Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mario Conde sale de la cárcel tras pagar los 300.000 euros de la fianza

La juez le concedió la libertad tras abonar por transferencia la cautela que se le exigía

Mario Conde, a la derecha, tras salir de la cárcel.
Mario Conde, a la derecha, tras salir de la cárcel. EFE

El exbanquero Mario Conde ha abandonado a las 19.50 de este viernes la prisión madrileña de Soto del Real, donde ingresó el pasado 13 de abril por blanqueo y delitos fiscales. La excarcelación se ha producido de orden de la juez Carmen Lamela, de guardia en los juzgados centrales, ordenara dejar libre a Conde tras recibir una transferencia de 300.000 euros en la cuenta del juzgado. El exbanquero abandonó la cárcel vestido con traje y corbata y se dirigió a un coche que le esperaba en la puerta, informa Europa Press.

Apenas tres horas antes, la juez Carmen Lamela había dictado un auto instando a la puesta en libertad una vez pagada la fianza. La juez ha impuesto al exbanquero varias medidas cautelares, entre ellas comparecencias todos los lunes ante el juzgado numero 1 de la Audiencia Nacional; presentación ante el juzgado “cuantas veces sea llamado”; y fijación de domicilio en España, “del que no podrá ausentarse y que no podrá variar temporal o definitivamente sin autorización judicial”.

Además, Conde tendrá prohibido salir de España sin autorización y conocimiento del juzgado y deberá entregar el pasaporte en la Audiencia el próximo lunes por la mañana. La juez le advierte de que el incumplimiento de cualquiera de estas obligaciones supondrá la “inmediata orden de detención” y el exbanquero volverá a prisión. Este auto ya se ha comunicado a Instituciones Penitenciarias y al juzgado de Colmenar para que ponga en libertad a Conde.

La transferencia bancaria la ha realizado el procurador Argimiro Vázquez Guillén. El pago en efectivo de la fianza se produce después de que el juez Santiago Pedraz rechazara esta semana el aval hipotecario presentado como garantía del pago de los 300.000 euros que impuso a Conde para eludir la cárcel, en la que ingresó en abril por blanqueo y delitos fiscales. Pedraz, en la misma línea que el fiscal, consideró insuficiente la garantía hipotecaria de cuatro fincas que ofreció el preso y le instó a depositar la fianza en metálico o mediante un aval bancario.

Más información