Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece el bebé herido en el fuego en el que murieron cuatro de sus familiares

La ciudad de Jaén decreta tres días de luto por el incendio de Puente Tablas

Un momento del entierro de los fallecidos en el incendio de Puente Tablas.

Solo 24 horas después del incendio de una vivienda en la barriada de Puente Tablas de Jaén, en el que fallecieron cuatro miembros de una misma familia, ha muerto este domingo la niña de cuatro meses que había resultado herida grave y que permanecía ingresada en el hospital Materno Infantil de la capital jiennense. La ciudad ha decretado tres días de luto por el siniestro en una casa marcada por la tragedia al haber sido antes escenario de un asesinato sin relación con el suceso y la muerte de propietarios anteriores.

La pequeña, que fue reanimada tras el siniestro pero que no ha podido superar la gravedad de las heridas, era familiar de los otros cuatro fallecidos: su hermano de cinco años; su padre, de 36; su abuela, de 78; y su abuelo de 68. Estas cinco personas y dos más, la madre de los niños fallecidos y una prima que han sobrevivido, se encontraban en el chalé de dos plantas de la urbanización jiennense, situado a cinco kilómetros de la capital, cuando uno de los ocupantes intentó encender la chimenea con gasolina.

La deflagración y el rápido incendio sorprendieron a todos. El padre de los pequeños consiguió sacar al bebé y volvió a entrar en la residencia para rescatar a más familiares. Sin embargo, el humo y las llamas lo atraparon en el interior.

La pequeña pudo ser reanimada por los servicios de emergencia que acudieron a la casa y fue trasladada hasta el hospital, donde ha luchado durante 24 horas por su vida hasta que esta tarde ha fallecido, pese a que los familiares confiaban en una evolución favorable.

A propuesta del alcalde de Jaén, Javier Márquez, todos los grupos municipales han decretado tres días de luto oficial con motivo del trágico suceso. Hasta la medianoche del miércoles, las banderas ondearán a media asta y todos los acontecimientos previstos en la ciudad comenzarán con un minuto de silencio.

La Corporación, según ha informado a través de un comunicado, ha mostrado sus condolencias a los familiares de los fallecidos y ha resaltado la colaboración de todos los vecinos y, en especial, de las fuerzas de seguridad que intervinieron durante el siniestro.

La iglesia de San Félix ha acogido esta tarde el funeral por los cuatro primeros fallecidos, que han sido enterrados en el cementerio San Fernando.

Una casa marcada por la tragedia

Agentes del Servicio de Investigación de Incendios de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil y un familiar de los fallecidos han estado desde primeras horas de este domingo investigando lo ocurrido en la casa, marcada por la tragedia, ya que es la misma donde hace diez años fue asesinada la profesora sevillana Rocío Estepa en un crimen machista.

El autor del asesinato, el argentino Javier Olguín, fue condenado a 18 años de cárcel tras quedar probado que el 12 de octubre de 2006 asfixió a la profesora sevillana, de 29 años, con la que discutió en la misma vivienda incendiada el sábado tras descubrir la víctima que el hombre se había casado y tenía dos hijos en su país de origen.

La casa ha tenido otros tres propietarios, incluida una de las víctimas del fuego del sábado, desde aquel suceso. Todos han fallecido.

Más información