonio Pérez Tapias. La presidenta de Andalucía recalcó ayer su opinión de que, si no se logró un Gobierno con 90 diputados —los obtenidos en las elecciones generales del 20-D—, “menos con 85” seis meses después. El presidente aragonés bromeó con la propuesta de sus compañeros de Baleares y Cataluña. “Creo que esa propuesta es producto de la tramontana que de vez en cuando aparece en esas zonas” afirmó.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, mostró por su parte cierta cautela con respecto a que los socialistas terminen dando su apoyo de alguna manera a un Gobierno de los populares. “Ya veremos si el PSOE, como pide el señor González, se acaba absteniendo en el último minuto, a última hora, para permitir que haya Gobierno, o no”, dijo, informa Juan José Mateo. Y añadió: “Coincido en la necesidad de que esto no se prolongue. A partir de ahí, cada partido hará lo que crea conveniente”.

Podemos se opone y Ciudadanos coincide en que no se prolongue en la formación del Gobierno

F. Manetto / J. J. Mateo

La dirección de Podemos se opone públicamente a que el PSOE apoye un Gobierno PP, aunque sus dirigentes la consideran como la hipótesis más probable. "Pensamos que gran coalición entre el PP y el PSOE sería un desastre, porque continuaría las políticas nefastas del PP", ha afirmado este jueves Irene Montero, jefa de gabinete de Pablo Iglesias, en referencia a la propuesta del expresidente socialista Felipe González. En línea con lo que piensa el propio Iglesias, Montero ha señalado que "el PSOE está en la disyuntiva entre un Gobierno del PP o un Gobierno progresista".

"La pelota sigue estando en el tejado del PP, pero se está revelando que tal partido está muy carente de juego", ha opinado la responsable de análisis político y social de Podemos, Carolina Bescansa. La cofundadora de la formación cree que "es muy importante que un partido tan arrinconado por la corrupción como el PP no vuelva a gobernar". "Es una cuestión de higiene democrática", ha recalcado en la Cadena Ser.

Por ello, Iglesias y su dirección ya se han dirigido públicamente a Sánchez para volver a ofrecer un Gobierno de coalición incluso antes de que Rajoy intente recabar los apoyos suficientes. El líder de Podemos aseguró ayer en una entrevista en EL PAÍS que está dispuesto a escuchar cualquier propuesta alternativa para evitar un Ejecutivo del PP.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha mostrado cierta cautela con respecto a que los socialistas terminen dando su apoyo de alguna manera a un Gobierno de los populares. "Ya veremos si el PSOE, como pide el señor González, se acaba absteniendo en el último minuto, a última hora, para permitir que haya Gobierno, o no". A lo que ha añadido lo siguiente: "Coincido en la necesidad de que esto no se prolongue. A partir de ahí, cada partido hará lo que crea conveniente".

Más información