Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP, PSOE y Ciudadanos se cruzan reproches sobre las negociaciones para formar Gobierno

Durante un debate, Casado pide una gran coalición, González la descarta por la corrupción y Girauta ofrece una mesa a tres

Pablo Casado, en una imagen de archivo. Ampliar foto
Pablo Casado, en una imagen de archivo. EFE

Pablo Casado (PP), María González Veracruz (PSOE) y Juan Carlos Girauta (Ciudadanos) han chocado este miércoles sobre las fórmulas con las que se puede desbloquear la formación de Gobierno tras las elecciones generales del 26-J. La primera cita entre representantes de distintos partidos tras la convocatoria electoral ha reflejado las grandes dificultades que afrontan estas formaciones para ponerse de acuerdo y evitar una nueva repetición electoral.

El secretario de Comunicación del partido de Mariano Rajoy ha ofrecido un Gobierno de coalición que ha sido inmediatamente rechazado por la secretaria de Ciencia, Participación y Política en Red de los socialistas. Durante la presentación del libro ¡Es el cambio, estúpido! (Stella Maris), el portavoz parlamentario de Ciudadanos ha pedido llegar a grandes consensos entre los tres partidos, pero los representantes del PP y el PSOE han demostrado la gran distancia que les separa ahora mismo: a la propuesta de Casado ha contestado Veracruz recordando los casos de corrupción que afectan al PP y que esta formación no se abstuvo cuando Pedro Sánchez se presentó en marzo a dos votaciones de investidura.

"Compartimos lo esencial, saber anteponer los intereses del país a los del partido. Apostamos por una gran coalición; por supuesto, incluyendo a Ciudadanos", ha dicho Casado, que se ha comprometido a que el PP facilite "la estabilidad al PSOE en aquellas comunidades autónomas y Ayuntamientos en las que está gobernando con Podemos" si hay acuerdo. Esta oferta, que ya hizo Rajoy tras las elecciones del 20-D, no ha tenido éxito hasta ahora entre los socialistas. Por ahora, son demasiadas las heridas abiertas entre los tres partidos. El debate ha estado marcado por el pacto de Gobierno que firmaron en febrero el PSOE y Ciudadanos, que vieron cómo ese proyecto fracasaba por el voto negativo del PP y de Podemos. 

"No es menor lo que nos separa", le ha recordado Veracruz a Casado. "Tu deseo, Pablo, es difícil que se cumpla y que de aquí salga un Gobierno de coalición", ha añadido. "La corrupción es un hándicap muy importante", ha subrayado.

El ejemplo de Patxi López

Pablo Casado ha puesto este miércoles un ejemplo histórico del pacto que quiere alcanzar el PP con el PSOE: la elección del socialista Patxi López como lehendakari del País Vasco con los votos de los populares.

En 2009, los dos partidos tradicionales, que habían sido segundo y tercero, respectivamente, en las elecciones autonómicas, se aliaron para desplazar del poder al PNV. A cambio, la formación conservadora consiguió la presidencia del Parlamento vasco.

El PP no valora otra opción que la de que Rajoy sea el próximo presidente, pero sus 137 diputados son insuficientes para mantenerlo en La Moncloa. El PSOE ha anunciado que no le dará su voto afirmativo ni su abstención. Y Ciudadanos, que no puede decidir el nombre del próximo presidente con sus 32 votos, se opone a la continuidad de Rajoy. Si nadie cambia su postura, el desbloqueo será imposible. Eso ha provocado momentos de tensión durante el debate: hasta tres espectadores han interrumpido a los ponentes para quejarse amargamente por la falta de acuerdos ("¡Estamos hartos! ¡Yo no vuelvo a votar!").

"Tendríamos que empezar a mirar hacia adelante y poner las luces largas. Los tacticismos pueden ser muy peligrosos", ha advertido Girauta. "Los tres queremos que España sea fuerte, que cobre el protagonismo que le corresponde en las relaciones internacionales, un modelo educativo que no nos ponga en ridículo, como el actual, acabar con el paro estructural…", ha seguido. "Invitamos al PP y al PSOE a una mesa a tres de la que salga un Gobierno o, como mínimo, un pacto de legislatura".

Más información