Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madres solteras, ahora por elección

El porcentaje de mujeres no casadas que tienen hijos ha pasado del 2% de 1975 al 42,5% de 2014

Si hay un gráfico que refleja los cambios sociales y demográficos de los últimos 40 años en España, es el de las madres solteras. Una expresión que hace dos décadas aún tenía connotaciones peyorativas y generaba, en el mejor de los casos, lástima ("pobre, tan joven, y ya con su vida destrozada"), ahora retrata, en la gran mayoría de los casos, a mujeres que conviven en pareja o que, sin tenerla, han decidido tener hijos. El porcentaje de madres no casadas ha pasado del 2% de 1975 al 42,5% de 2014, un crecimiento rapidísimo. Es decir, más de cuatro de cada 10 niños que nacen en España lo hacen de madres que no están casadas, en una tendencia imparable, según los expertos, que calculan que en pocos años superarán a los nacidos de mujeres casadas.

¿Qué explica este fenómeno? El Código Civil estableció en 1981 la igualdad ante la ley de los hijos nacidos dentro y fuera del matrimonio. De la España de esa época, aún mayoritariamente católica y practicante, hemos pasado a una sociedad crecientemente secular, en la que las generaciones jóvenes cada vez van menos a misa y ya no ven necesario casarse, ni siquiera por lo civil, sino que conviven en parejas de hecho, registradas o no. Las mujeres, más formadas e independientes económicamente, no buscan la seguridad matrimonial para procrear. El retraso de la edad de maternidad hace que cada vez más mujeres, ante el imperativo del reloj biológico, decidan tener hijos en solitario.

El 58% de las mujeres que tuvieron hijos sin estar casadas en 2012 tenían pareja, mientras que las madres solas constituían el 42%, y un 16% del total de nacimientos. El hecho de que más de la mitad de estas mujeres tuvieran 30 o más años en el momento del nacimiento parece reflejar que la maternidad en solitario es fruto de una decisión meditada y no de lo que antes se calificaba como accidente, como analiza el informe La transformación de las familias en España desde una perspectiva socio-demográfica. Mientras, el porcentaje de madres adolescentes es tan solo del 6%.

Aunque la tendencia es general, hay diferencias notables entre las distintas comunidades. Así, en Canarias el 63% de los nacimientos de 2014 fueron de madres no casadas, frente al 27% de Ceuta. Sin embargo, la media española es similar a la del entorno europeo, donde el fenómeno se inició en los años setenta en los países nórdicos y Francia. Allí, los bebés nacidos fuera del matrimonio ya superan a los nacidos dentro, una situación que los expertos coinciden en pronosticar que se producirá en España dentro de pocos años.

El mayor reto que plantean estas nuevas estructuras familiares es, probablemente, el de dar apoyo al cada vez mayor número de hogares monoparentales. Si tener hijos en familias donde hay dos progenitores ya supone muchas veces un complejo juego de malabares para conciliar horarios laborales y escolares, hacerlo cuando se cuenta con un solo adulto que a la vez ha de proveer y responsabilizarse de todos los cuidados es casi tarea imposible. Es necesario que tanto Administraciones Públicas como empresas contemplen esta realidad creciente a la hora de definir las ayudas y las medidas de conciliación.

Más información