Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro personas, entre ellas un menor, mueren en el incendio de una vivienda en Jaén

Los testigos creen que el fuego se originó al intentar encender una chimenea con gasolina

Los agentes, junto al coche con los féretros de los cuatro fallecidos en el incendio de una vivienda en Jaén este sábado. Ampliar foto
Los agentes, junto al coche con los féretros de los cuatro fallecidos en el incendio de una vivienda en Jaén este sábado. EFE

Un menor de cinco años; su padre, de 36; su abuelo paterno, de 68;  y su abuela materna, de 78, han muerto en el incendio de una vivienda registrado en la zona Camino del Realejo de la barriada Puente Tablas (Jáen) cuando, según las primeras hipótesis, los habitantes de la casa, que sumaban siete personas, han intentado encender la chimenea con gasolina. Entre los heridos se encuentran una mujer y un bebé de cinco meses que permanece grave en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Materno Infantil de Jaén. Otra mujer más también ha resultado herida y ha precisado maniobras de reanimación cardiopulmonar.

El suceso se ha registrado sobre las cuatro de la tarde en la zona de Puente Tablas, una barriada situada a unos cinco kilómetros de la capital jiennense, según ha informado el servicio de emergencias 112. Los vecinos han informado de que a esa hora se ha oído una fuerte deflagración que se ha seguido de un intenso incendio. Uno de los habitantes de la casa ha conseguido huir rápidamente de las llamas a la calle, donde ha pedido auxiliio.

Los vecinos han intentado socorrer a las víctimas, pero la rapidez del fuego y el intenso humo, unido a que todas las dependencias estaban enrejadas, han hecho imposible la labor.

Las llamas se han propagado rápidamente por la vivienda, un chalé de dos plantas, y ha requerido la actuación de dos vehículos de los bomberos, dotado con nueve efectivos, así como de la intervención de policías locales y guardias civiles. Estos últimos agentes se han hecho cargo de la investigación del suceso.

Los bomberos han apagado el incendio y han intentado sin éxito reanimar al pequeño de cinco años que permanecía en el interior de la casa. Al mismo tiempo, los efectivos contra el fuego han rescatado del interior a una mujer y al bebé, que se encontraba en una cuna en una de las habitaciones del chalé. Familiares del pequeño han comentado que, dentro de la gravedad, este se encuentra estable y se recupera de las lesiones.

En el área residencial de los Puentes, donde se incluye la zona donde se ha registrado el siniestro, hay unos 6.000 propietarios de vivienda. La mayoría de ellos usan las casas como segunda residencia para fines de semana y los meses estivales.

El Ayuntamiento de la capital ha confirmado que el número de víctimas mortales se ha elevado a cuatro personas y el alcalde, Javier Márquez, ha lamentado "profundamente" los fallecimientos en el "nefasto" incendio. El gobierno local ha puesto a disposición de los familiares de las víctimas "los servicios municipales para ayudar en todo lo que sea necesario y para que estén lo mejor posible".

Márquez ha expresado en una nota, "sus sinceros sentimientos de pesar a los familiares de estas personas fallecidas en este triste hecho que tanto dolor ha causado esta tarde en la ciudad". "Ahora, lo que pedimos es que las personas heridas se puedan recuperar", ha añadido.

El regidor ha destacado "la rápida y gran labor realizada por los efectivos del Parque Municipal de Bomberos y Policía Local, así como de Guardia Civil y de los servicios sanitarios, que han hecho lo indecible por atender a estas personas".

El último suceso de estas características en Andalucía se registró hace dos años en la provincia de Sevilla, donde otras cuatro personas, entre ellas un niño de 11 años y tres adultos, dos de ellos ancianos, murieron intoxicados por inhalación de humo en el incendio de la vivienda donde residían en la localidad de Arahal.

Ese mismo año, cuatro hermanos de 3, 5, 8 y 12 años, fallecieron en El Vendrell (Tarragona) por un fuego registrado en el piso en el que residían.