Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias exalta la patria y reivindica al PCE en su intento de superar al PSOE

El líder de Unidos Podemos se presenta como el candidato de "la ley, el orden y las instituciones ante los antisistema"

Unidos Podemos cerró este viernes la campaña del 26-J con una exaltación de su concepto de “patria, ley, orden e instituciones ante los antisistema” y la reivindicación de su nítido legado de izquierda, algo que el partido de Pablo Iglesias había sorteado en sus dos años y medio de vida. El pacto con IU ha cambiado las circunstancias, y el candidato de la coalición apeló abiertamente al PCE ante varios miles de personas congregadas en Madrid Río. “Gracias a la izquierda histórica, gracias al Partido Comunista", enfatizó. Con este mensaje, que deja atrás las referencias a la socialdemocracia que han sobrevolado las últimas semanas, tratará el domingo de movilizar el voto útil frente al PP.

Pablo Iglesias, entre Carolina Bescansa, Irene Montero, Xulio Ferreiro, Mònica Oltra, Íñigo Errejón y Alberto Garzón en el cierre de campaña.
Pablo Iglesias, entre Carolina Bescansa, Irene Montero, Xulio Ferreiro, Mònica Oltra, Íñigo Errejón y Alberto Garzón en el cierre de campaña.

Hace justo un año Iglesias empezó una gira por los Ayuntamientos gobernados por las candidaturas municipalistas impulsadas por Podemos, de Madrid a Barcelona, pasando por Cádiz. Durante la visita a la ciudad de José María González, Kichi, el ahora candidato de Unidos Podemos confesó a EL PAÍS que “en política, al igual que en el blues y en el jazz, hay que saber improvisar”. Entonces, a punto de empezar la carrera hacia las elecciones del 20 de diciembre, Iglesias afirmó que el momento pedía rock and roll. Han pasado doce meses, y su instinto de politólogo le ha llevado a adaptar la melodía a distintas circunstancias. Hasta este 26-J. Ahora, la música ha modificado, al menos en parte, el rumbo de Podemos. El partido ya es una coalición. Y esa alianza es lo prioritario. “Hoy hay algo más importante que Podemos. Es el encuentro histórico con la izquierda de toda la vida”, sintetizó.

Iglesias se extendió esta noche en las apelaciones y los agradecimientos a Izquierda Unida, a “izquierda histórica” y el Partido Comunista, al que no había citado en toda la campaña. El objetivo: retener a los votantes de IU no convencidos con la coalición. Los mensajes de la candidatura, tanto de los dirigentes de Podemos como los del líder de IU, Alberto Garzón, han ido girando hacia la izquierda en la recta final de la campaña, conscientes de que aún tenían una fuga importante de antiguos electores de la federación a quienes no convence todavía Unidos Podemos. “Esto no es solo una alianza electoral, esto es un encuentro con la historia”, clamó sobre la alianza. El candidato deslizó también un mensaje con trasfondo, y que puede tener sentido en el futuro: “Hay algo más importante que Podemos, que es el encuentro histórico con la izquierda de toda la vida”.

La música ha cambiado. “Hemos pasado por diferentes estilos. Ahora nos encontramos en un estilo maduro, que está funcionando muy bien, el contenido se mantiene y las formas se relajan. He madurado como músico, tocando lo mismo pero con un estilo mucho mejor”, señaló Iglesias a este periódico el jueves, antes de subir al escenario del penúltimo mitin de la campaña, en Jerez. Igual que hoy, le acompañaba Garzón.

El líder de IU apeló también al “hilo rojo de la historia” que les conecta, dijo, con “quienes defendieron la Segunda República”. No fue su única mención al republicanismo, porque también se despidió “por supuesto, con ¡Salud y República!” El candidato de la federación de izquierdas, especialmente aplaudido, insistió en el discurso rojo, y sus simpatizantes se afanaron en interrumpirle con cánticos de “¡España, mañana, será republicana!” y “Madrid será la tumba del fascismo”. El dirigente de IU llamó a los ciudadanos a la movilización social tras las elecciones. “Lo siguiente que tenemos que hacer es organizarnos. Este pueblo tiene que organizarse, y después del 26 de junio tenemos que organizarnos en las calles, movilizarnos”, pidió.

Iglesias está satisfecho con la campaña. Asegura que no está cansado. “Creo que ha sido muy eficaz privilegiar las apariciones en medios, los debates, las entrevistas difíciles, dando juego en los mítines a un plantel excelente de gente que llevamos. Ada, Mònica, Alberto, Íñigo, Irene, Echenique, Carolina. Creo que han funcionado muy bien. Ahora falta que los ciudadanos voten y que se confirme un buen resultado. Pensamos que tenemos opciones de ganar al PP y vamos a ver lo que pasa, pero satisfechos con el trabajo”.

Íñigo Errejón, número dos de Podemos, le acompañaba esta noche en el escenario junto con Mònica Oltra, Carolina Bescansa, Irene Montero y el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro. Ada Colau intervino por videoconferencia desde Barcelona. La referencia más directa al Brexit fue de Errejón. “El Reino Unido ha votado dividido. Presa de ideas de que los penúltimos tengan miedo de los últimos. Tenemos que decir que en España ostentamos el inmenso orgullo que aquí la ideología del odio no puede ganar, eso lo hizo el 15-M. Eso lo hizo la capacidad de construir patria como orgullo de una comunidad que se cuida”, afirmó.

Los portavoces de Unidos Podemos llevan dos semanas retando al Partido Popular e identificándole como único adversario, al margen del PSOE. ¿Han tratado de crear un espejismo de pugna meramente simbólico o de verdad creen que tienen opciones de competir con Mariano Rajoy? “Es real”, asegura Iglesias. “Un cierto margen de error está. Las encuestas no suelen ser generosas con nosotros y en este caso da la impresión de que todas apuntan en la misma dirección. Que somos los únicos que podemos ganar al PP, que es nuestro adversario natural, igual que el PSOE tiene que ser nuestro aliado natural”.

La oferta de pacto a Pedro Sánchez ha sido otra constante de esta campaña, aunque este viernes no hubo referencias a ello. “Si no nos ponemos de acuerdo con el PSOE no habrá Gobierno progresista. Y con respecto al adversario no hay duda”. El líder de Podemos asegura que pondrá sobre la mesa renuncias sustanciales para convencer a los socialistas. “Haremos todo lo que sea necesario”. En cualquier caso, agrega, “nadie contempla un escenario de terceras elecciones”. “No lo contemplo ni como hipótesis, yo creo que los ciudadanos no lo aceptarían. El resultado de las elecciones del 26 va a revelar una serie de tendencias no muy diferentes de las del 20-D. Creo que nosotros vamos a salir con resultado mejor y creo que los otros actores con un resultado un poquito peor. A partir de ahí hay que tomar una decisión, no creo que tenga sentido marear la perdiz. Vamos a seguir manteniendo nuestra oferta”.

Más información